En 2017 nacía un nuevo milmillonario cada dos días | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Derechos Humanos

En 2017 nacía un nuevo milmillonario cada dos días

El año pasado, el 82% de la riqueza mundial generada fue a parar a manos del 1% más rico de la población mundial

22-01-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

Cada mes de enero, en el marco del Foro Económico Mundial en Davos, se presenta el Global Risks Report 2018, un informe que para este año apunta al cambio climático y los ciberataques como los principales riesgos globales. No se menciona entre estos riesgos la creciente desigualdad económica y social, que crece año tras años tal y como viene demostrando Oxfam Intermon con sus informes sobre la pobreza y la distribución de la riqueza.

La entidad ha presentado su informe Premiar el trabajo, no la riqueza y las cifras vuelven a repetirse de forma escandalosa. En 2017 el 82% de la riqueza mundial generada fue a parar a manos del 1% más rico de la población mundial. Mientras, el 50% más pobre no se vio de ninguna manera beneficiado por ese crecimiento. A nivel español, estas cifras se traducen en que el 1% más rico acaparó el 40% de la riqueza creada mientras que el 50% más pobre apenas se repartió un 7%.

El informe de Oxfam muestra una vez más cómo la economía mundial acentúa la desigualdad y una brecha social cada vez más difícil de superar. Y es que mientras los más ricos siguen acumulando grandes riquezas y fortunas, cientos de millones de personas pobres tienen que sobrevivir con salarios pobres e insuficientes, una situación que no hace más que acrecentar la desigualdad global.

Entre 2006 y 2015, la riqueza de la élite económica ha crecido en un promedio del 13% al año; seis veces más rápido que los salarios de las personas trabajadoras que apenas han aumentado de media anual en un 2%. Además, entre marzo de 2016 y marzo de 2017 se produjo el mayor aumento de la historia en el número de personas cuyas fortunas superan los mil millones de dólares, con un nuevo milmillonario cada dos días. En España, en el último año, cuatro nuevos multimillonarios han pasado a engrosar la lista Forbes de los más ricos del mundo, siendo hoy ya 25 españoles los que aparecen en el ranking.

Concentración de la riqueza: una tendencia global

La concentración de la riqueza en pocas manos es una tendencia que se da en diferentes partes del mundo. En América Latina y el Caribe, en 2017 el 10% más rico de la población concentraba el 68% de la riqueza total, mientras que el 50% más pobre solo accedía al 3.5%.

"El boom de los milmillonarios no es signo de una economía próspera, sino un síntoma del fracaso del sistema económico. Se explota a las personas que fabrican nuestras ropas, ensamblan nuestros teléfonos y cultivan los alimentos que consumimos para garantizar un suministro constante de productos baratos, así como para engrosar los beneficios de las grandes empresas y sus adinerados inversionistas”, lamenta el director general de Oxfam Intermón, José María Vera.

El elemento fundamental de la persistencia de esta desigualdad tanto en el mundo como en España es el desigual reparto en las ganancias de la actividad económica que persisten en manos de los dueños de capital a costa de la precarización del mercado laboral, donde los salarios y las condiciones laborales cada vez son peores.

Riqueza y desigualdad en España

Oxfam Intermón también ha publicado un informe para España ¿Realidad o ficción? La recuperación económica, en manos de una minoría. Con esta publicación, la ONG denuncia que la desigualdad hace que la recuperación económica no llegue a todas las personas por igual. En términos de renta, la recuperación ha favorecido cuatro veces más a los más ricos que a los más pobres.

Entre 2013 y 2015, 29 de cada 100 euros provenientes del crecimiento económico fueron a parar al 10% con rentas más altas, mientras que sólo 8 han terminado en manos del 10% más pobre. La desigualdad también se manifiesta en el salario de directivos y personas trabajadoras. La retribución de los directores generales de cualquiera de las cinco principales marcas de moda del mundo alcanzan en tan solo cuatro días lo mismo que una trabajadora del sector textil de Bangladesh durante toda su vida. En este sentido, la precarización del mercado laboral y la reducción de la negociación colectiva permite a los empresarios reducir el salario de los trabajadores hasta el punto de que las retribuciones más bajas se han reducido un 15%, mientras que los sueldos correspondientes al tramo con salarios más altos ha crecido un 15,18%, desde 2008 hasta 2016.

Mujeres y jóvenes: colectivos que más sufren la desigualdad

El informe también alerta de que son las mujeres y los jóvenes quienes más sufren las consecuencias de esta desigualdad. Las trabajadoras se encuentran en la base de la pirámide económica: ellas ganan menos que los hombres y están sobrerrepresentadas en los empleos peor remunerados y más precarios. La brecha salarial entre hombres y mujeres en el mundo es del 23%. En España asciende al 20%. Por contra, 9 de cada 10 milmillonarios en el mundo son hombres.

Por otra parte, el futuro de los jóvenes en incierto. No solo sufren las consecuencias de empleos temporales y precarios sino que no tienen unas perspectivas a futuro positivas. El salario anual obtenido por un joven de 26 años que accede por primera vez a un empleo es hoy un 33% inferior al ganado en 2008, con mayor temporalidad y trabajo parcial.

Sin Trato no hay Contrato

Oxfam Intermón recuerda el papel imprescindible que juega la ciudadanía en la lucha contra la desigualdad. En este sentido, la organización ha puesto en marcha la campaña Sin Trato no hay Contrato para movilizar a la sociedad y exigir al Gobierno español que acabe con la precariedad laboral.