El empleo, elemento clave para que las víctimas de violencia de género recuperen su autonomía y autoestima | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  PYMES,  Administraciones y Empresas Públicas

El empleo, elemento clave para que las víctimas de violencia de género recuperen su autonomía y autoestima

21-11-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

El empleo es un elemento clave para recobrar la normalidad de las víctimas de violencia de género posibilitando su autonomía económica, ayudando a recuperar su autoestima y evitando que las situaciones de violencia se reproduzcan, según han coincidido en destacar los expertos reunidos en la jornada sobre violencia de género organizada por Clece.

Bajo el lema 'Testigos del cambio', el encuentro quiso reflejar el actual punto de inflexión en la lucha contra la violencia de género tras un año marcado por hitos como el Pacto de Estado o la movilización social, por lo que reunió los puntos de vista de profesionales de los ámbitos de la administración, las entidades sociales, las fuerzas y cuerpos de seguridad, la justicia, los medios de comunicación y la empresa.

Así, la anterior Delegada del Gobierno para la Violencia de Género, María Jesús Ordoñez, hizo una retrospectiva para destacar los avances de los últimos años en la lucha contra la violencia de género y se remontó 20 años atrás, recordando el caso de Ana Orantes como el crimen que cambió la visión de la violencia machista en España.

Desde entonces, "con ayuda de las organizaciones sociales, asociaciones de mujeres, medios de comunicación y empresas hemos dado un cambio positivo" afirmó, reiterando que en España "se han dado pasos certeros y eficaces, con tenacidad y mucho rigor". En ese camino, indicó que el Pacto de Estado aprobado en septiembre de 2017 significaría un "antes y un después" reflejando el consenso alcanzado entre las distintas fuerzas políticas para adoptar las medidas necesarias de protección a las víctimas.

Por su parte, Beatriz Naveira Sanjurjo y Laura Madruga del Ganso, miembros de la Unidad Central de Familia y Mujer de la Policía Nacional, UCFAM, explicaron el protocolo de atención a las mujeres y el funcionamiento del Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género, Sistema VioGén.

Además de estas y otras expertas, por la tarde la jornada se reanudó abordando el acceso al mercado laboral de las mujeres víctimas. "Hay consenso sobre que el empleo cierra el círculo para salir de la violencia de género. Sin embargo, no conseguimos integrar laboralmente a las supervivientes. ¿Por qué?" preguntó a los asistentes la delegada social de Clece, Daniela Macías.

"La mayoría de las supervivientes quieren simplemente recuperar su vida, normalizar su situación. Esto quiere decir que el empleo es vital. Cuando se sale de casa, se conoce gente y se hacen vínculos, se consigue una red de apoyo mejor. El trabajo permite desconectar del ámbito personal y descubrir nuevas motivaciones", ha añadido.

Así, a su juicio, "el empleo se convierte en un mecanismo para prevenir una nueva situación de violencia" aunque aún existen muchos prejuicios como "que el maltratador se va a presentar en el centro de trabajo, que son mujeres débiles o frágiles o que se pueden generar situaciones de agravio comparativo con sus compañeros". Clece cuenta con un proyecto social gracias al que 240 supervivientes trabajan en su plantilla.