ODS13.BMW, comprometido con la sostenibilidad | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Automoción

ODS13.BMW, comprometido con la sostenibilidad

BMW ha vendido ya medio millón de coches eléctricos en todo el mundo

02-01-2020

BMW ha vendido medio millón de coches eléctricos y espera doblar esta cifra en el año 2021. El fabricante alemán de automóviles de lujo y motocicletas estima que para entonces el 25% de las matriculaciones que se realicen en Europa serán de modelos eléctricos, llegando a representar la mitad de las matriculaciones en el año 2030.
 
La empresa germana ha logrado la venta de las 500.000 unidades en todo el mundo, en línea con la tendencia actual del mercado de motores verdes que ya comienzan a tener una presencia destacada en las calles.
 
El presidente de BMW Oliver Zipse aseguraba que "Medio millón de vehículos es la mejor prueba: nuestra amplia gama de vehículos electrificados da la respuesta exacta que necesitan los clientes".
 

Modelos eléctricos e híbridos enchufables de BMW
 

Los cuatro modelos eléctricos de BMW son i3, el i3s, el i8 y el i8 Roadster, con una autonomía mínima de 260 kilómetros. Desde la multinacional alemana han confirmado su intención de seguir con el desarrollo del i3, un modelo que seguirán produciendo hasta el año 2024.

Según explicaba en una entrevista con Corresponsables la Directora de Comunicación de BMW Group, Pilar García de la Puebla, en el Grupo BMW comenzaron a trabalar la electrificación en el año 1972. "El primer vehículo completamente eléctrico que hubo en el segmento premium fue el BMW i3 y de eso hace ya hace seis años", explicaba.

El modelo se fabrica en Leipzig en una fábrica especial, pensada para producir coches eléctricos en un proceso 100% sostenible, desde su fabricación hasta la entrega del vehículo. 

En cuanto a los modelos de híbridos enchufables están el Serie 2 Active Tourer, el Serie 3, el Serie 7 y el X3.
 
Los nuevos planes de tráfico, que ya han comenzado a implantarse en algunas de las principales ciudades españolas, siguen la línea de algunos países de Europa donde todavía nos llevan ventaja en la consecución de una movilidad más limpia.