“Queremos ser impulsores del cambio en positivo y ser referentes para otras organizaciones” | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Gobernanza
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Turismo, Hoteles y Restauración

“Queremos ser impulsores del cambio en positivo y ser referentes para otras organizaciones”

10-01-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker





Corresponsables ha entrevistado a Tomás Franquet, director de RC de Meliá, para conocer más sobre la gestión responsable de la empresa hotelera.  El pretexto del encuentro fue haber recibido el Premio Latinoamericano a la Responsabilidad Empresarial otorgado por el Foro Ecuménico Social en reconocimiento a la calidad de su Informe Anual.

¿Qué significa para Hoteles Meliá haber recibido este premio?

En los años 90 desembarcamos en la República Dominicana con la intención se ser referentes en el mercado Latinoamericano, tras más de 25 años en el terreno podemos decir que la presencia del grupo en estos países está más que consolidada. Sin embargo, este reconocimiento nos llena de orgullo y ánimos para seguir avanzando.

El 48% de nuestros hoteles ya cuenta con sellos que acreditan su sostenibilidad, sin embargo, el objetivo no es coleccionar sellos. El fin en sí mismo de este reconocimiento es confirmar que el modelo de gestión responsable que tiene la compañía va ganando fuerza y es capaz de ser mejorado.

Por otro lado, el premio significa que el mensaje que Meliá pretende transmitir como grupo es reconocido por la sociedad latina en términos reputacionales. En el mundo de los negocios no vale todo, ni se debe hacer negocios de cualquier forma. Queremos ser impulsores del cambio en positivo y que nuestro modo de hacer turismo incentive y oriente a que otras organizaciones se sumen al cambio. Avanzar en un modelo de turismo sostenible es responsabilidad de todas las empresas que configuran la cadena de valor, con independencia de su tamaño.

¿Cómo están realizando el proceso de transformación hacia el cambio en positivo? ¿De qué forma se protege la esencia de la marca?

El impulso hacia el cambio en positivo puede venir dado por convicción propia de la organización o por exigencia de los mercados. Nosotros comenzamos a reportar información no financiera desde antes que se produjera el cambio cultural en el que estamos inmersos, por lo que en estos términos ya estábamos avanzados. No obstante, los contenidos de los primeros informes eran bastante planos, muy descriptivos y, a nuestro juicio, no conseguíamos transmitir el enfoque estratégico de la compañía ni los valores que conforman la organización.

Queremos ser generadores de valor compartido y para ello debemos comunicar lo que somos y lo que hacemos de una forma diferente, clara y concisa; como se dice en estos círculos, convertir lo intangible en tangible para transmitir lo que en realidad es Meliá. Esto se consigue a través de la medición, el análisis, la materialidad, la trazabilidad, la transparencia, y una buena comunicación.

Meliá es algo más que una cuenta de resultados, es un gran colectivo de personas que trabaja y gestiona hoteles desde unos valores intrínsecos que se extienden a toda la organización. El buen hacer de nuestros más de 44000 miembros es la esencia de la marca y refleja la predisposición al cambio que estamos comentando. La clave de un proceso de transformación no es el cambio en sí, sino no perder la esencia durante el proceso. Mantener la esencia nos permitirá enfrentarnos en mejores condiciones al futuro.

¿En qué consiste esta transformación? ¿Es a nivel interno?

Para que haya cambio tiene que haber voluntad y un primer paso. La evolución de los planteamientos de RSC en Meliá nos ha permitido tener un enfoque cada vez más estratégico. Articulamos un proceso de sensibilización interno, ya que solos no podíamos  impulsar la transformación; era necesario involucrar a todas las áreas y departamentos. La integración de la RSC en el negocio es, en definitiva, nuestro objetivo, y debe implicar a todas las áreas. Éstas deben conscientes de cómo con su trabajo y operativa pueden contribuir al cambio. Hoy podemos decir que estamos en la senda correcta ya que todos los departamentos reportan información medida y trazada, para más tarde decidir de forma conjunta cómo comunicar la información.

Ha habido una importante evolución ya que, entre todos, hemos logrado que el Informe Integrado de Meliá haya pasado de ser un documento informativo a una herramienta de gestión viva, al servicio de todas las áreas, y de una excelente tarjeta de presentación que permite a nuestros grupos de interés conocernos más y mejor. 

¿Qué departamento se encarga de elaborar el informe?

El departamento de Estrategia y RSC es el responsable de impulsar y coordinar la confección del informe. Sin embargo, en su elaboración está implicada de forma activa toda la compañía.

¿Cómo comunican la RSC a cada grupo de interés? ¿De qué forma articulan la materialidad?

