Activismo corporativo: del compromiso al impacto | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Prácticas Justas de Operación
Grupos de interés:
 Proveedores y Consultores

Activismo corporativo: del compromiso al impacto

El ciclo de conferencias ‘Connecting Through the Workplace”, impulsado por ISS y el Instituto de Innovación Social de ESADE para abordar temas estratégicos relacionados con los espacios de trabajo, ha organizado en esta ocasión una sesión sobre el activismo corporativo

28-09-2022

El entorno en el que vivimos se caracteriza por una alta complejidad y volatilidad, no solo por la crisis sanitaria que se ha vivido estos últimos años a nivel mundial, sino también por la crisis de emergencia climática y una crisis geopolítica. En este contexto nace una presión social, regulatoria e inversora que está muy presente en los impactos sociales y medioambientales que las empresas generan en su cadena de valor. El activismo corporativo surge como respuesta a esta necesidad de conseguir un cambio y transformación esencial, social o medioambiental a través de la acción empresarial.  

Para discutir cómo se enmarca este desafío y cuáles son sus retos y oportunidades, se ha contado con la participación de Mario Rovirosa, CEO de Ferrer; Mónica Chao, directora de Sostenibilidad de IKEA en España y presidenta de WAS (Women, Action, Sustainability); y Eulalia Devesa, directora de Responsabilidad Social Corporativa en ISS España. La sesión ha sido moderada por Sonia Ruiz, colaboradora académica del Instituto de Innovación Social de Esade.  

El significado del activismo corporativo 

Para Eulalia Devesa ser activistas significa que el propósito de conectar personas y lugares se constituya como parte esencial de la cultura y la forma de hacer de la compañía. Para conseguirlo, explica que es fundamental que todas las personas que forman parte de la compañía se sientan bien a niveles financieros, físico-laborales, emocionales y sociales. En palabras de la directora de Responsabilidad Social Corporativa de ISS, “Cuando se crea un entorno de confianza, se genera un círculo virtuoso interno que hace que los mismos empleados se conviertan en activistas y se comprometan hacia el exterior, convirtiéndose en promotores y palancas de cambio”.  

Mario Rovirosa relaciona también el activismo con el propósito de Ferrer. Señala que el activismo corporativo es la esencia de la compañía, que utiliza como medio el sector farmacéutico para conseguir los recursos necesarios para impactar en las desigualdades sociales y el cambio climático. En este sentido, la compañía cuenta con 3 ejes estratégicos: el primero tiene que ver con retener talento; el segundo, con tener un planeta que poder entregar a las generaciones venideras; y el tercero está relacionado con trabajar para la justicia social.  

De acuerdo con la estrategia de IKEA People & Planet, Mónica Chao explica cómo la compañía ha creado la figura del activista como resultado de la detección, dentro de la compañía, de personas que querían contribuir a los objetivos de sostenibilidad. De esta manera, han creado un rol que otorga a esas personas que se declaran activistas, la capacidad de desarrollar formaciones específicas donde ellos mismos son formadores y protagonistas. Gracias a esto, se ha formado una comunidad de personas que ofrecen apoyo en distintas áreas de la compañía, permitiendo crear una confianza externa e interna, siempre construyendo conocimiento.  

Cómo medir el impacto de nuestro propósito 

Se ha habado del posicionamiento, de cómo integrar el activismo en la compañía, de tener un compromiso, ejecutarlo y transversalizarlo a la cultura empresarial, pero ¿cómo se mide el impacto de este propósito? 

Para el CEO de Ferrer, hay un beneficio claro que se mide a través de la cuenta de resultados. Es innegable que existe un retorno de la inversión en la mayoría de las acciones de activismo corporativo. Sin embargo, también lo demuestra el hecho de acercarse cada vez más al reto de intentar se net positive. Además, también se mide mediante la captación y retención del talento. En palabras de Mario Rovirosa, “cuando hacemos entrevistas, tratamos de detectar hasta qué punto los valores de esa persona cuadran con la cultura de Ferrer. Dejamos de atender a cosas que tienen que ver con el proyecto más farmacéutico y vemos que en cuestiones de activismo hay un enganche fabuloso que se traduce en una retención importante”.  

Mónica Chao pone el foco en el hecho de que los datos y la medición son un elemento clave para cualquier acción que tenga que ver con ESG. Según explica, “no se trata de ser activista de corazón sino de que las acciones contribuyan al propósito de la compañía y a la cuenta de resultados”. De esta forma, IKEA cuenta con un indicador que tiene que ver con la medición del propósito y que se construye mediante datos estadísticos que aportan analistas externos. Además, destaca la importancia de generar una metodología interna en aras de medir el activismo y poder calcular su impacto y la relación del mismo con otras variables fundamentales del negocio.  

Siguiendo esta línea argumentativa, Eulalia Devesa manifiesta la importancia de saber poner un foco en esta medición, un foco que vaya vinculado a la estrategia y que aporte valor a la organización y a los grupos de interés. Para ISS, el activismo ha sido fundamental para hacer que todas las personas de la compañía se sientan parte de algo y que se conviertan en palanca transformadora. Menciona también la importancia que ha tenido este compromiso de las personas, permitiendo crear, mediante la Fundación ISS Una Sonrisa Más, 10.000 empleos dignos en países en vías de desarrollo.  

Finalmente, se ha hablado de la necesidad de luchar contra el greenwashing y asegurarse de generar un impacto positivo de verdad. Por ello, los tres protagonistas de esta sesión coinciden en la importancia de actuar y no solo tratar de comunicar. A partir de ahí, siempre será bienvenida la reputación, el liderazgo y convertirse en inspiración para otros, pero lo importante es actuar, y hacerlo mediante una acción enfocada en el propósito. Se trata de generar acciones honestas y enfocadas a un objetivo, que conduzcan a unos resultados positivos.¡

Consulta más información responsable en las publicaciones Corresponsables