Educación financiera, un pilar de la RSC de Abanca | Corresponsables.com España

Educación financiera, un pilar de la RSC de Abanca

03-10-2016

Desde que se puso en marcha el programa que ABANCA ha diseñado, en el último trimestre del pasado año, la iniciativa ya suma más de 13.000 beneficiarios, de los que más de la mitad -7.500- son niños y niñas que han podido empezar a tomar conciencia de la importancia de una gestión adecuada del dinero en el día a día de una manera lúdica y divertida.

Además de nuestras propias iniciativas que desarrollamos a lo largo de todo el año, hemos apostado decididamente por sumarnos a las iniciativas que han ido surgiendo en los últimos años, de manera global. Así, desde ABANCA nos sumamos a la celebración del Día de la Educación Financiera, promovido por el Banco de España y la CNMV. Para ello, hemos puesto en marcha un programa de más de 30 actividades que se desarrollará a lo largo del mes de octubre y noviembre en las siete principales ciudades gallegas, además de otros municipios relevantes.

 

ACTIVIDADES DIA DE LA EDUCACIÓN FINANCIERA

La celebración del Día de la Educación Financiera se enmarca dentro del programa general que impulsamos desde ABANCA en colaboración con Afundación a lo largo de todo el año y que tiene como objetivo fundamental acercar a toda la ciudadanía, independientemente de su edad, la información y conceptos más importantes del ámbito financiero. 

Nuestras actividades organizadas con motivo de la conmemoración de este día están estructuradas en tres grandes bloques en función de la etapa de la vida a la que van dirigidas. 

Para los más pequeños, niños y niñas de hasta 12 años, se han diseñado dos acciones: el ‘Gran Prix Financiero’ y la obra de teatro ‘De los cuentos a las cuentas’.  El ‘Gran Prix Financiero. ¿Jugamos a ser mayores? ¡Me divierto aprendiendo a ahorrar!’ es un divertido juego con el que se pretende mostrar al público infantil que el dinero no aparece por arte de magia, a distinguir entre lo necesario y lo deseado, y que no siempre podemos tener lo que queremos. Mediante la simulación de situaciones cotidianas y reales los participantes aprenderán a gestionar el dinero a través de las distintas fases del juego de las que se compone el Gran Prix.

La obra de teatro ‘De los cuentos a las cuentas’, dirigida a escolares de 4º, 5º y 6º de Primaria, pretende mostrar de una forma lúdica la importancia del ahorro y del esfuerzo personal y común.  La pieza, producida especialmente para el programa de educación financiera de ABANCA y Afundación, llegará a 8.000 escolares gallegos entre octubre y noviembre, momento en el que será estrenada.

Además, para el colectivo de mayores hemos diseñado y programado una conferencia-taller bajo el título ‘¿Estás preparado para mejorar la gestión de tus finanzas personales?’. Con esta iniciativa se pretende ayudar a los asistentes a tomar conciencia de su relación con el dinero y avanzar hacia un comportamiento financieramente más responsable, a través de tres grandes ejes: la gestión del dinero, la elección de productos financieros y la planificación financiera. 

Por último, acercamos la educación financiera al alumnado de bachillerato y a los jóvenes estudiantes universitarios a través de la conferencia “¿Preparados para dar el salto?: Las necesidades financieras a lo largo de la vida” donde se le expone a la gente joven la necesidad de formarse en esta materia, especialmente en un entorno laboral cada vez más incierto. Esta conferencia se estructura en torno a tres ejes: la evolución de la economía en estos últimos años de la crisis y la situación actual de los mercados, la evolución del mercado laboral, que va a exigir transitar del empleo a la empleabilidad, y la necesidad de tener un comportamiento responsable, centrado en la gestión del dinero, la elección de productos financieros y la planificación.

Con la realización de estas actividades, desde el departamento de Responsabilidad Social Corporativa de ABANCA damos cumplimiento al compromiso que hemos adquirido con la sociedad, poniendo en práctica la firme convicción de que uno de los valores de la banca será integrar en su gestión los elementos de dirección necesarios para desarrollar un modelo de empresa ciudadana responsable que contribuya a un desarrollo sostenible, que satisfaga las expectativas de sus grupos de interés y comunique de manera transparente posibilidades reales de acompañamiento y apoyo a las necesidades de la sociedad.