"Existe un tiempo de transición hacia una ciudad más sostenible" | Corresponsables.com España

"Existe un tiempo de transición hacia una ciudad más sostenible"

29-12-2017
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

El cambio climático, sus impactos, el crecimiento de la población o la creciente desigualdad son algunos de los grandes retos a los que se enfrenta la humanidad y a los que las ciudades pueden y deben contribuir. En esta entrevista, Marcos Uttley del Corral, director general de Arcadis España y Portugal, nos da las claves para lograr ciudades resilientes y sostenibles.

-¿Qué elementos considera que debe de tener una ciudad para ser sostenible? ¿Es compatible una civilización basada en la quema de combustibles fósiles con la sostenibilidad?

La sostenibilidad es un término amplio, que abarca diferentes factores y condicionantes. Por tanto, es difícil delimitar una línea roja que separe lo que es sostenible de lo que no lo es. Sin embargo, sí que vemos cómo ciertas tendencias en nuestras ciudades están colaborando con el entorno, con claro beneficios medioambientales, sociales y económicos.

En el ámbito social, la ciudad debe contar con unos sistemas sociales de calidad como la sanidad o la educación, que deben ser proporcionados por aquellos que gestionan los recursos, siendo accesibles para todos sus ciudadanos. Además, es necesario manejar de manera adecuada los recursos naturales con los que se cuenta, gestionar las emisiones derivadas de la actividad en la ciudad y atenuar los efectos del cambio climático, todo ello como una prioridad dentro de la gestión. Y, por último, algo que afecta al resto, el buen gobierno a la hora de regir los ingresos y los gastos públicos.

El uso excesivo de recursos no renovables es un paso atrás de cara a la sostenibilidad. Pero, para ir hacia un mundo sostenible, es necesario un periodo de transición que nos permita fomentar energías renovables y respetuosas con el medioambiente. Aunque tenemos que decir que este esfuerzo ya ha comenzado.

En algo tan esencial para el desarrollo urbano como es el transporte, las ciudades están apostando por un modelo sostenible. Así, en materia de movilidad urbana, vemos como cada vez más ciudades como Barcelona o Madrid promueven el uso de sistemas de transportes respetuosos con el medioambiente impulsando el coche eléctrico, ofreciendo un transporte público asequible y haciendo esfuerzos por reducir la contaminación del aire y las emisiones derivadas del transporte.

-Teniendo en cuenta la desigualdad que existe entre unos países y otros, ¿Cuántos años se tardará en conseguir que todas las ciudades sean 100% sostenibles? ¿Y las grandes capitales ya desarrolladas?  ¿Cómo se puede afrontar la industrialización de países en vías de desarrollo sin la dependencia al petróleo y al carbón?

Por ahora, el objetivo de conseguir que las ciudades sean 100% sostenibles no es algo que se contemple, pero sí es posible avanzar a un modelo más eficiente. Existe un tiempo de transición hacia una ciudad más sostenible que requiere esfuerzo y compromiso. Por lo tanto, no se puede decretar cuanto tiempo tardará una ciudad u otra en ganar en materia de sostenibilidad, ya que todo dependerá de las condiciones de cada una.

-Sorprende del informe que ciudades como París o Madrid, sean referencia en sostenibilidad cuando los altos índices de contaminación atmosférica dicen lo contrario, ¿se ha tenido en cuenta la huella de carbono generada en dichas ciudades? ¿Y en las del resto del informe?

Nuestro Índice sobre Ciudades Sostenibles en materia de Movilidad 2017 está basado en 23 indicadores (23, concretamente) que representan diversos componentes y se agrupan en tres subíndices: Personas, Planeta y Beneficio.

El resultado del índice es una combinación de todas las métricas económicas, sociales y medioambientales. Con esto queremos decir que la posición de una ciudad u otra deriva de su compromiso social, económico y medioambiental en materia de movilidad urbana.

Si nos fijamos en desarrollo medioambiental de las ciudades mencionadas, vemos que tanto Madrid como París cuentan con un nivel de emisión de gases de efecto invernadero derivados del transporte que se encuentran dentro de la media global, e incluso por debajo, lo que significa que emiten menos gases contaminantes en su actividad de movilidad que la media global. Lo mismo ocurre cuando se mide el nivel de polución en el aire, ambas ciudades cuentan con un nivel de polución menor que la media global y, en este caso, están muy por debajo. Es por ello que en nuestro índice ambas destacan en desarrollo medioambiental en movilidad urbana, entrando en el top 20 global.

