ODS13. BASF calcula la huella de CO2 de todos los productos de venta | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Asuntos de Consumidores,  Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Energía e Infraestructuras

ODS13. BASF calcula la huella de CO2 de todos los productos de venta

BASF es la primera empresa química con datos de emisión transparentes para toda su cartera, formada por unos 45.000 productos

05-08-2020

BASF proporcionará a sus clientes los valores totales de las emisiones de CO2, las llamadas "huellas de carbono" de todos sus productos. La huella de carbono del producto (HCP) comprende todas las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con el producto que se producen desde la compra de la materia prima,  el uso de la energía en los procesos y hasta que el producto de BASF sale de la fábrica con destino al cliente.

"La sostenibilidad y la digitalización son elementos fundamentales de nuestra estrategia corporativa que estamos aplicando de forma coherente. Al calcular la huella de CO2, unimos ambas y creamos una transparencia mucho mayor para nuestros clientes en lo que respecta a las emisiones específicas de cada producto de BASF. Nos permite desarrollar planes junto con nuestros clientes para reducir las emisiones de CO2 a lo largo de la cadena de valor hasta el producto de consumo final", dice el Dr. Martin Brudermüller, Presidente del Consejo de Administración de BASF SE.

BASF ha estado calculando las HCP para productos individuales desde 2007. Con la solución digital desarrollada internamente, BASF podrá calcular la HCP de sus, aproximadamente, 45.000 productos a nivel mundial. BASF comenzará con segmentos de productos y clientes seleccionados en los próximos meses y tiene previsto que los datos de la HCP estén disponibles para toda la cartera a finales de 2021.

"Los temas de protección climática también son cada vez más importantes para nuestros clientes. En el futuro, podremos apoyarlos con datos fiables para que puedan alcanzar sus objetivos climáticos", señaló Christoph Jäkel, Jefe de Sostenibilidad Corporativa. "Con la ayuda de las HCP, nuestros clientes pueden identificar cuáles son los pasos que hay que tomar para evitar las emisiones de gases de efecto invernadero. Ya les estamos ofreciendo la oportunidad de reducir la huella de carbono de productos seleccionados utilizando materias primas alternativas y energías renovables".

Un ejemplo es el enfoque de balance de biomasa de BASF, en el que los recursos fósiles se sustituyen por materias primas renovables procedentes de residuos orgánicos y aceites vegetales en nuestro centro de producción en Alemania y se asignan matemáticamente al producto de venta. Otro ejemplo de la aplicación del enfoque de balance de masas es el proyecto ChemCyclingTM. Desde 2020, BASF ofrece a sus clientes las primeras cantidades comerciales de productos para cuya fabricación se utilizan residuos plásticos reciclados químicamente como materia prima al principio de la cadena de valor. Los productos de venta de BASF de ambos enfoques tienen las mismas propiedades que los productos basados en materias primas puramente fósiles, pero con una menor huella de carbono.

La protección climática es una parte importante de la estrategia de BASF. Por ello, se ha fijado el objetivo de mantener constantes las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la producción hasta el año 2030, a pesar de su mayor crecimiento. BASF está siguiendo un enfoque multidisciplinar que consiste en aumentar su producción y la eficiencia de sus procesos, comprar electricidad de fuentes renovables y desarrollar procesos fundamentalmente nuevos y de bajas emisiones.

Normas comparables necesarias

BASF ha estado utilizando métodos de evaluación de la sostenibilidad durante 25 años, que incluyen la recopilación y el procesamiento de datos para medir las contribuciones a la sostenibilidad, como se utiliza actualmente, por ejemplo, en SEEBalance® o Sustainable Solution Steering. El cálculo de la HCP de BASF se basa en datos sustanciales procedentes de la recogida de emisiones en su propia red de producción y en datos medios de alta calidad para las materias primas y la energía adquiridas. La metodología sigue las normas generales para el análisis del ciclo de vida, como la ISO 14044 y la ISO 14067, así como la norma de productos del Protocolo de Gases de Efecto Invernadero.

BASF se ha comprometido a introducir directrices específicas para el cálculo de las HCP en la industria química con el fin de crear igualdad de condiciones y una comparabilidad de los productos en toda la industria. "Estamos trabajando con varios socios para promover la estandarización", comenta Jäkel. 

Ver video.