El reto de conectar la RSE con la educación | Corresponsables.com España

El reto de conectar la RSE con la educación

16-05-2014

 

 

Para conocer las tendencias de la Responsabilidad Social en el ámbito de la educación, la primera de las preguntas del Diálogo giró en torno a la manera en qué las organizaciones colaboran en esta materia. La primera en tomar la palabra fue Naiara Cantabrana, directora Fundación Randstad Cataluña, quien comentó que la entidad apuesta por la educación en valores. Por ello, señaló: “Para la empresa, desarrollar planes de educación y RSC implica trabajar la cultura corporativa y muchas veces surgen proyectos vinculados a voluntariado que también implica trabajar con todos los empleados y sus familias”. 

 

En la misma línea, Ana Morancho, responsable de Proyectos Sociales de Danone, habló de la educación en valores y presentó al resto de asistentes el programa social ‘Escuelas Deportivas Danone’. Así, sobre el programa, Morancho explicó que el Observatorio de Estudios de ESADE ha llevado a cabo un análisis de conducta entre los niños que asisten a las Escuelas Deportivas Danone y “está demostrado que haciendo deporte en equipo se transmiten valores y los niños mejoran en un 95% su rendimiento escolar”.  En este sentido, Morancho remarcó la importancia de “a lo largo de un proyecto, observar realmente que los programas funcionan realizando estudios e informes”. 

 

Miriam Hernández, responsable de Desarrollo de Negocio de TÜV Rheinland España habló sobre la integración de la RSE en la empresa: “Creemos que la Responsabilidad Social se puede llevar a todos los departamentos de una empresa. Todo lo que signifique formar a la gente y que luego apliquen en sus casas los conocimientos adquiridos, es importante para nosotros”. 

 

En su caso, María Zaragoza, Marketing Communications Manager de Epson, explicó las soluciones que ofrecen para ayudar a los centros educativos: “Tenemos muchos productos revolucionarios que suponen ahorro de recursos para los centros. De esta manera, ayudamos a que las instituciones educativas puedan centrar su foco en la enseñanza de calidad”. 

 

David Baró, responsable de programas educativos de Zenit Comunicación reflexionó sobre la relación entre la RSE y la crisis: “Nos hemos planteado que estamos en esta situación de crisis, entre otras cosas, porque creemos que hemos perdido uno de los grandes valores que es el de la Responsabilidad tanto personal como colectiva”. “Como humanos, mucha parte de nuestra responsabilidad se la hemos cedido a otra gente, a entidades u organizaciones que encima no han sido responsables”, aseguró. 

 

Le siguió Mª Carmen Ruiz Carmona, responsable de RSC de EatOut, expuso los planes de la compañía en educación y RSE: “Hemos patrocinado unas becas anuales para proyectos innovadores que tienen que ver con educación y hábitos saludables para niños en edad escolar y que fomentan la cultura de la gastronomía Catalana”. “Ahora, nos hemos planteado ir más allá con estos proyectos y hemos decidimos asumir las propuestas ganadoras internamente. Así, estamos intentando implicarlas en nuestras marcas, dándole vida en los restaurantes, por ejemplo”. 

 

En su turno, Daniel Lliró, director de Comunicación Corporativa y RSC de Grupo Zurich, relacionó la RSE y la innovación con la crisis: “La Responsabilidad Social son todas aquellas actuaciones que conllevan a mejorar las situaciones que se generan, por lo que la salida de la crisis no tendría ningún sentido sino es a través de la innovación. Y la innovación no es otra cosa que añadir conocimiento a los procesos que hay dentro de las empresas y dentro de la sociedad”. Por lo tanto,  “hay otra manera de verlo y es ¿cómo contribuir a que nuestra sociedad sea más innovadora?”, añadió.

 

Sobre llevar el impacto de la RSE más allá de la acción concreta o de un colectivo específico, Neus Pociello, directora de Fundación AROA, comentó: “Desde la perspectiva social, hacen falta herramientas para que el impacto no se quede en una mera acción concreta dentro de un colectivo concreto. Por ejemplo,  los proyectos educativos y de acción social cuando se plantean desde una perspectiva muy local, muy comunitaria, deben implicar a todos los agentes, trabajando coordinadamente con la comunidad para adaptando el proyecto muy localmente”. 

