El sueño de Álvaro | Corresponsables.com España

El sueño de Álvaro

28-09-2015

 

 

La idea nace de una experiencia personal. Mi hijo mayor Álvaro padece una enfermedad neurodegenerativa que le ha provocado discapacidad sensorial y física.  Durante muchos años viajamos por todo el mundo sin problemas, pero a medida que la enfermedad progresó y la movilidad de Álvaro se resintió, fuimos topando con los impedimentos y barreras que suelen encontrar los discapacitados reduciéndose los destinos y propuestas a las que podíamos optar con garantías.

 

La evolución de la enfermedad de Álvaro me llevó a un replanteamiento profesional.  A pesar de la crisis, había tomado la decisión de dejar mi empleo y buscar una salida profesional que me permitiera estar más con mi familia y, a la vez, que esta pudiera ser y sentirse parte de un proyecto.  No fue un proceso fácil ni rápido.  Pero, de súbito, un día me di cuenta de que:

 

  • Mi ciudad, Barcelona, es una de las ciudades con mayor atractivo turístico del mundo.
  • La crisis que tan dura factura estaba pasando a todos los sectores económicos, apenas había afectado al sector turístico.
  • Comparándola con los destinos turísticos europeos competidores, Barcelona ofrece un nivel de accesibilidad muy superior.

 

Con estas premisas claras todo fue mucho más fluido.  Internet aportó los datos necesarios que no hacían más que reforzar la apuesta de crear un receptivo en Barcelona dirigido a los turistas con discapacidad.

 

Nos sorprendió la ausencia de potenciales competidores. Muchas páginas en internet dan consejos. Muchos bloggers opinan y aconsejan. Algunos guías turísticos elaboran tours específicos.  Pero al final, no había ninguna agencia de viajes en el destino que ofreciera el servicio receptivo integral y coordinado. Nos sorprendieron, todavía más, las cifras que encontramos.  El potencial del turismo accesible es enorme y en crecimiento continuo.  Estamos hablando según estudios de la Unión Europea de un impacto económico anual de 390.000 millones de euros en el marco de la Europa de los 27.  Y lo que es todavía más interesante, el mismo estudio indica que la ausencia de oferta suficiente hace que se dejen de generar unos 142.000 millones adicionales.

 

Un colectivo de ciento cuarenta millones de turistas potenciales en la UE.  Un colectivo que viaja acompañado por una media de 1,5 acompañantes.  Un colectivo que si bien viaja un menor número de veces al año ofrece la contrapartida de estancias más largas y, a menudo, en épocas de menor afluencia turística. 

 

Un pequeño equipo de 4 personas, la incondicional ayuda de Álvaro como especialista/probador de producto y montañas de ilusión y responsabilidad han permitido que esa quimera inicial sea hoy una realidad. 

 

La acogida del sector ha sido muy buena. Los establecimientos hoteleros han entendido nuestro mensaje. Hemos revisado, documentado e introducido en una base de datos única en el mercado todas y cada una de las habitaciones adaptadas de más de 350 hoteles en Catalunya. Nuestro discurso les ha llegado y les ha permitido entender que, más allá de que estén obligados por ley, atender a las necesidades de los discapacitados es mucho más.  Es un tema de responsabilidad. Es un tema de formación. Pero también, es un tema que les puede reportar un importantísimo retorno económico.

 

Las atracciones turísticas también nos han recibido con los brazos abiertos. Visitarlas con Álvaro para comprobar su potencial para los turistas discapacitados  ha sido una gran experiencia. Educativa y formativa. Para ellos para detectar áreas de mejora, oportunidades de mercado y respuestas a muchas preguntas. Para nosotros para comprender que la discapacidad no es en absoluto homogénea. La heterogenia subyacente en ella nos obliga a elaborar experiencias diseñadas a medida para cada cliente.  Porque lo que puede resultar accesible para A puede ser totalmente inaccesible para B. Porque nuestros clientes se merecen experiencias sin engaños y que sepan de antemano qué es lo que podrán o no podrán hacer o ver.  No podemos decepcionar la confianza e ilusión que depositan en nuestro servicio.  Y de ahí el lema de Barcelona Special Traveler, si no lo hemos probado, no lo ofrecemos.