“Las personas con discapacidad deberían participar en la vida diaria y aparecer en los medios de comunicación como cualquier otra persona” | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Derechos Humanos,  Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Tercer sector

“Las personas con discapacidad deberían participar en la vida diaria y aparecer en los medios de comunicación como cualquier otra persona”

Entrevista a Graciela de la Morena Carra, Directora de Fundación Konecta (@gkonecta)

09-10-2019
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

¿Puede hablarnos de FUNDACIÓN KONECTA, de cómo ha evolucionado estos años hasta la actualidad y cuáles son actualmente sus principales áreas estratégicas? 

En 2005 Konecta crea Fundación Konecta con el objetivo de canalizar su acción social, aportar sus recursos empresariales a favor de causas sociales y generar alianzas que creen un efecto multiplicador de las iniciativas que acomete. A lo largo de su trayectoria, la fundación ha invertido más de 11 millones de euros que han revertido en más de 99.343 beneficiarios y la integración en el mercado laboral de más de 9.000 personas en riesgo de exclusión, entre los que se encuentran mujeres víctimas de violencia de género, personas víctimas del terrorismo, personas con discapacidad o mayores de 55 años.
 
Todo ello se enmarca dentro de una estrategia global donde Fundación Konecta estructura su actividad en cuatro líneas de actuación: Formación y Empleo, Investigación y Universidad, Voluntariado, y Desarrollo Social.

¿Cuáles son sus principales iniciativas o proyectos en este momento? 

Formación y Empleo

Fundación Konecta cuenta desde 2017 con una Escuela de Capacitación Profesional propia. Se trata de una iniciativa homologada en España con Certificado de Profesionalidad, y en Latinoamérica con otros certificados con valor oficial y homologados por los gobiernos locales. Esta formación está dirigida a formar y emplear como operadores de «contact center» a personas en situación de vulnerabilidad.

La formación que impartimos en la Escuela Konecta, a través de los Certificados de Profesionalidad satisface la necesidad del tejido empresarial, que demanda una formación adecuada, actualizada y eminentemente práctica para que estas personas puedan insertarse con éxito y rapidez en estructuras productivas cada vez más competitivas.Este proyecto, ofrece a personas en riesgo de exclusión social una cualificación profesional en Contact center, y una posibilidad real de incorporarse en un puesto de trabajo en Konecta o en cualquier empresa del sector.  Los participantes no asumen ningún coste.

En España, la Escuela de Capacitación ya se está desarrollando de la mano de Fundación Konecta en Mutua Madrileña y próximamente en Bankia. El ratio de inserción laboral es del 90%.
 
A nivel internacional, desde el año 2013 y con la colaboración de Fundación DKV Integralia, se creó la primera carrera de Formación Profesional en Contact Center en la Universidad de Pachacutec (Perú), que ha formado ya a 296 jóvenes sin recursos y con discapacidad. En estos años se han realizado once ediciones y el 75% de los alumnos están trabajando en Konecta. Este proyecto fue reconocido el año pasado con el Premio de Fundación SERES. 

En el año 2016 se exporta este modelo de integración, también en colaboración con Fundación DKV Integralia, a Colombia, en este caso dirigido a exmilitares con discapacidad y viudas víctimas del conflicto armado.

 
Apoyo al Emprendimiento: Ayudas Emprende + Discapacidad

Fundación Konecta lanza este año su 2ª Convocatoria de Ayudas Emprende + Discapacidad. Con ella se busca brindar un apoyo inicial al establecimiento y desarrollo de proyectos de emprendimiento promovidos por personas con discapacidad, o proyectos específicamente dirigidos a la mejora de la calidad de vida de estas personas.
 
Los proyectos se enmarcan en tres categorías: Excelencia en Accesibilidad, Negocio innovador o con componente tecnológico, e Impacto social.
 
Los ganadores de la primera edición, el año pasado, fueron Timpers, A 70º, y BibiBCN y recibieron una dotación económica de 3.000 € cada uno, además de un servicio de aceleración de «startups» de Fundación ONCE. La convocatoria de este año 2019 se lanzará en el mes de noviembre.
 
