Cómo abordar una gestión responsable de la cadena de suministro | Corresponsables.com España

Cómo abordar una gestión responsable de la cadena de suministro

17-01-2015

 

 

El encuentro ha sido inaugurado por la directora de Expansión, Ana I. Pereda, y ha contado con la apertura de honor de Peter McAllister, director de Ethical Trading Initiative (ETI), la alianza entre empresas, sindicatos y las ONG que promueve el respeto de los derechos de los trabajadores por todo el mundo. Según McAllister, “aquella empresa que crea y se comprometa con la RSE verá reforzada su marca ante la sociedad, además es de vital importancia conocer minuciosamente los entresijos de la cadena de suministro” y ha explicado la relevancia de las alianzas multistakeholder como herramienta de los derechos de los trabajadores.


En la primera mesa redonda participaron el director de RSC de Inditex, Félix Poza; la directora de RSC de Mango, Beatriz Bayo; el director ejecutivo de Bangladesh Accord Foundation, Rob Wayss, y el responsable de Responsabilidad Social Empresarial en la Secretaría de Internacional de CCOO de Industria, Isidor Boix. Además de la intervención especial del director de la Oficina OIT España, Joaquín Nieto.
La temática se orientó hacia la globalización, el desarrollo sostenible y los Derechos Humanos, y las alianzas de las empresas para promover los Derechos Humanos en las cadenas de suministros. Manuel Escudero, miembro del Consejo de Deusto Business School, fue el moderador de la mesa.


Félix Poza, director de RSC de Inditex, presentó el modelo de sostenibilidad  llamado “Right to wear” y destacaba que “la sostenibilidad es el punto de partida y  una constante en  nuestros procesos con el compromiso de conseguir productos éticos, seguros y respetuosos con el medioambiente y con la sociedad a la que van destinados”.


“Right to Wear” es un objetivo y una realidad del día a día de la compañía para perseguir y garantizar la calidad y la sostenibilidad de todos sus productos y actividades. Para ello, se divide en iniciativas concretas y especializadas por áreas: protocolos que garantizan que todos los productos cumplan los estándares de salud y seguridad más avanzados;  filosofía y cultura empresarial que persigue la ética en el trabajo, el respeto a los demás, la transparencia y la profesionalidad; metodología de auditoría que asegura que todos los productos han sido fabricados en cumplimiento con el Código de Conducta de fabricantes y proveedores; acciones de inversión social con las que fortalecen los lazos con las comunidades en las que operan y una estrategia que vele por una fabricación y comercialización de productos respetuosa con el medioambiente.


Dentro de la estrategia por la sostenibilidad también se mencionó el proyecto de las tiendas ecoeficientes, uno de los proyectos medioambientales más ambiciosos de Inditex debido a la relevancia que la tienda ocupa dentro del modelo de negocio del Grupo. Desde 2007, se han construido más de 1.300 tiendas ecoeficientes en todo el mundo y se han reformado más de 420. Las medidas de sostenibilidad y eficiencia energética de estas tiendas ahorran, de media, un 30% de electricidad y un 50% de consumo de agua con respecto a una tienda convencional. Se espera que en 2020 todas las tiendas de Inditex sean ecoeficientes.


A continuación Beatriz Bayo, directora de RSC de Mango, resaltaba la importancia para la cadena de suministro del obligado cumplimiento del código de conducta y cómo desde la multinacional se lleva un seguimiento en coordinación con los responsables de los distintos países donde operan, apoyándose además en auditorías internas y externas que ayuden a hacer un seguimiento y control de su cadena de proveedores y señaló que “ hemos reforzado la formación a nuestros proveedores,  llevamos adelante programas que capaciten y nos garanticen el cumplimiento de nuestro código”.


Además del esfuerzo de la compañía en continuar una gestión responsable en su cadena de suministro, Mango firmó a finales de 2012 un compromiso ambicioso relacionado con el uso de sustancias químicas en la producción de las prendas y accesorios, el proyecto Detox, un proyecto que plantea unos objetivos a corto plazo para ir eliminando progresivamente las sustancias químicas más peligrosas utilizadas en los procesos productivos de la industria textil más allá de las legislaciones vigentes, pretendiendo conseguir un “vertido cero” en el año 2020.


Y finalizaba su intervención, afirmando que “tenemos una apuesta clara y firme por la Sostenibilidad y la protección de los Derechos Humanos”.
 

En esta misma línea Rob Ways, director ejecutivo de Bangladesh Accord Foundation, destacó la relevancia del acuerdo que se puso en marcha después de la tragedia ocurrida en el Rana Plaza en Bangladesh: “Hemos hecho un gran avance, tenemos un acuerdo global e independiente diseñado para hacer todas las fábricas de ropa en Bangladesh lugares de trabajo seguros”. 
Isidor Boix, responsable de RSE en la Secretaría de Internacional de CCOO de Industria,  concluía en la importancia de estos Acuerdos Marco globales en todo el sector y de seguir avanzando.
 

 

CADENA DE SUMINISTRO RESPONSABLE Y RENTABLE
En la siguiente mesa redonda se abordaron los retos y oportunidades en el sector de la confección textil y cómo contribuir a una cadena de suministro realmente sostenible. Esta mesa  contó  con la participación de la directora general de Red Española de Pacto Mundial de las Naciones Unidas, Isabel Garro; el presidente de la ONG Sonrisas de Bombay, Jaume Sanllorente; el profesor titular de Esade Business School, Alfred Vernis, y la gerente de DSCO (Grupo Textil Santanderina), Patricia Sánchez.


Comenzó Isabel Garro, resaltando la importancia de alinear objetivos para cumplir la agenda de desarrollo: “En España tenemos un tejido empresarial de pymes textiles y por eso es muy importante llegar a todas las organizaciones, de todos los tamaños para promover la gestión responsable en la empresa”.


Jaume Sanllorente, presidente de la ONG Sonrisas de Bombay, subrayó “la importancia y transformación que se está viviendo en el tercer sector y cómo desde esta posición respecto a la industria textil se ha cumplido una función de vigilancia para que se cumplan los Derechos Humanos de empoderar a las personas que trabajan en el sector, y una gran sensibilización hacia el consumidor”.
Sanllorente cree “en la crítica constructiva, en apoyar y colaborar entre los distintos actores para resolver los desafíos que se presentan y que a todos nos afectan y preocupan”.
 

Para Patricia Sánchez Martínez, gerente de Disco S.L. (Grupo Textil Santanderina) "todo empieza por nosotros mismos, en cada una de las acciones que hacemos debemos de mostrar ese compromiso con la responsabilidad y sostenibilidad, comprando y eligiendo productos tenemos una gran fuerza transformadora”. Explicó además  como estos países se encuentran desregulados y cómo hay que iniciar acuerdos y negociaciones para exigir a los gobiernos leyes básicas y que cumplan con los protocolos.


Finalmente el profesor titular de Esade Business School, Alfred Vernis, concluyó diciendo que  “en el sector textil hay que innovar, valorar y competir por mejores prácticas. Se debe prestar más atención al transporte y al retailing, y dar el paso de ser  una sociedad más concienciada e instruida en lo que es el ciclo de vida y reciclaje de cualquiera de los productos que consumimos”.