Cop 24 será la plataforma perfecta para establecer normas y sancionar a quien las incumpla | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Medio Ambiente

Cop 24 será la plataforma perfecta para establecer normas y sancionar a quien las incumpla

10-12-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP24) se celebrará este año en Katowice, Polonia. Durante los días de la conferencia, se hará un llamamiento para que los participantes creen un «libro de normas», un sistema de reglas compartidas para poner en práctica los compromisos que se tomaron en París en 2015.
 
En Europa, si incluimos también la energía que se consume para el cultivo y la producción de comida, el transporte, la refrigeración y preparación de alimentos, la cifra aumenta hasta 40 %. Los tres mayores productores de carne del mundo generan más emisiones que Francia y casi tantas como algunas de las mayores empresas petrolíferas. Si esas empresas fueran un país, serían el séptimo productor de emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo.
 
Debemos reducir significativamente el consumo de carne (dos tercios de las emisiones agrícolas se deben a la ganadería) y debemos proteger los ecosistemas marinos, capaces de retener grandes cantidades de CO2. Ha llegado el momento de que la comunidad internacional tenga en cuenta estos datos. Necesitamos a políticos valientes que no tengan miedo de sancionar a las industrias que no cumplan con objetivos climáticos.
 
Todo esto se debe llevar a cabo en todo el mundo y la COP24 es nuestra mejor oportunidad. Los países que no respeten el acuerdo, o que se retiren, también deben ser sancionados de algún modo por la comunidad internacional. El problema climático es una cuestión mundial, el futuro de la humanidad no se puede poner en peligro debido al egoísmo poco previsor de los políticos que buscan el consenso y el poder.
 
   
Slow Food ha lanzado la campaña #FoodforChange para recordar a todo el mundo que las elecciones alimentarias pueden marcar la diferencia. El proyecto que Slow Food lleva a cabo en más de 150 países muestra que un modelo de producción alternativo es posible.