Desigualdad social y peligros ambientales, los grandes desafíos de la próxima década | Corresponsables.com España

Desigualdad social y peligros ambientales, los grandes desafíos de la próxima década

12-01-2017

El Informe de Riesgos Globales 2017 evalúa hasta una treintena de riesgos mundiales y 13 tendencias que podrían agravar dichos riesgos a la conexión entre ellos. En este sentido, a la desafección política y la disrupción existen como telón de fondo, el informe detecta tres riesgos globales principales: desigualdad social, peligros medioambientales y la gestión de la disrupción tecnológica.

DESIGUALDAD SOCIAL

Persiste la desigualdad económica y la distribución de la riqueza así como la polarización de las sociedades. Estos riesgos ocupan el primer y tercer lugar de tendencias que determinarán los próximos 10 años, según el informe del WEF.

Los 750 encuestados señalan el subempleo y la profunda inestabilidad social como algunos de los riesgos interconectados. En este sentido, el informe advierte sobre los riesgos del populismo y señala que la combinación de ambos podría acabar “erosionando la solidaridad social sobre la que descansa la legitimidad de nuestros sistemas políticos y económicos”. Y aborda la posible necesidad de reformar el capitalismo para afrontar la “aparente falta de solidaridad” en los más ricos y los más pobres.

 

RIESGOS MEDIOAMBIENTALES

Igual que en 2016, el medioambiente se mantiene como uno de los principales protagonistas de los riesgos globales. El cambio climático ha sido la segunda tendencia de este año en el que, por primera vez, los riesgos medioambientales han sido considerados como de alto riesgo y de alta probabilidad.

Los fenómenos meteorológicos extremos emergen como principal riesgo global , algo que no es extraño cuando fenómenos como El Niño han aumentado la concentración de CO2 este 2016, un año que se ha convertido en el más caluroso de la historia según la OMM.

Aunque 2016 también ha sido el año de grandes avances en la lucha contra el cambio climático gracias a la entrada en vigor del Acuerdo de París; el WEF insiste en que los cambios políticos en Europa y América del Norte ponen en riesgo dichos avances. Un hecho que también pone de manifiesto las dificultades que afrontan los líderes mundiales a la hora de acordar medidas globales para poner freno al calentamiento global.

Para Margareta Drzeniek-Hanouz, directora de competitividad y riesgos globales del Foro Económico Mundial, “se requiere que los líderes tomen medidas urgentes y que trabajen juntos para solucionar problemas críticos. El impulso experimentado en 2016 para hacer frente al cambio climático demuestra que una acción colectiva a nivel internacional para hacer frente a otros riesgos es posible”.

 

LA DISRUPCIÓN TECNOLÓGICA

Por último, el WEF también pone el foco en que la sociedad y el cambio tecnológico no siguen el mismo compás. Es decir, existe un desfase entre el ritmo al que evoluciona la tecnología y la velocidad de la sociedad para asumir esta evolución. En concreto, de las 12 tecnologías emergentes analizadas en el informe, los expertos apuntan que la inteligencia artificial y la robótica tienen el mayor potencial para ofrecer beneficios, pero también para provocar efectos negativos, por lo que, según el foro, es imprescindible mejorar la regulación en este ámbito.

Del 17 al 20 de enero se celebra la reunión anual del Foro Económico Mundial en 2017, un encuentro global donde el tema protagonista será cómo hacer frente a los riegos del mundo actual.