La comunicación en primer lugar es interna. Una vez que se termina y audita el informe integrado se presenta al Consejo de Administración para su aprobación. Una vez aprobado, nuestro vicepresidente ejecutivo y consejero delegado lo comunica de forma interna a toda la compañía. Con posterioridad, este se hace público en nuestra página web, estando así al alcance de todo el mundo. El informe tiene una muy buena aceptación y visibilidad. Los últimos datos de descarga indican que el informe ha sido descargado más de 200.000 veces, llegando incluso a zonas donde Meliá no tiene presencia.

El análisis de materialidad se realiza de forma periódica, ya que estos asuntos no son tan cambiantes como las experiencias o hábitos de consumo. Se lleva a cabo entre intervalos de 2-3 años. Es más, actualmente estamos trabajando en nuestro nuevo análisis de materialidad.

Lideráis el ranking de CDP (Carbon Disclousure Program), ¿qué acciones habéis llevado a cabo para llegar hasta aquí?

El vínculo del turismo con la biodiversidad es natural, ya que si no hay sostenibilidad no hay destinos, y si no hay destinos no hay turismo. Proteger y fomentar el desarrollo medio ambiental  y económico de los lugares donde ejercemos nuestra actividad es fundamental para que nuestro core business tenga sentido. Esto es algo que Meliá tiene muy claro desde el inicio de su actividad; sin embargo, es en los últimos años donde la estrategia del “win to win” adquiere una relevancia mayor.

Por ponerte un ejemplo, el diseño y construcción de nuestros hoteles incorpora criterios de sostenibilidad y sistemas de eficiencia y de gestión respetuosos con el entorno que buscan el mejor aprovechamiento y consumo de recursos, la innovación y la tecnología al servicio de la lucha contra el cambio climático, estamos explorando opciones para impulsar la economía circular para la gestión de residuos, entre otros.

Pasando a la parte social, quería preguntarte sobre el proyecto de desarrollo que estáis llevando a cabo en Tanzania. ¿En qué consiste? ¿Pensáis extender el programa a otras regiones?

El proyecto se está desarrollando concretamente en la isla de Zanzíbar y refleja a la perfección la esencia con la se articula la RSC de Meliá: turismo como motor de desarrollo económico, ser responsables en el ejercicio de nuestra actividad y crear oportunidades. 

En 2012 Meliá asume la gestión del hotel. Tras un intenso proceso de reforma se inició el proceso de creación y capacitación del equipo, atendiendo a nuestros estándares de calidad. La práctica totalidad del personal que trabaja en el hotel es local.  Muchos de ellos no tenían experiencia en hostelería y fueron formados desde los valores que nos definen como compañía.  El propietario del hotel, ASB Tanzania Ltd comparte con Meliá este modo de impulsar un modelo hotelero responsable y han invertido en el proyecto, implicándose con nuestros equipos de un modo excelente. El resultado es un entorno local rehabilitado, con acceso a agua, sanitarios, un nuevo pozo de agua dulce y, en definitiva, una mejora de la calidad de vida de la población del pueblo de Kairo. El valor de este proyecto reside la compartición de un compromiso y una responsabilidad con la comunidad local entre los propietarios del hotel y la entidad gestora, en este caso Meliá.

¿Cuáles son los principales retos que el sector hotelero para la consecución de los ODS dentro de la Agenda 2030? 

El primero, y sin duda el más importante, es entender cómo los ODS pueden contribuir de forma positiva al propio negocio. No se trata de seleccionar aquellos que tienen mayor vínculo, sino que el reto es entender cómo la operación hotelera puede contribuir a avanzar de verdad. Solo se conseguirá avanzar si se integran en el negocio de forma efectiva.

¿Qué planes tenéis particularmente para cumplir con los ODS? 

No los vemos como un ‘cumplimiento’ en sí. Son una excelente palanca para generar reflexión interna y para que nos ayuden a avanzar en nuestros propósitos como hoteleros. Sin duda nos ayudan a poner en valor compromisos claros que Meliá trabaja desde hace tiempo. El hecho de contar con una herramienta así permite eliminar asimetrías entre empresas, sectores…Cada compañía contribuirá de forma diferente por supuesto, pero todas podemos hacer algo a favor de una causa común. No hay esfuerzo que merezca más la pena y ofrezca mayor satisfacción que contribuir a mejorar el Bien Común.

Si puedes danos una breve reflexión sobre esta agenda mundial y qué puede aportar una organización multinacional como la vuestra.

Meliá tiene presencia en 43 países. Este hecho significa que vivimos 43 realidades diferentes. Profundizar en los ODS nos ha permitido conocer la realidad de los países en los que tenemos presencia desde una perspectiva muy diferente. Hemos visto oportunidades, entendido realidades, reorientado enfoques…Sin duda alguna, la mejor planificación requiere un análisis previo.

Comentarios