El Plan Nacional de Empresas y DDHH inicia su tramitación para la aprobación en el Consejo de Ministros | Corresponsables.com España

El Plan Nacional de Empresas y DDHH inicia su tramitación para la aprobación en el Consejo de Ministros

La versión final acordada por los ministerios cuenta con 37 medidas de aplicación

26-06-2014

 

 

La Oficina de Derechos Humanos del Ministerio de Asunto Exteriores y Cooperación (MAEC) ha comunicado que la versión final acordada por los ministerios del Plan Nacional de Empresas y Derechos Humanos ha comenzado a tramitarse para su aprobación formal en el Consejo de Ministros.


Desde la Oficina se agradece y reconoce las contribuciones realizadas y el esfuerzo de todos en el proceso de elaboración del Plan, un ejercicio que ha llevado más de un año y medio y en el que “hemos intentado tener en cuenta todas las opiniones existentes. No es el texto de ninguna de las organizaciones que han contribuido a su formación, sino una expresión de muchos puntos de vista”, según se indica.


Además, se considera que supone un hito para la mejora de los Derechos Humanos y para la competitividad de las empresas. El Plan se ha elaborado con la contribución de las organizaciones consultadas: ONGs, empresas, asociaciones empresariales, sindicatos, universidades, parlamentarios, estados que prestaron su ayuda, diferentes unidades ministeriales, el defensor del pueblo o la comisión académica, entre otros grupos de interés.


El desarrollo del Plan seguirá fomentando el diálogo, liderado por la Administración y contará con una Comisión de Seguimiento.
 

 

CONTENIDO
La versión final del Plan Nacional de Empresas y Derechos Humanos cuenta con cinco capítulos en su presentación: Introducción, Ejes prioritarios y marco internacional de referencia, Metodología, Ámbito temporal y seguimiento del plan y Ámbitos de actuación y medidas.

 


INTRODUCCIÓN
En la Introducción se destaca que “El Gobierno pretende con este Plan fortalecer, además la ventaja competitiva de las empresas españolas en el mercado global y ofrecer a las empresas el marco óptimo para desarrollar sus operaciones empresariales previniendo y mitigando riesgos basados en los derechos humanos y fortaleciendo sus capacidades al respecto. Este Plan toma pues en consideración los estudios que avalan que la capacidad de las empresas de incorporar la perspectiva de derechos humanos, en particular para la equidad social  y la igualdad de género, contribuye al éxito empresarial independientemente del tamaño de esta. A través de este Plan, el Gobierno considera apoyar a las empresas que ya han integrado los Principios Rectores en su estrategia empresarial a la vez que sensibilizar a las que todavía no lo hayan hecho a partir de medidas basadas en estándares internacionalmente reconocidos”.
 

Se destaca que el Plan “está directamente vinculado a la Estrategia Española de Responsabilidad Social de las Empresas y a los trabajos realizados y futuros del Consejo Estatal de Responsabilidad Social de las Empresas (CERSE)”. Además de que “se trata de un plan abierto, entendido como un punto de partida, orientado a ser evaluado periódicamente cada 3 años y a ser alimentado con nuevas propuestas y nuevos compromisos a partir del diálogo con los actores sociales y las nuevas directrices emanadas de las Naciones Unidas y de la UE”.

 


EJES PRIORITARIOS
En este apartado se indica que “Atendiendo al carácter indivisible e interdependiente de los Derechos Humanos, el Gobierno considera que el deber del Estado de proteger los derechos humanos y la responsabilidad de las empresas de respetarlos se refiere a todos los derechos humanos internacionalmente reconocidos que abarcan, como mínimo, los derechos enunciados en la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (Carta Internacional de Derechos Humanos), los principios relativos a los derechos fundamentales establecidos en la Declaración relativa a los Principios y Derechos Fundamentales del Trabajo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Declaración Tripartita de Principios sobre las Empresas Multinacionales y la Política Social (OIT), las Líneas Directrices de la OCDE para las Empresas Multinacionales, los Principios de Gobierno Corporativo de la OCDE y los principios del Pacto Global de Naciones Unidas y otros instrumentos establecidos en el marco de las Naciones Unidas”.
 

 

ESTRUCTURA Y METODOLOGÍA

El Plan está dividido según los Principios Rectores de Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas, referidos al deber del Estado de proteger, a la obligación de las empresas de respetar y al acceso a mecanismos de reparación.

 


ÁMBITO TEMPORAL

El Plan tendrá tres años de vigor desde su aprobación y contará con una Comisión de Seguimiento compuesta por el Ministerio de la Presidencia, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el Ministerio de Industria y Energía, el Ministerio de Economía y Competitividad, El ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y el Ministerio de Justicia. La Comisión tendrá que reunirse, por lo menos, una vez cada semestre y podrá convocar reuniones sectoriales para evaluar aspectos concretos del Plan.

 

 

ÁMBITOS DE ACTUACIÓN Y MEDIDAS

El Plan contará con 37 medidas de aactuación.


Versión final: http://www.corresponsables.com/download/PNEDH_borrador_Consejo_Ministros.doc