ODS1. La pandemia ha aumentado el numero de niños soldado y los matrimonios forzados de niñas en grupos armados | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Derechos Humanos
Grupos de interés:
 Tercer sector

ODS1. La pandemia ha aumentado el numero de niños soldado y los matrimonios forzados de niñas en grupos armados

World Vision informa del aumento en el reclutamiento de niños en grupos armados como un medio para sobrevivir, acceder a alimentos y obtener ingresos y el aumento del matrimonio forzado y precoz de niñas, incluido el matrimonio forzado en grupos armados son otros de los devastadores impactos secundarios sobre la infancia que está causando la crisis sanitaria actual

11-02-2021

La ONU estima que el número de niñas y niños soldados en el mundo sigue siendo de decenas de miles. Aunque se ha avanzado para poner fin a esta práctica y liberar a los niños de las fuerzas y grupos armados, en 2019, la ONU verificó la existencia de 7.747 niños, algunos de tan solo 6 años, de los cuales, el 90%, fueron utilizados por grupos no estatales. 
 
Los grupos de monitoreo de derechos humanos estiman que puede haber hasta 250.000 niños y niñas todavía afectados por el reclutamiento y el uso, aunque es muy difícil conocer el número total debido a la ilegalidad de la práctica y las dificultades para verificar el total de casos. Se sabe, que todavía hoy, 46 países reclutan a niños menores de 18 años y en la actualidad se utilizan en al menos 18 conflictos en todo el mundo. 
 
A pesar de la magnitud del desafío, la violencia que experimentan los niños y el daño que ocasiona en su desarrollo, la financiación de programas para protegerlos y apoyar la reintegración de los ex niños soldado sigue siendo muy inferior a lo que se necesita. Dentro de la ayuda humanitaria, la protección infantil sigue siendo el segundo sector de respuesta menos financiado. La reintegración infantil representa una parte aún más reducida de los recursos asignados a la protección infantil. 

El impacto de la COVID-19 

Un factor clave que empuja o coacciona especialmente a los niños a unirse a un grupo armado es la pobreza. Los impactos socioeconómicos de la COVID-19 han cerrado escuelas, bloqueado el acceso a la educación para la mayoría de los niños en conflictos, han amenazado la seguridad alimentaria de las familias y han provocado caídas en los ingresos familiares. En algunos contextos de conflicto, la ONU ha visto un aumento en el reclutamiento de niños en grupos armados como un medio para sobrevivir, acceder a alimentos y obtener ingresos. La misma situación es la que ha contribuido al aumento del matrimonio forzado y precoz de niñas, incluido el matrimonio forzado en grupos armados. 
 
En algunos entornos de conflicto, la presión de la prevención y respuesta a la COVID-19 ha dado como resultado el desvío de los recursos de protección y reintegración infantil a intervenciones de salud y lavado de manos, reduciendo o, en algunos casos, terminando por completo con la ayuda para los niños afectados por el reclutamiento y el uso. 
 
Además, los bloqueos a los que ha obligado la pandemia han contribuido a reducir el acceso humanitario. Esto ha hecho que sea más difícil negociar un compromiso con las partes en conflicto para poner fin a esta práctica o dar seguimiento a los planes de acción cuando existen. 

World Vision volcada en la prevención y reinserción 

La ONG lleva años comprometida con la prevención del reclutamiento de niños y niñas y su reinserción a través de las siguientes acciones: 

  • Abogando por el respeto de los derechos del niño y el cumplimiento del derecho internacional, en colaboración con la ONU, SRSG for Children & Armed Conflict y con los defensores de los derechos humanos como Watchlist.  
  • Implementando un "Programa de prevención y protección infantil" en entornos humanitarios en conflicto, mediante la creación y apoyo de grupos comunitarios. 
  • Pidiendo la inclusión de la protección infantil y la participación infantil segura en los procesos de paz. 
  • Ofreciendo servicios de reintegración infantil holísticos y sensibles al género, con experiencia en Sudán del Sur, la República Democrática del Congo y la República Centroafricana que incluyen: 
  1. Un sistema integral de protección infantil y gestión de casos de violencia de género, atención médica, salud mental y apoyo psicosocial. 
  2. Apoyo para reingresar en la educación que sea apropiada para la edad, el género y las circunstancias, incluido el acceso a formación profesional y programas de aprendizaje.
  3. Reintegración social: reconectar a los ex niños soldado con sus familias, compañeros y comunidad, reconstruyendo la confianza y luchando contra el estigma.