ODS17. El blockchain llega a las universidades españolas para acelerar la innovación | Corresponsables.com España

ODS17. El blockchain llega a las universidades españolas para acelerar la innovación

La consultora tecnológica Seidor desarrolla la red CIRCULUM en colaboración con la Universitat de Vic – Universitat Central de Catalunya (UVic-UCC), y con el asesoramiento de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)

25-11-2021



La tecnología Blockchain llega, también, al ámbito universitario. Seidor ha desarrollado CIRCULUM, una nueva herramienta para aumentar la fiabilidad y la transparencia en los intercambios de información entre miembros de la comunidad universitaria, mediante el uso de la tecnología blockchain. La imposibilidad de falsificar documentos o modificar registros que ofrece el almacenamiento de datos en una cadena de bloques es idónea para el ámbito universitario, en el cual existe una ingente necesidad de acreditar la veracidad y fiabilidad de la información que se expida.

En consecuencia, la creación de CIRCULUM es clave para el sector educativo español y pionero para el sector público, ya que los agentes involucrados (como centro de estudios superiores, universidades, estudiantes, investigadores…) podrán utilizar las capacidades disruptivas de la tecnología blockchain para generar dinámicas relacionales más seguras y eficientes, así como el desarrollo de nuevos modelos de negocio.

Proyecto multidisciplinar y disruptivo

40 profesionales de la consultora tecnológica Seidor, la Universitat de Vic y la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), así como organismos vinculados al sistema universitario, como el Consorci de Serveis Universitaris de Catalunya (CSUC) y del centro tecnológico Eurecat, han formado parte de un equipo multidisciplinar de expertos en áreas funcionales, tecnológicas y de gobernanza.

Seidor ha identificado diferentes utilidades y servicios en los que el blockchain aporta un valor diferencial a la universidad. Inicialmente, en la acreditación de las titulaciones universitarias propias (no oficiales), como ya ocurre en sistemas universitarios de otros países. 

Por otro lado, blockchain facilita otras muchas prestaciones, como rastrear la propiedad intelectual de publicaciones científicas de investigadores y disponer de la trazabilidad en su reutilización; o asegurar la fiabilidad en el reconocimiento y transferencia automática de créditos académicos entre universidades para mejorar la movilidad estudiantil, optimizar el proceso de gestión de las becas a los estudiantes mimando documentos canjeables (“vales”) con la universidad asignada a la identidad del estudiante, y promover de una forma más ágil la relación entre la empresa, las Universidades y los alumnos como iniciativas para detectar el talento y favorecer la empleabilidad de los estudiantes.

Nuevos servicios universitarios

Las universidades han involucrado en el proyecto a personal del área de negocio y de gestión académica, así como también a personal funcional, técnico y jurídico. La UVic aplicará próximamente CIRCULUM, como prueba piloto, en algunos de sus títulos académicos. Según Joan Busquiel, CIO de la UVic, “esta experiencia nos ha permitido corroborar que blockchain influirá positivamente en nuestra oferta de servicios, así como en la mejora de nuestros procesos internos”. 

El Consorci de Serveis Universitaris de Catalunya (CSUC) ha supervisado el proyecto para que CIRCULUM garantice una autenticación válida a través de la federación de identidad (UNIFICAT) a los miembros del sistema universitario, con la previsión de añadir todos aquellos sistemas reconocidos por esta comunidad educativa. Además, gracias a esta validación, Seidor contempla, a medio y largo plazo, la extensión de la red al conjunto del sistema universitario, con unos estándares adaptados a la infraestructura EBSI de la Comisión Europea.

El nuevo modelo implementado en el sistema universitario está adaptado al marco normativo europeo, a diferencia de otras tecnologías que se han venido utilizando en este entorno y que no contaban con modelos ni políticas de tratamiento de datos adaptadas a la normativa europea. Por este motivo, el modelo ha sido consensuado con los principales agentes del sistema: las propias universidades.