La Comisión Europea plantea en su última Comunicación sobre la RSE una nueva definición y plan de acción | Corresponsables.com España

La Comisión Europea plantea en su última Comunicación sobre la RSE una nueva definición y plan de acción

26-10-2011

Cuando se cumplen cinco años de la última Comunicación de la Comisión Europea en materia de RSE, sale a la luz la nueva estrategia, un documento que incide en Enterprise 2020 como estrategia empresarial y que simplifica la definición de RSE. En palabras de Pedro Ortún, director general de Empresa e Industria de la Comisión Europea, “la RSE es la responsabilidad de las empresas por sus impactos en la sociedad”.


La nueva Comunicación además, invita a cada uno de los 27 gobiernos a presentar su estrategia nacional y deja patente la intención de elaborar una propuesta legislativa sobre la transparencia medioambiental y social.


“El respeto de la legislación aplicable y de los acuerdos colectivos entre las partes sociales es un requisito para ejercer esa responsabilidad”, dice la comunicación, y añade que para ejercer plenamente la RSE, las empresas deben disponer de un proceso que les permita integrar preocupaciones sociales, ambientales, éticas, sobre derechos humanos y sobre los consumidores en sus operaciones de negocio y en su estrategia, en colaboración con los grupos de interés. El objetivo de esta aproximación debe ser, añade la comunicación: “maximizar la creación de valor compartido entre los propietarios y/o accionistas y el resto de grupos de interés; y ayudar a identificar, prevenir y mitigar los posibles impactos adversos”. El documento se refiere a las pymes como compañías que pueden llevar a cabo este proceso de manera intuitiva y formal.

 

Por otro lado, la Comunicación propone una agenda de acción con horizonte 2014 que se concreta en ocho líneas prioritarias: impulsar la visibilidad de la RSE y la difusión de buenas prácticas; mejorar y monitorizar los niveles de confianza en las empresas; mejorar los procesos de auto y co-regulación; fomentar el reconocimiento del mercado a la RSE; mejorar la información de las compañías sobre su actuación social y ambiental; potenciar la integración de la RSE en la educación, formación e investigación; hacer énfasis en la importancia de las políticas nacionales y sub-nacionales sobre la RSE; y alinear mejor las aproximaciones europeas y globales a la RSE.


Durante el acto de presentación del estudio, Ortún abordó el asunto de la transparencia referente a los impuestos, cánones y primas que deben pagar las grandes compañías cotizadas de la UE (las pertenecientes al sector del gas, la explotación forestal, la minería o los hidrocarburos). En relación a esto, la Comisión Europea propone la puesta en marcha de un sistema de información desglosado por países (Country By Country Reporting –CBCR-).

Tras la presentación de la nueva Comunicación, las propuestas de revisión de ambas directivas, la relacionada con la transparencia y la que afecta a la contabilidad, deberán lograr el beneplácito del Parlamento Europeo y del Consejo de Ministros de la UE.

 

En relación a las pequeñas y medianas empresas (PYMES), la Comisión propone la simplificación de las normas de contabilidad, lo que previsiblemente permitirá un ahorro de cerca de 2.000 millones de euros al año.


El director general de Empresa e Industria de la CE ha afirmado que está orgulloso tanto de la nueva Comunicación como del proceso de elaboración, “que ha sido posible gracias a la colaboración activa de los diferentes grupos stakeholders europeos y tras tener que salvar algunos obstáculos, como las fuertes presiones acerca de la nueva regulación del reporting procedentes de la patronal”.


La nueva Comunicación se ha visto la luz en el marco de la presentación del ‘Estudio sobre Estándares Internacionales de Reporting no Financiero’, que ha tenido lugar en Madrid promovido por Corporate Excellence y Garrigues Medio Ambiente.


Como ha explicado Ángel Alloza Losana, CEO de Corporate Excellence, “el objetivo de este estudio es impulsar la transparencia empresarial como una de las principales herramientas para la recuperación de la confianza en el contexto actual”.


El informe analiza las consecuencias que en materia de transparencia tiene la Ley de Economía Sostenible para las empresas españolas. Entre otras conclusiones, según ha explicado Jesús de la Morena Olías, socio de Garrigues Medio Ambiente, “el documento señala que la presentación de informes de sostenibilidad seguirá siendo voluntario para las S.A. de más de mil empleados”.


El evento, al que han asistido unas 60 personas, ha contado también con las intervenciones de miembros de Forética y de BBVA. Así, Tomás Conde, director de Sostenibilidad de BBVA, ha hecho hincapié en “la necesidad de pasar del reporting combinado al integrado”.


Por su parte, Germán Granda, director general de Forética, insiste en que “no debemos olvidar que, actualmente, en España, el 65% de los informes presentados son A+”.


Para acceder al documento completo de la Comunicación de la Comisión Europea haz clic aquí.
 

Comentarios