 

Marta Llambias, profesora de primaria Escola Heura habló sobre la cantidad de proyectos que existe y la falta de tiempo para llevarlos a cabo. Además, aseguró que los proyectos internos y externos no pueden desvincularse: “No es factible aceptar proyectos que no se puedan integrar a los currículos, la gracia es encontrar proyectos que puedan conectar directamente con nuestro currículo”. 

 

 

¿TRANSMITIR LA RSE DESDE PEQUEÑOS O EN LA VIDA ADULTA?

Por su parte, Fina Martínez, pedagoga, habló sobre la RSE en las escuelas: “Las escuelas estamos muy abiertas a la visión de la RS, también en la parte medioambiental. La RS en la escuela empezó con una necesidad que vino de fuera y, posteriormente, hemos venido adaptándonos a esta realidad y empezamos a cambiar nuestros hábitos con el objetivo de que los niños ya crezcan con una actitud y valores responsables. Así, los futuros adultos del mañana ya serán responsables con el medioambiente y responsables en temas sociales”. 

 

En esta línea, María Zaragoza, Marketing Communications Manager de Epson comentó: “Estoy de acuerdo que dentro de unos años no deberíamos discutir sobre estos temas porque deberíamos ser todos socialmente responsables; no sólo en las escuelas primarias o de educación pre-escolar, incluso en las universidad; no sólo en los másters, también la RS debe estar integrada de manera transversal en las carreras universitarias”. 

 

Silvia Ayuso, coordinadora de la Cátedra Mango de RSC añadió: “La responsabilidad no es una técnica que se puede adquirir y luego ya se tiene absorbida, hay que seguir trabajando en estos temas porque uno de los peligros que existe no es que no se aprenda en la escuela sino que con las diferentes presiones que hay en la sociedad se pierdan esos valores”. 

 

Para Alejandro Fernández, director Centros Educaixa de Obra Social de La Caixa. “el reto es lograr que la escuela sea realmente responsable. No se trata de ser pesimistas pero las cifras indican que sólo el 3% de los padres participa responsablemente en los colegios y que sólo entre el 5% y el 6% de los profesores (en escuelas de 3-16años) son activos, es decir que realizan actividades o funciones relacionadas a la enseñanza más allá de la jornada laboral”. “El gran reto es que todas las acciones que se realicen en RS, y las relacionadas a la educación, no sean vistas como acciones concretas. Todas ellas deben ser sostenibles tanto temporal como económicamente, y escalables”, puntualizó. 

 

 

LA RSC EN LA UNIVERSIDAD

Otro de los temas de debate se centró en la presencia de la RSE en las universidades no solo como parte de la filosofía de los centros universitarios sino como asignatura dentro del plan de estudios. En este sentido, Silvia Ayuso, coordinadora de la Cátedra Mango de RSC puso énfasis en el papel de la RSE en la universidad: “Lo principal es reconocer que, de todos los créditos universitarios, la RSC tan solo es una asignatura que tienen que cursar en toda una carrera los estudiantes. Por lo tanto, el reto es integrar la visión de la RSC más allá de una sola asignatura”. 

 

Por su parte, Daniel Lliró, director de Comunicación Corporativa y RSC de Grupo Zurich, explicó que desde que la compañía llegara a España hace 130 años, “la función formativa y educativa ha sido una constante que tenemos y aspiramos a mantener”.  Por este motivo, Grupo Zurich es patrono de instituciones como IESE o ESADE, lo que permite a empresa y escuelas “aprovechar conocimientos y generar un bagaje formativo”. Además, Lliró explicó que la compañía también colabora con la Universidad de Barcelona: “Tenemos un convenio con la Universidad de Barcelona y contamos con una cátedra de seguros, relacionada con la gestión de riesgos y la inversión responsable, que, además, es la primera de este tipo que existe en España”. 

 

Meritxell Santiago, directora de Empresas Asociadas a la UOC, del Àrea UOC Empresa, comentó: “Deseamos realizar un binomio con las empresas para que puedan ayudarnos a formar a esta sociedad. Trabajando con ellas y desde las diferentes áreas de conocimientos nos permite colaborar a la hora de elaborar contenidos y materiales de enseñanza que luego trasladamos a nuestros estudiantes”.

 

Por último, Luís Garay,  director de programa del  Máster en RSC de la UOC, comentó que “un máster en RSE puede tener 50 estudiantes, y pueden ser muy poco alumnos en comparación con un grado en ADE, que lo hacen miles de estudiantes. Pero ese es uno de los grandes retos del mundo universitario, trasladar de manera transversal los valores de la RSE a la universidad”.