-Es cierto que se están tomando medidas para hacer que nuestras ciudades sean sostenibles, un ejemplo lo tenemos en el Plan A de calidad del aire, aprobado hace apenas un mes por el Ayuntamiento de Madrid. ¿Cuál es su opinión al respecto? ¿Conoce otros planes similares?

Todos los esfuerzos que una ciudad haga para avanzar hacia un modelo de transporte más sostenible siempre son positivos. Es necesario que todos pongamos de nuestra parte para alcanzar una ciudad que sea lo más sostenible posible, e impulsar un transporte sostenible es algo fundamental y necesario.

Existen muchas acciones que las ciudades están llevando a cabo enfocadas a una mejora en la movilidad urbana. Por ejemplo, el fomento del uso de la bicicleta como medio de transporte que desde hace años se lleva a cabo en Barcelona es un gran ejemplo ya que, además de ser algo saludable para sus usuarios, contribuye a la reducción, de manera significativa, del volumen de gases desprendidos por el uso de otros transportes.

Otro ejemplo son los sistemas de alquiler de coche en los centros de las ciudades, que favorecen la reducción del número de vehículos y, como consecuencia, la contaminación. A esto hay que sumarle la posibilidad de que cualquier vehículo eléctrico puede acceder al centro de grandes ciudades como Madrid sin tener que pagar el servicio de estacionamiento regulado. Existen una infinidad de acciones que se están llevando a cabo y esperemos que cada día sean más.

-La cumbre de París celebrada el año pasado marca un punto de no retorno en cuanto a temas medioambientales, ¿cree que la comunidad internacional y las grandes capitales mundiales están haciendo todo lo necesario para cumplir con los objetivos marcados?

Se trata de unos objetivos ambiciosos que todos los involucrados tratan de afrontar con mucha solvencia. Las grandes capitales mundiales, sus gobiernos, empresas y habitantes, son plenamente conscientes de que es necesario avanzar hacia un modelo sostenible que nos conduzca a un sistema de gestión urbano respetuoso con el medioambiente y la sociedad, y que además sea económicamente sostenible.

-En línea con la pregunta anterior, ¿cree que la comunidad internacional y las grandes capitales mundiales están haciendo todo lo necesario para integrar los ODS en sus planes de gobernabilidad?

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible son la suma de esas preocupaciones comunes en cuanto a sostenibilidad en nuestra sociedad actual, aquellas que todos los países han mostrado y que están dispuestos a solucionar. Podemos decir que el primer paso está dado, el de identificar qué es necesario cambiar para cumplir este compromiso.

-¿Qué papel cree que juegan la Responsabilidad Social de las empresas y las propias empresas para contribuir a que las ciudades sean más sostenibles?

Existen diferentes actores en la sociedad actual. Todos tienen cierta responsabilidad de cara a avanzar hacia un desarrollo sostenible.

El sector público debe garantizar que la calidad de vida de los habitantes de las ciudades es alta mientras que la responsabilidad social de las empresas es esencial para poder avanzar a un modelo más sostenible, ya que se trata de un actor social con mucha importancia en un sistema de desarrollo económico como el que tenemos y su compromiso para contribuir a una ciudad más sostenible.

-Hemos hablado del papel de la comunidad internacional, las empresas, etc. Sin embargo, también es imprescindible concienciar a la ciudadanía, especialmente a todas aquellas personas que viven en poblaciones urbanas, para que aporten su granito de arena para desarrollar ciudades sostenibles. ¿Cree que son conscientes de la necesidad de promover ciudades sostenibles? ¿Cómo se puede empoderar a la sociedad para que colaboren en esta materia con acciones del día a día?

En la actualidad, gracias al trabajo de gobiernos y organizaciones, los ciudadanos son cada día más conscientes de la necesidad de evolucionar hacia un modelo más sostenible en el que se pueda aprovechar plenamente los recursos y dónde se respete a los habitantes y al entorno.

No se trata de dar poder o no a los habitantes; ellos ya lo tienen en cierta medida. Existen muchas acciones cotidianas que pueden hacer que la sociedad avance hacia un modelo sostenible, como un mayor uso del transporte público, apostar por el coche eléctrico, por la igualdad social y de género en el trabajo, ahorrar agua en nuestras acciones o reutilizar materiales cuando sea posible. La suma de estos pequeños gestos contribuye a que el impulso realizado por los gobiernos y las empresas sea más efectivo, comenzando con los propios actos para conseguir el objetivo sostenible.