ODS13. El cambio climático amenaza cada día nuestros sistemas de salud, económicos y políticos, y menoscaba el acceso equitativo a recursos básicos | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Tercer sector
Sectores:
 Servicios Ciudadanos

ODS13. El cambio climático amenaza cada día nuestros sistemas de salud, económicos y políticos, y menoscaba el acceso equitativo a recursos básicos

Natalia Lever,  Directora de The Climate Reality Project Latinoamérica
 

09-12-2020
  1. Desde su organización aseguran que los efectos de una crisis climática pueden ser devastadores, más incluso que la actual crisis sanitaria que vivimos. ¿Qué podemos hacer los ciudadanos, los gobiernos y las empresas para evitarlo?

La actual crisis sanitaria ocasionada por COVID-19, no es la única a la que se enfrenta la humanidad.

Desde hace ya varios años, hemos sido testigos de los impactos cada vez más devastadores del cambio climático, de acuerdo con NOAA (Administración Oceánica y Atmosférica Nacional), 2020 fue el año con más huracanes en el Océano Atlántico de la historia y ha dejado a países de centroamérica y el Caribe en muy mal estado. Otra de las consecuencias del cambio climático es el aumento de enfermedades pandémicas como la COVID-19, impulsadas por la creciente pérdida de biodiversidad y los aumentos en las temperaturas. El cambio climático amenaza cada día nuestros sistemas de salud, económicos y políticos, y menoscaba el acceso equitativo a recursos básicos como el agua o los alimentos para millones de personas alrededor del mundo; tomar acción urgente se ha convertido en una condición para la supervivencia y el bienestar de nuestras comunidades.
 
Todas las personas, sin importar edad, nivel educativo u ocupación pueden hacer una diferencia con sus acciones; es responsabilidad de todos reparar el daño que nuestra especie ha provocado a la vida en el planeta y protegerlo. Para tomar acción efectiva hay tres cosas fundamentales que debemos hacer: 1. Informarnos, 2. Compartir, 3. Movilizar. Como ciudadanos, gobiernos y empresas lo primero que debemos hacer es informarnos, escuchar a la ciencia, conocer sobre el cambio climático, sus consecuencias y las oportunidades que brinda la acción climática.
 
Compartir lo aprendido es parte esencial de la acción climática efectiva, porque nos permite tener conversaciones serias y profundas con nuestras comunidades acerca de cómo vivimos el cambio climático y qué soluciones colectivas podemos poner en marcha. De la conversación sigue la movilización, planear una estrategia de incidencia en nuestra escuela, empresa, o incluso nuestra casa. Podemos comenzar con cosas pequeñas que impliquen desde el involucramiento de nuestro primer círculo, como hacer composta y separar nuestros residuos en casa, hasta generar una estrategia de gestión de cambio climático en una empresa. Estudios han demostrado que la participación conjunta para alcanzar una meta común es una herramienta poderosa para el cambio. Un movimiento donde activamente participa 3.5% de la población nunca ha fallado en conseguir sus objetivos. A nivel regulatorio, los ciudadanos debemos exigir a políticos y gobernantes que cumplan con sus compromisos internacionales de reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) para detener el aumento de temperatura, que fortalezcan el crecimiento de las energías limpias y garanticen una recuperación justa y sostenible a la actual crisis económica.
 
Asimismo, las empresas son un actor muy importante en la sociedad, es necesario que influyan dentro y fuera de sus organizaciones para que tanto colaboradores como consumidores tengan conciencia del cambio climático y sumen sus esfuerzos para enfrentarlo. El cuidado del medio ambiente debe dejar de ser parte únicamente de los programas de Responsabilidad Social, debe formar parte de toda la organización y producción. Por ejemplo, para las empresas, es cada vez más rentable invertir en energías limpias, aquellas que están implementando activamente estrategias de gestión de cambio climático han obtenido hasta un 67% más de retorno sobre inversión.
 
 

  1. Con el actual parón económico y de movilidad que vivimos en buena parte de los países occidentales, los niveles de contaminación se han reducido sensiblemente. ¿Quizá sea este hecho una realidad a tener en cuenta cuando pase la pandemia?

La desaceleración de las actividades que ha provocado la cuarentena por COVID-19 ha disminuido la contaminación a un 30% a lo habitual. Sin embargo, los efectos del cambio climático siguen amenazando la vida de millones de personas, reconocidos científicos pronostican que cuando el confinamiento finalice y las actividades económicas regresen a la normalidad, las emisiones contaminantes podrían incrementar exponencialmente sobrepasando la registrada en 2019 con 55.3 Gigatoneladas de dióxido de carbono.
 
