Calidad Pascual, crecimiento desde la cadena de valor, los productos saludables y la RSE | Corresponsables.com España

Calidad Pascual, crecimiento desde la cadena de valor, los productos saludables y la RSE

29-07-2017
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

“Crecer de manera sostenible y rentable”, resume Tomás Pascual, el presidente de Calidad Pascual, la apuesta de la compañía de cara al Plan Director de Valor Compartido 2020 de la compañía, en un vídeo que analiza la trayectoria durante 2016. Un año en el que facturó 662 millones de euros en 2016 y logró un EBITDA de 72,9 millones de euros.

El ejercicio pasado ha significado un punto y aparte en la evolución económica de Calidad Pascual, que da por concluida la etapa de ajustes y desinversiones, y afronta un nuevo ciclo de crecimiento de la mano de un nuevo equipo directivo capitaneado por su nuevo CEO-director general ejecutivo, José Luis Saiz, según informa la compañía.

Pero desde Calidad Pascual se tiene claro que no vale crecer de cualquier manera, sino que para ello es clave “mejorar nuestra cadena de valor y las relaciones con todos nuestros grupos de interés a través de una gestión ética, responsable y excelente”, como afirma el presidente.

Con los conceptos de ética, responsabilidad y excelencia en la gestión empresarial como telón de fondo, Calidad Pascual persigue, en palabras de su presidente, “ser reconocida como una empresa familiar y global, referente social y líder en alimentación de calidad. Queremos crecer de manera sostenible y rentable, creando valor compartido para nuestros grupos de interés: consumidores, clientes, empleados, proveedores, ciudadanos y accionistas”.

Francisco Hevia, director de RC y Comunicación de Calidad Pascual, presentó las principales conclusiones del Informe de Creación de Valor Compartido 2016 ante los medios especializados en Responsabilidad Social: “Para nosotros la cadena de valor es clave y estamos centrando nuestros esfuerzos en la creación de una oferta de productos saludables. Y para que la cadena de valor funciones todos los eslabones tienen que ser sostenibles”.

Así, la cadena de valor de Calidad Pascual se compone de seis eslabones: el aprovisionamiento sostenible, la producción, la logística, los colaboradores en punto de venta, la oferta de productos saludables y la decisión del consumidor. Hevia afirmó que “escuchar a los grupos de interés te ayuda a ser sostenibles y lo que nos piden es que seamos honestos, generemos valor con nuestros productos o que cuidemos a nuestros colaboradores y proveedores”.

Buen gobierno

Bajo la premisa de la escucha y la comunicación, Calidad Pascual gestiona seis grandes grupos de interés: consumidores, clientes, empleados, proveedores, ciudadanos y accionistas. “La cooperación con nuestros grupos de interés es vital para construir un futuro común”, dijo Hevia, que también destacó la creación de la Comisión de RC, conformada por todas las áreas de la compañía y que reporta al Consejo de Corporación Empresarial Pascual.

Además, la empresa familiar cumple con las recomendaciones del Código de Buen Gobierno de las CNMV. Además de consejeros dominicales e independientes, los órganos de gobierno cuentan con sistemas de evaluación y gestión que garantizan un adecuado desempeño. Así, se cumple con el 92% del Plan de Auditorias y cuentan con 38% de mujeres en los órganos de gobierno de la corporación, entre otros datos a destacar.

Retos laborales

Se define en empleo responsable. En 2016, Calidad Pascual ha seguido apostando por la transformación a través de la innovación, la digitalización y la gestión anticipativa para convertirse en una empresa internacional. Para ello, la compañía ha apostado por la entrada de perfiles diversos y por la fidelización de sus empleados en el marco de un entorno innovador.

La compañía ha mejorado y alcanzado los 74 puntos en la encuesta de clima interno ‘Great Place to Work’, con un 88% de participación, y 78 puntos EFR (Empresa Familiarmente Responsable). Además, el 94% de los empleados cuentan con un contrato indefinido y un 40% flexibilidad horaria. Por otro lado, más del 2,5% de los empleados del grupo son personas con discapacidad. En este ámbito, cabe mencionar el “Plan Incorpórate”, diseñado para lograr la plena integración de las nuevas incorporaciones a la compañía o de aquellas personas que cambian a un nuevo puesto dentro de la misma.

Retos ambientales

Se resumen en movilidad y distribución sostenible. El Plan de Impacto Ambiental de Calidad Pascual contempla la movilidad sostenible como elemento estratégico con el objetivo de minimizar el impacto de su actividad del transporte en el medio ambiente y en la distribución urbana de mercancías en los centros de las ciudades.

Entre los principales logros de 2016 se encuentra la renovación de la certificación europea ECOSTARS y la acreditación de Flota Ecológica de la Asociación Española de Gestores de Flotas de Automóviles que sirven de reconocimiento a la mayor flota sostenible de Europa. Por otro lado, Calidad Pascual ha logrado disminuir la huella de sus productos, reduciendo el consumo de energía primaria (10,3), de energía eléctrica (8,3%), las emisiones de CO2 (1,5%), y los residuos generados (25%).

Además, en 2016 la compañía ha alcanzado un nuevo hito al convertirse en la primera empresa española del sector lácteo que registra su huella de carbono corporativa en el Registro de Huella de Carbono, Compensación y Proyectos de Absorción de Dióxido de Carbono del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA).

Retos Sociales

Compromiso con los grupos de interés. La compañía aboga por fomentar la salud y el bienestar en el conjunto de la cadena de valor a través de la iniciativa Pascual Saludable. Por otro lado, la creación de empleo y el impulso de iniciativas para el desarrollo se enmarcan en el Plan de Impacto Social. Además, continuará centrando sus esfuerzos en asegurar el cumplimiento de los derechos humanos a lo largo de la cadena de valor.

Calidad Pascual tiene gran presencia en la sociedad. En 2016 celebró el I Concurso de proyectos sociales, abierto a todos los empleados, que podían actuar como “padrinos” de entidades sin ánimo de lucro. Además, la compañía ha participado en el Día Mundial de la leche en las escuelas del MAPAMA, ha donado 7.500 litros de leche a la campaña “Ningún niño sin bigote” de Obra Social “la Caixa” y ha lanzado las Becas Bifrutas Zero con hasta 100.000 euros en ayudas a los jóvenes.

Por otro lado, durante 2016 el Instituto Tomás Pascual Sanz celebró su X aniversario, poniendo en valor su actividad: desarrollar actividades de sensibilización científica, con rigor e independencia, ofreciendo información y formación sobre salud, actividad física, nutrición, bienestar y hábitos de vida saludables, salud mental y medioambiente.

El gran hito de 2016 fue el lanzamiento de la primera edición de los premios Pascual Startup, una apuesta por la innovación abierta y colaborativa de apoyo a emprendedores españoles en el sector alimentario. En esta primera edición, “Sorbos” se erigió como ganadora en la categoría de Medio ambiente, “Insulclock” lo hizo en la de Nutrición y Salud, y “Food in the box” en la de Retail.