Desarrollo Social (cultura y deporte)

A través del proyecto Fundación Alalá, que nace en el Polígono Sur de Sevilla de la mano de Fundación Konecta, se promueve la integración de niños en riesgo de exclusión a través del arte y la cultura. El cante, el baile, la percusión y la guitarra se convierten en las mejores herramientas que emplea su Escuela de Arte, ubicada en el centro cívico El Esqueleto, para inculcar disciplinas, valores y hábitos responsables en dichos jóvenes, sin dejar atrás otras materias como el deporte, el ocio, el refuerzo escolar y el empleo. Fundación Konecta apoya este proyecto desde que nace y gracias al apoyo de Fundación MAPFRE, en 2017 se puso en marcha Coser y Cantar, un taller de costura dirigido a las madres de los alumnos.

En el marco de este proyecto, el pasado 22 de mayo, se celebró en la Casa Guardiola de Sevilla, el desfile “Second Chance” que contó con la presencia de S.A.R y la Infanta Doña Elena de Borbón.
 
Investigación y Universidad

Conscientes de la importancia de la investigación e innovación social, la Fundación contribuye a la promoción de proyectos y estudios orientados a la eliminación de barreras físicas, tecnológicas y sociales. Por ello, el pasado 2 de julio en Madrid se presentó el estudio “Tecnología con propósito” que está realizado por Fundación CODESPA en el marco de su observatorio empresarial contra la pobreza y promovido por Fundación Konecta. Este estudio pretende ser una hoja de ruta basado en casos de éxito, datos e indicadores de situación, y ejemplos de empresas que promueven iniciativas tecnológicas para mejorar la calidad de vida de las personas más vulnerables, favoreciendo la reducción de la pobreza y disminución de las barreras, haciendo de nuestra sociedad un lugar más inclusivo para todos.
  
Gran parte de vuestras iniciativas se llevan a cabo con la implicación de empresas, ¿por qué es necesario que se sumen? 

Cada vez hay más compañías que colaboran con entidades sociales, creo que estas alianzas son fundamentales. Las empresas aportan recursos que no sólo son económicos, como tecnología, experiencia, voluntariado, relaciones con otras corporaciones o administraciones locales. Como Fundación, además de contar con un amplio conocimiento de las necesidades sociales y el mundo asociativo, contamos con otros recursos empresariales de la propia Konecta que nos complementan y nos ayudan a ofrecer servicios profesionalizados. Para que los proyectos sean sostenibles en el tiempo, deben aportar valor social, pero también empresarial. 
 
¿Cómo es la relación entre Fundación Konecta y estas compañías que participan en vuestras acciones? 

La clave del éxito de estas relaciones es el conocimiento exhaustivo de sus prioridades y objetivos, así como nuestra capacidad de adaptación a sus necesidades. En muchas ocasiones la relación es tan estrecha que parece que fuésemos una continuación de su actividad. Hemos establecido lazos sólidos con ellas, nos ayudan y nosotros trabajamos para aportarles valor.
 
En colaboración con estas empresas contáis con iniciativas que comenzaron hace bastante tiempo y se han ido renovando, ¿cuáles destacarías? 

Es cierto que en Fundación Konecta desarrollamos programas a largo plazo. La más relevante sin duda es nuestra colaboración con Fundación MAPFRE a través del Programa Juntos Somos Capaces. Este programa comenzó hace 10 años y tiene como objetivo el fomento del empleo de las personas con discapacidad intelectual y/o enfermedad mental. Actualmente contamos con más de 4.900 empresas adheridas y más de 3.600 personas insertadas laboralmente, es un proyecto de gran calado, con mucha repercusión, que se lleva a cabo en todas las Comunidades Autónomas propiciando la inclusión de un colectivo especialmente vulnerable.
Estamos muy orgullosos de la confianza que Fundación MAPFRE ha depositado en nosotros durante tantos años.
 
