ODS8. Lidl apuesta por el producto español y abrirá al menos 40 tiendas en 2022 | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Gobernanza
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Distribución y Gran Consumo

ODS8. Lidl apuesta por el producto español y abrirá al menos 40 tiendas en 2022

En su apuesta por proveedores locales, en 2020 la cadena incrementó la exportación de frutas y hortalizas españolas en un 72% y mantiene un ambicioso plan de expansión en España con la apertura de nuevos establecimientos y una inversión de 400 millones de euros

25-01-2022

Apuesta por los productos y productores locales, dinamización del mercado laboral, aportación al PIB y apertura de nuevas tiendas son los aspectos destacados en el Informe de Impacto Corporativo 2020 de Lidl en España. Un documento que ha sido elaborado por la consultora independiente PwC y presentado en rueda de prensa con la moderación de la periodista Cristina Villanueva y la participación del Director General Corporativo de Lidl España, Ferrán Figueras, y el Socio Responsable de Economics en Strategy en PwC, Jordi Esteve.
 

Apuesta por el producto local

"El 64% de los hogares españoles han modificado sus hábitos de compra y cada vez se decantan más por productos locales", ha subrayado Cristina Villanueva al inicio de la rueda de prensa. "Desde que iniciamos nuestra andadura aquí en España, hace 28 años, apostamos por producto español. Representamos el 14% de las exportaciones de frutas y verduras españolas. Somos un promotor de la marca España. Nuestros proveedores se aprovechan de este puente de exportaciones hacia nuestros 11.500 establecimientos alrededor del mundo", ha comentado al respecto Ferrán Figueras.

Desde su llegada a España en 1994, la compañía ha adquirido producto nacional por valor de más de 50.000 millones de euros y se ha consolidado como una de las principales plataformas de exportación del sector agroalimentario español.

En 2020, Lidl aumentó un 8% la exportación de productos agroalimentarios españoles hasta alcanzar los 2.680 millones de euros, superando los 7.500 millones de euros en los tres últimos ejercicios. Como consecuencia, en los últimos 5 años, Lidl ha contribuido a reducir el déficit de la balanza comercial española en un 5,9%.

Según ha explicado Figueras, en 2020 la cadena compró producto español por valor de 5.200 millones de euros, lo que supone un 13% más que en 2019 y, a su vez, un incremento de más del 58% en los últimos cinco años. Además, reforzó esta apuesta con la incorporación de más de 100 nuevos proveedores en 2020 hasta alcanzar los 850. 
 

Huella económica

Durante el ejercicio fiscal de 2020, la compañía ha continuado incrementando su contribución global al PIB aportando más de 6.500 millones de euros. "Por cada euro de beneficio, Lidl genera 18,60 euros adicionales al PIB", ha indicado su director general en España". Según el informe, estos datos representan el 0,64% del total del PIB nacional de 2020. Reflejando, además, un incremento respecto al dato de 2019 (que fue de un 0,52%) y un crecimiento medio del 9,5% durante los últimos 4 años.

A nivel de empleo, la cadena generó con su actividad en el año fiscal de 2020 cerca de 140.000 empleos entre directos, indirectos e inducidos (un 0,72% del total de España). "Estamos hablando de generar empleo de calidad. La proporción de contratos indefinidos llega hasta el 94% y en los últimos cuatro años hemos aumentado en 1.100 el número de mujeres que ocupan puestos de responsabilidad", ha añadido el Director General Corporativo de Lidl España.

Esta huella económica se ha extendido por toda la geografía española y se ha caracterizado por la capilaridad. No en vano, pese a que el impacto en el PIB ha sido mayor en términos absolutos en provincias como Madrid, Barcelona, Murcia, Valencia y Almería, la aportación de la actividad de Lidl al PIB en términos relativos ha sido especialmente relevante en provincias como Almería (3,24%), Murcia (2,14%), Huelva (1,55%), Palencia (1,41%) y Castellón (1,24%).

Como consecuencia de esta apuesta por el empleo, el sector principal más favorecido por la actividad de Lidl es el de la agricultura y ganadería, que, con más de 50.150 empleos, se ha beneficiado de un 41,1% del impacto indirecto e inducido.

Para Ferran Figueras, “estas cifras demuestran el valor añadido que aporta Lidl para generar riqueza económica y, consecuentemente empleo, en las provincias, las zonas rurales y áreas más despobladas que históricamente se han visto castigadas por la concentración de la actividad económica en las grandes ciudades”.

Esta generación de riqueza ha repercutido para las arcas públicos unos ingresos de 413 millones de euros en impuestos en 2020. "La contribución tributaria de Lidl en España equivale aproximadamente al pago de 1,13 millones de euros al día. O lo que es lo mismo, por cada 100€ de ventas, destina 9€ al pago de impuestos, lo que supone un 50% más que otros grandes operadores del sector de la distribución", ha desgranado Jordi Esteve, Socio Responsable de Economics en Strategy de PwC.

A modo de ejemplo, el responsable de PwC ha resaltado que esta contribución equivaldría al 27% del presupuesto destinado para becas y ayudas de estudiantes del Ministerio de Educación y Formación Profesional, o que podría sufragar la mitad del aumento en el presupuesto del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en el 2020.

Para concluir, Jordi Esteve ha subrayado la capilaridad de Lidl ya que “ha soportado un total de 14 millones de euros en impuestos locales durante 2020 que repercuten directamente en las arcas públicas de los ayuntamientos donde está presente”. 

Ferrán Figueras ha anunciado también un plan de inversiones para 2022 de 400 millones de euros en España y la intención de abrir al menos 40 tiendas nuevas. El Director General ha querido resaltar que “el compromiso de Lidl con España es firme y vamos a seguir abriendo tiendas y comprando producto español, generando riqueza y empleo a lo largo de todo el país”.

También indicó que continuarán evolucionando sus plataformas logísticas enmarcando la conciencia en Responsabilidad Social Corporativa. En este sentido, el 100% de los residuos que Lidl gestiona en sus plataformas logísticas de la península se recicla y, desde 2018, el 100% de la electricidad que utiliza Lidl en España sea de origen renovable.