Las III Jornadas RSU-RRI de la UJI abordan la integridad universitaria | Corresponsables.com España

Las III Jornadas RSU-RRI de la UJI abordan la integridad universitaria

Josep Ochoa, director general de Responsabilidad Social de la Generalitat Valenciana, hace balance de las medidas de RS impulsadas por su Gobierno

30-11-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

La Facultad de Ciencias Humanas y Sociales de la Universitat Jaume I de Castellón acoge estos días la celebración de las III Jornadas RSU-RRI ‘Transparencia e integridad en la gestión de la Responsabilidad Social Universitaria’, que están abordando las estrategias de institucionalización de la Responsabilidad Social Universitaria y los retos y tendencias de la investigación e innovación responsables. Promovido por la UJI, este evento cuentan con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, .

En el marco de estas Jornadas se celebró en la tarde de ayer la mesa redonda ‘Transparencia e integridad en la gestión de la Responsabilidad Social Universitaria’, que fue moderada por el periodista de Corresponsables Iván Sánchez.

Josep Ochoa, director general de Responsabilidad Social y Fomento del Autogobierno de la Generalitat Valenciana, explicó el “esfuerzo de regeneración democrática” que ha llevado a cabo su Gobierno y que “empezó con la creación de una Conselleria de Transparència”.

Ochoa dio detalles de algunas de las principales iniciativas que ha llevado a cabo el Gobierno valenciano en el ámbito de la Responsabilidad Social como la Ley de Fomento de la RS publicada el pasado mes de septiembre o la elaboración del Código de Buen Gobierno, que regula aspectos como la inauguración de obras.
Así, este documento estipula que “las personas sujetas al Código se abstendrán de participar en actos de inauguración de obras no finalizadas, de inauguración de servicios que no estén en funcionamiento o de colocación de primeras piedras o similares. Solamente podrán estar presentes en la puesta en funcionamiento de servicios financiados con fondos públicos ya activos con la única finalidad de comprobar el funcionamiento del servicio y de informar en mejores condiciones a los ciudadanos sobre el servicio correspondiente”.

Sergio Hernández, vicerrector adjunto de Relaciones Institucionales para la Responsabilidad Social de la Universidad Miguel Hernández de Elche, puso de relieve la necesidad de que la Responsabilidad Social se integre como parte de la formación del alumnado, incluso que se incluya como un mérito para aquellos profesores que más la trabajen.

Pere Torra, secretario general de la Universitat Pompeu Fabra, sostuvo que “la información de una universidad pública no es propiedad de dicha universidad, es de titularidad pública. Los despachos no son de quienes los ocupan”. El representante de la UPF considera que “las universidades son demasiado presidencialistas, hay que diseminar la estructura de gobierno”.  

Por su parte, Josefina Fernández, técnica del Área de Igualdad, Conciliación y Responsabilidad Social de la Universidad de Cantabria, sostuvo que “las universidades públicas españolas están bien situadas en los rankings de transparencia. En cambio, las privadas son mucho más opacas”. Josefina también se mostró crítica: “En el mundo universitario hay muchas parcelas de poder y a veces es difícil ponerse de acuerdo”, señaló.

Domingo García, catedrático de ética de la Universitat Jaume I, mostró su preocupación por la escasa participación de los estudiantes: “Si no hay participación, la transparencia no sirve de nada”, sentenció. 

Polémica de los másters

La mesa también analizó la polémica de los másters de la Universidad Rey Juan Carlos I y sus posibles repercusiones a nivel reputacional para el conjunto del sistema universitario español.

Sergio Hernández ha explicado que desde la Universidad Miguel Hernández de Elche “lo hemos vivido como algo positivo, no como una amenaza, ya que hemos podido hablar de ciertas cosas cuando antes no nos hacían mucho caso”.

Por su parte, Pere Torra señaló que “con la administración electrónica, va a ser más difícil cometer irregularidades”. Para Josefina Fernández, esta polémica ha “abierto procesos de reflexión. Sin embargo, hay que dejar claro que en las universidades españolas se trabaja mucho y bien, no se puede generalizar”.

En el turno de preguntas, una profesora de la Universidad Juan Carlos I dio su testimonio sobre cómo ha vivido el escándalo. Calificó de “linchamiento mediático” lo que ha vivido esta universidad y defendió la profesionalidad de sus profesores.  También valoró positivamente la creación de un nuevo Vicerrectorado de Calidad, Ética y Buen Gobierno en la UJCI. “La Universidad Rey Juan Carlos es como un gran transatlántico y le es más difícil virar que una pequeña embarcación, pero estoy seguro que lo conseguiremos”, añadió.