Los ODS: asignatura pendiente de las empresas españolas | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Gobernanza
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  PYMES

Los ODS: asignatura pendiente de las empresas españolas





Deloitte ha presentado el informe '2030 Purpose: Good Business and a Better Future' que da cuenta de la situación de la alineación de las empresas cotizadas a la Agenda 2030.

16-01-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker





Sólo 9 de las empresas del IBEX 35 han incorporado a su estrategia un propósito que integre alguno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteados por la Organización de las Naciones Unidas. Este dato se desprende del informe de Deloitte '2030 Purpose: Good Business and a Better Future' (en su versión española), que ha evaluado la vinculación entre el propósito de las principales compañías españolas con el desarrollo sostenible y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), así como su nivel de integración en la estrategia de la empresa y en su modelo operativo.

El informe pone en el tapete la limitada involucración de las compañías españolas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Según el estudio, el 40% de las grandes empresas españolas cotizadas ya contemplan los ODS en sus Informes de Sostenibilidad y sus páginas web, pero sólo el 20% tiene sistemas de medición para medir su contribución a la consecución de los ODS. 

Ángel Pes, presidente de la Red Española del Pacto Mundial, expresó que el futuro de la economía sostenible pasa por “la digitalización, la descarbonización y nuevos modelos de negocio fundamentados en el compartir”. Hizo un llamado a las empresas a incluir de forma voluntaria los ODS dentro de la definición corporativa para reforzar los cambios hacia la nueva economía. 

La presentación del estudio estuvo a cargo de Teodoro Gómez Vecino, socio de Monitor Deloitte, quien señaló que en España los retos referidos a los ODS son básicamente en tres aspectos: “lucha contra la desigualdad, desarrollo sostenible y medio ambiente”. Expresó que España ocupa el puesto 25 de 157 países en niveles de cumplimiento de los ODS (de acuerdo al índice ODS, elaborado por REDS). Gómez Vecino señaló que hay varios factores que están influyendo en un aumento de la incorporación de los ODS en las empresas, como la lucha por los talentos y la demanda de parte de los clientes de productos y servicios que estén dirigidos hacia la sostenibilidad. 

Helena Redondo, socia de Gobierno Corporativo y Sostenibilidad de Deloitte, destacó que valoran los ODS dentro de su organización, porque han identificado como un riesgo la falta de talento para dentro de 20 años, por lo que han orientado sus estrategias para promover la educación de las nuevas generaciones. Además, reconocen como importante que, al lograr tener un mundo más equilibrado, habrá menos riesgos, por lo que el funcionamiento de las empresas será mejor. 

 

La práctica de los ODS sobre la mesa

Helena Redondo moderó una mesa redonda integrada por representantes de empresas que participaron en el informe, quienes contaron su experiencia en la incorporación de los ODS dentro de sus organizaciones. 

María José Gálvez, directora de Sostenibilidad de Bankia, explicó que el proceso de incorporación de los ODS en el banco pasó por el estudio de materialidad con el que pudieron detectar las áreas de oportunidades con respecto a los ODS y se enfocaron en “los que creemos que podemos aportar más valor”. De acuerdo a Fernando Riaño, director de Responsabilidad Social Corporativa, de Ilunion, el alineamiento a los ODS ha permitido hacer una revisión del plan estratégico de la empresa para orientarlo a la Agenda 2030, que es demandado tanto interna como externamente: “la gente quiere saber qué hay detrás de las marcas”. 

Cristina Moral, gerente de Responsabilidad Corporativa de Ferrovial indicó que los factores críticos a la hora de integrar los ODS a la organización están relacionados con el compromiso que se tenga de la alta dirección y la falta de conocimiento por parte de los empleados sobre estos objetivos y cómo sus trabajos aportan a ellos. Por lo cual, la empresa ha apostado por una campaña interna llamada “Being good, doing well”, que busca dar a conocer los ODS dentro de la gestión del día a día de sus colaboradores.

En Repsol han tenido un reto parecido. “Los ODS son muy relevantes para los empleados; lo hemos medido, pero queda en un plano teórico, porque en su día a día no lo ven tan claro”, aseguró Patricia del Val, analista de Responsabilidad Corporativa en Repsol. Es así como han trabajado desde el departamento de Comunicación para vincular sus noticias a los ODS y de esa forma poner en evidencia lo que se hace y el propósito. 

Para Emilio Martín-More, director de Reporting and Responsible Policies en BBVA, el reto es lograr bajar los ODS en la organización y mejorar la experiencia de los clientes a través de la digitalización. “En los ODS no hay nada nuevo, lo que más llama la atención es que ahora tenemos un lenguaje común”, sentenció. 

¿Qué es la Agenda 2030?

Adoptada por los líderes mundiales dentro del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, propone 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y 169 metas de carácter integrado que exigen una acción colectiva y colaborativa urgente en el ámbito económico, social y ambiental.
El Propósito 2030, que analiza el informe de Deloitte “2030 Purpose: Good Business and a Better Future”, establece una conexión con esta Agenda para lograr un panorama empresarial español sostenible.

La asignatura pendiente de las empresas españolas

Para alcanzar la interdependencia entre desarrollo sostenible y éxito empresarial, las empresas deben articular un propósito claro, vinculado a los grandes retos del desarrollo sostenible, y utilizarlo para dar forma a los planes y la cultura de la organización. Esto es lo que definimos como Propósito 2030.
Según el informe, las empresas del IBEX 35 aún tienen un gran margen de mejora en este ámbito:

  • Hasta 2016, sólo tres compañías contaban con un propósito integrado, de forma clara, en su estrategia.
  • Un total de 6 cuentan con un propósito orientado al bien común, similar a los ODS.
  • 21 empresas definen un propósito.
  • 5 compañías todavía carecen de un propósito claro.