ODS1. Mueren dos niños apoyados por World Vision a raiz de la detonación de dos artefactos explosivos en el norte de Siria | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Derechos Humanos
Grupos de interés:
 Tercer sector

ODS1. Mueren dos niños apoyados por World Vision a raiz de la detonación de dos artefactos explosivos en el norte de Siria

World Vision hace un llamamiento a todas las partes del conflicto para que protejan a los niños y niñas y den prioridad a su bienestar en todo momento. Los campos de juego, las mezquitas, los patios escolares, los campamentos y las comunidades deben ser seguros para los niños

25-08-2021

World Vision está horrorizada al conocer la muerte de dos niños desplazados en las cercanías del campo de Idlib Al-Abrar en Siria, que han fallecido por artefactos explosivos sin detonar. Los niños, de 7 y 11 años, estaban jugando después de la escuela con un objeto metálico que habían encontrado a 500 metros del campamento, y que habían llevado a casa. El objeto detonó mientras jugaban con él. Los dos hermanos han fallecido y sus tres hermanas han resultado heridas.  
 
Los cinco niños implicados en este accidente forman parte del proyecto de educación informal que World Vision desarrolla en la zona desde mayo de 2021. "Nuestros equipos sobre el terreno han suspendido temporalmente las operaciones para evaluar los riesgos y garantizar una estrecha coordinación con el personal responsable de las minas, así como con nuestros socios locales sobre el terreno. El proyecto se dirige a más de 5.000 niños y profesores con servicios de educación formal e informal para garantizar el aprendizaje continuo de las niñas y los niños desplazados", informa Johan Mooij, director de respuesta de World Vision Siria.  
 
Estos sucesos son cada vez más frecuentes. Hace tan sólo dos meses, cien niñas y niños podrían haber perdido la vida cuando un bombardeo tuvo como objetivo la mezquita cercana a este mismo centro educativo. Afortunadamente, no se registraron víctimas entonces.  
 
Sin embargo, cada ocho horas muere un niño en Siria. Se trata de 55.000 niñas y niños que, según los informes, han perdido la vida desde que comenzó el conflicto.  Este ha sido uno de los veranos más mortíferos para los niños de Siria: 45 han muerto o resultado heridos, según ha informado Naciones Unidas[3].  
 
"La muerte evitable de niños es otro horrible recordatorio de que los niños y las niñas siguen siendo las víctimas directas e indirectas del prolongado conflicto que dura ya una década. Todas las partes beligerantes deben cumplir sus obligaciones en virtud del derecho internacional para poner fin inmediatamente a las violaciones contra los niños”, añade Mooij. “Los niños corren un mayor riesgo frente a las municiones sin explotar; algunas son suficientemente pequeñas como para poder cogerlas, darles una patada, y ser confundidas por juguetes”.