¿Cómo certificar las competencias que desarrollan los voluntarios? Nuestra experiencia con Naciones Unidas | Corresponsables.com España

¿Cómo certificar las competencias que desarrollan los voluntarios? Nuestra experiencia con Naciones Unidas

07-06-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker



Muchas personas, en su acción como voluntarias, han aprendido, desarrollado o consolidado multitud de habilidades de gran valor para la sociedad, ONG y empresas. La iniciativa, la responsabilidad, el liderazgo, el trabajo en equipo o la capacidad de comunicarse con éxito son algunas de las habilidades que encontramos con frecuencia en las personas que optan por el voluntariado.

En este sentido quiere profundizar Voluntarios ONU y, para ello, nos han pedido que les ayudemos a avanzar en la relación entre voluntariado y aprendizaje, entre voluntariado y desarrollo de competencias.

Diversos investigadores hablan de la capacidad de transformación que el voluntariado tiene en las personas, llegando a la conclusión de que el voluntariado proporciona a los voluntarios oportunidades para reflexionar en sus propios valores, apertura a nuevas experiencias y el desarrollo de conciencia de uno mismo e identidad propia, permitiéndoles así entender mejor su vida personal y profesional.

Esto es algo de lo que se viene dialogando desde hace años en el mundo del voluntariado, hasta el punto de incorporarlo en algunas legislaciones nacionales dentro  sus leyes de voluntariado y de aprendizaje formal e informal. También, desde el Parlamento Europeo se han promovido resoluciones específicas sobre desarrollo de competencias a través del voluntariado y mejoras en la empleabilidad. El paso que actualmente se está dando es el de tratar de identificar, poner en valor y reconocer formalmente ese aprendizaje, recogido incluso como un derecho de las personas voluntarias en estas normativas.

Los empleadores están siendo cada vez más conscientes de este hecho, tal y como se corrobora anualmente en la Deloitte Volunteer Impact Survey (encuesta llevada a cabo a más de 2.500 directivos de recursos humanos de Estados Unidos). Para ellos el voluntariado puede desempeñar un papel clave para ayudar a atraer, retener y desarrollar talento, así como para la construcción de liderazgos futuros. Así, el 82% de los directivos encuestados afirmaban que es más probable que elijan un candidato con experiencia voluntaria en su currículum.

Algunas cifras del Estudio de Deloitte Volunteer Impact (2016 y 2017):

  • El 85% de los encuestados están dispuestos a pasar por alto otros defectos del curriculum vitae cuando un candidato incluye trabajo voluntario en el mismo.
  • El 80% de los encuestados está de acuerdo en que los voluntarios activos se mueven en roles de liderazgo con mayor facilidad.
  • El 85% cree que el voluntariado basado en competencias ayuda a los empleados a mejorar las habilidades de comunicación.
  • El 88% cree que el voluntariado basado en competencias ayuda a los empleados a mejorar su personalidad.
  • El 85% cree que el voluntariado basado en competencias ayuda a los empleados a crecer en responsabilidad y compromiso.

Otra muestra de esta valoración es la incorporación de un apartado específico en redes sociales especializadas en la búsqueda de empleo, como LinkedIn, para resaltar las experiencias de voluntariado de las personas que buscan empleo, como un elemento muy importante a la hora de seleccionar a una persona para un puesto.

En los últimos años se han puesto en marcha en Europa diversas iniciativas con el objetivo de identificar las competencias que se desarrollan en entornos de aprendizaje no formal. Varios de estos proyectos no solo servían para identificar competencias sino que pretendían ir más allá, pasado de la identificación a la certificación de dichas competencias, generalmente como una forma de impactar en la empleabilidad de las personas voluntarias. Las principales iniciativas en esta línea son VPL (en Holanda), VSkills (Escocia), Volunteer Pass (Alemania) o en España Vol + o RECONOCE, en las que Voluntariado y Estrategia ha participado de forma destacada.

Ahora es Naciones Unidas quien nos pide que les ayudemos a desarrollar su propia metodología, a través de la cual se certificarán las competencias que las personas voluntarias de la ONU han desarrollado a través de su experiencia en terreno. Se trata de un trabajo apasionante que nos llevará a diversas partes del mundo a conocer de cerca el trabajo de estas personas para ayudarles a su posterior reingreso al mercado laboral.

Comentarios