Otro proyecto a destacar seria el “Liberty Responde” Programa de asesoramiento gratuito en accesibilidad para personas con discapacidad. Lo pusimos en marcha en 2014 en colaboración con Liberty Seguros, con el objetivo de mejorar la calidad de vida y la autono­mía de las personas con discapacidad, poniendo a su disposición un servicio de asesoramiento técnico muy especializa­do en materia de accesibilidad universal y productos de apoyo. Este servicio es gratuito y atiende diferen­tes tipologías de consultas: normativa y legislación en materia de accesibilidad, accesibilidad a la vivienda, accesibilidad a zonas comunes, transporte adaptado, ayudas técnicas, entorno asociativo, ac­cesibilidad urbanística, accesibilidad en el puesto de trabajo y en instalaciones de­portivas.
 
Resaltar también el Programa Familiares de MAPFRE, en el cual desde hace 5 años asesoramos y trabajamos para la inserción laboral de familiares de empleados de MAPFRE mayores de edad y con algún tipo de discapacidad. Y nuestra estrecha colaboración con la Fundación AON España con la que colaboramos en distintas iniciativas de voluntariado profesional y desarrollo local.
 
¿Cuál considera que es la situación actual de la integración de las personas con otras capacidades en España y sus principales barreras y desafíos de futuro?

La integración en la sociedad española de personas con otras capacidades ha mejorado mucho en los últimos 20, 30 años, pero aún queda mucho por hacer. Si nos comparamos con otros países de Latinoamérica, en los que estamos trabajando intensamente desde la fundación, España está mucho más avanzada. Aquí el movimiento asociativo ha contribuido mucho, entidades como la Fundación ONCE o CERMI que luchan por sus derechos han sido y son fundamentales.

Hoy en día en España hay muchas personas con discapacidad cualificadas, formadas, integradas en la sociedad y que trabajan de forma normalizada. También tenemos un marco normativo que ha favorecido mucho esta situación. Sin embargo, aún existen muchos prejuicios y miedos al desconocimiento, sobre todo hacia algunas discapacidades como por ejemplo las relativas a salud mental, que tanto están creciendo en nuestro país.

También existen muchas barreras físicas y tecnológicas que discriminan a personas con discapacidades físicas o sensoriales. Por eso desde la fundación tratamos de promover iniciativas de sensibilización, como los Encuentros ABC Discapacidad, que promovemos junto a ABC de Sevilla desde hace más de 4 años, donde organizamos diversas mesas de debate sobre aspectos como el empleo de personas con discapacidad, deporte, innovación, accesibilidad, educación, emprendimiento…llevando participantes que en primera persona nos cuentan sus experiencias de éxito, a veces también de fracaso, así como experiencias de empresas que apuestan por la intgracion real y la igualdad de oportunidades. Las personas con capacidades diferentes deberían participar en la vida diaria y sobre todo aparecer en los medios de comunicación (telediarios, series, películas…) para que se visibilicen y se normalice su existencia, al fin y al cabo todos somos diversos y tenemos capacidades diferentes. Creo que debemos dejar atrás el proteccionismo y paternalismo que más que ayudar, excluye.

¿Y cuáles son los próximos retos y desafíos y cómo los piensan llevar a cabo?

Nuestro reto es seguir trabajando en la promoción del empleo y la formación como métodos de integración, y sensibilizar al sector empresarial aportando valor a las empresas colaboradoras.

Queremos consolidar la Escuela de Capacitación en toda España y hacerla crecer, porque beneficiará a muchas personas. Seguiremos avanzando con la internacionalización de los proyectos: lo que nos funcione en un país, trataremos de llevarlo al resto adaptándonos a las necesidades de cada país. Potenciaremos el voluntariado profesional que nos ayude a realizar las iniciativas y a multiplicar su impacto. Y, por supuesto, continuaremos trabajando la colaboración con empresas para obtener el apoyo necesario para hacer realidad los proyectos: buscamos alianzas con el objetivo de generar impacto en la sociedad.

A la vez, seguiremos con nuestra línea de apoyo a la investigación y el desarrollo para mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad y potenciar el acercamiento a universidades y escuelas de negocio; favorenciendo proyectos vinculados a nuevas tecnologías y construyendo un entorno accesible para todos.
Todo ello sin dejar de lado algo tan importante como la integración social de personas en riesgo de exclusión a través del arte, la cultura y el deporte.