La pandemia actual es un claro ejemplo de que la salud humana está relacionada con la salud del planeta, si queremos evitar futuras enfermedades pandémicas y pérdidas económicas millonarias a causa de los crecientes desastres naturales. Debemos enfocar nuestros esfuerzos en evitar el aumento de temperatura global por encima de los 1.5° celsius, que es el límite que recomienda la comunidad científica internacional para la supervivencia de miles de especies en el planeta, incluyendo la humana. 
 
Una de las soluciones más eficientes, tanto para el bolsillo como para mitigar los efectos del cambio climático, es dejar atrás el uso de tecnologías contaminantes como los combustibles fósiles y transitar hacia las energías limpias y renovables como la energía solar o la eólica, que además ya son más baratas de producir en prácticamente todo el mundo.
 
De igual forma, en términos de movilidad, como consecuencia del confinamiento, el uso de automóviles y aviones ha disminuido, y con ello una gran cantidad de emisiones contaminantes a la atmósfera. La pandemia nos ha mostrado que existen otras alternativas de movilidad como la bicicleta o caminar que reducen drásticamente las emisiones contaminantes que afectan la salud. Es posible construir juntos ciudades más ecológicas, con espacios naturales y sistemas de energía, alimentación, y movilidad inteligentes, al tiempo que  se generan condiciones para una reactivación económica justa y sostenible.
 

  1. ¿Cómo involucra su organización a los diferentes stakeholders (empresas, gobiernos, sociedad civil) para lograr sus objetivos?

The Climate Reality Project comparte la verdad sobre la crisis climática y construye apoyo ciudadano para la implementación de acciones frente al cambio climático en  empresas, gobiernos, universidades y colectivos. Nuestra misión es catalizar una solución global al cambio climático, haciendo que la acción urgente sea una necesidad en cada nivel de la sociedad; y para ello acercamos la información sobre las soluciones y los beneficios de tomar acción climática, como acelerar una transición energética hacia fuentes de energía renovables.
 
Cada año, Al Gore, en conjunto con reconocidos científicos climáticos, investigadores y comunicadores de alto nivel, brindan entrenamientos del Cuerpo de Liderazgo en Realidad Climática alrededor del mundo, para dotar a ciudadanos comprometidos con las herramientas necesarias para convertirse en agentes de cambio en sus comunidades.
 
La ONG cuenta con una red comunitaria de 31,374 activistas en 141 países. The Climate Reality Project se enfoca en construir comunidades ya que hemos visto que si un grupo de personas con la misma misión y comprometidas con la misma causa se conectan entre sí, se puede generar un cambio verdadero, sin importar el lugar en donde se encuentren. Como votantes y consumidores, personas alrededor del mundo ahora están obligando a los políticos y ejecutivos a reconocer sus demandas, hoy millones de personas, particularmente niños y adolescentes están alzando su voz para exigir acción climática, uniéndose a través de zonas horarias, culturas y generaciones para exigir acciones urgentes sobre la creciente emergencia ecológica.
 

  1. En cuanto a la comunicación de sus actividades, ¿qué importancia le dan a la difusión de sus programas y cómo la llevan a cabo?

Resulta preponderante contar con una fuerza de acción climática que conozca no sólo las causas y efectos del cambio climático a nivel global y local, sino también las soluciones y herramientas para enfrentarlo. Por ello, The Climate Reality Project realiza entrenamientos gratuitos en todo el mundo para que la acción climática sea una realidad. Recientemente, estos entrenamientos se han trasladado al ámbito digital. Tras la pandemia, el activismo virtual ha tomado fuerza para convertirse en una herramienta importante que ayude a mitigar la crisis climática desde cualquier lugar en el que nos encontremos.
 

A través de plataformas digitales y redes sociales,  The Climate Reality Project ha compartido conferencias, talleres, entrevistas y programas de acción climática, en donde cualquier persona interesada puede unirse.
 
Las pláticas y presentaciones de Climate Reality, impartidas por líderes climáticos, científicos y expertos, abordan temas simples como acción climática desde casa, cambio climático y sus efectos, activismo digital, justicia social y ambiental, impactos sociales del cambio climático, migración, entre otros.
 
Ante la constante amenaza que representa el cambio climático, tenemos la obligación de continuar informando a la sociedad, sobre la realidad climática a la que nos enfrentamos y motivarlos a tomar acción.