ODS3. El 75% de los españoles sufre estrés en la actualidad, 6 puntos menos que en la pandemia | Corresponsables.com España

ODS3. El 75% de los españoles sufre estrés en la actualidad, 6 puntos menos que en la pandemia

Aunque la incidencia del estrés sigue siendo elevada, es inferior a la registrada en la crisis sanitaria cuando se alcanzó el valor más alto en España (81%)

28-10-2021

Los españoles están recuperando poco a poco el control de su vida, interiorizando y readaptando sus hábitos y antiguas rutinas a la nueva realidad. Como resultado, están disminuyendo los niveles del estrés derivados de la pandemia. Concretamente, en España, el 75% de los encuestados sufre estrés ahora mismo, tal y como recoge el estudio ‘Cigna 360 Well-being Survey. Esta cifra se sitúa 6 puntos por debajo del porcentaje registrado en diciembre de 2020 (81%), momento en que los niveles de estrés en la población española alcanzaron el pico más alto.

Antes de la irrupción del Covid-19, la incidencia de esta problemática era todavía más elevada que en la actualidad. En enero de 2020, el 77% de los españoles reconocía sufrir estrés. “Aunque las cifras proporcionadas por nuestro estudio reflejan una mejora, siguen siendo elevadas hasta el punto de mostrar que nos enfrentamos a otra pandemia mundial, la del estrés. [...] Y es que, una exposición prolongada a un estado de tensión tiene graves consecuencias en nuestro bienestar holístico, generando múltiples trastornos, desde físicos, hasta conductuales o emocionales”, señala María Sánchez, e-Health Medical Manager de Cigna España.

En este sentido, teniendo en mente los múltiples riesgos que presenta el estrés para nuestra salud, es importante adoptar pautas desde un enfoque integral. Es por ello que Cigna propone seis acciones sencillas a la hora de hacer frente a los numerosos factores de estrés que se producen en el día a día y que, en última instancia, repercuten en la salud y en el bienestar integral de las personas: relacionarse con el círculo social más cercano y compartir las inquietudes del momento; reconocer y comprender la realidad actual; convertir el ejercicio físico regular y el descanso nocturno en un hábito; incluir en la dieta alimentos ricos en vitamina C y omega-3; confiar en el consejo de un profesional de salud mental y, por último utilizar aplicaciones de bienestar mental que potencien la meditación.

Es interesante contemplar la implantación de herramientas que contribuyan a reducir el estrés y la ansiedad con el objetivo de cuidar la salud mental de las personas. Contar con soluciones de telemedicina puede ser muy eficaz dado que facilita el acceso a orientación psicológica de la mano de los mejores profesionales de la salud, en cualquier momento y lugar.