La calidad de la información de las memorias de RSC disminuye | Corresponsables.com España

La calidad de la información de las memorias de RSC disminuye

27-11-2015
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

KPMG acaba de presentar The KMPG Survey of Corporate Responsability Reporting 2015 a nivel mundial, la novena edición del estudio sobre informes de Responsabilidad Corporativa (RC) que destaca las tendencias globales basadas en la revisión de las memorias de (RC) de 4.500 empresas de 45 países. En el caso de España han sido analizadas las 100 mayores compañías por volumen de facturación, al igual que en el resto de países.


La mayor parte de las empresas españolas analizadas, el 84%, reportan algún tipo de información sobre Responsabilidad Corporativa o Sostenibilidad. La cifra es ligeramente superior a la registrada en la edición anterior del informe, correspondiente a 2013, que se ubicó en el 81%. Esta cifra sitúa a España en el puesto 16 del ranking de 45 países analizado, una lista que en 2015 lidera India, donde la totalidad de las empresas analizadas ofrece información no financiera, debido en parte a la obligatoriedad legislativa.


Por regiones del planeta, la media española es diez puntos porcentuales superior a la media de Europa, que se sitúa en el 74%. Las empresas españolas analizadas ofrecen informes sobre sus prácticas de responsabilidad corporativa y sostenibilidad por encima, incluso, de la media de Europa occidental, que se ubica en el 79%. No obstante, sólo el 30% califican el informe como integrado y siguen las pautas del International Integrated Reporting Council (IIRC). No obstante, España y Holanda son los con más informes integrados en el mundo, entre las 100 primeras compañías por volumen de facturación, con 27 empresas, tras Sudáfrica que tiene 91 porque es obligatorio para las cotizadas realizar el informe integrado. 
Por otra parte, el 65% de las compañías siguen el estándar de reporte definido por el Global Reporting Initiative (GRI), mientras que el 21% lo hace según AA1000.

 

En cuanto al alcance de los informes de Responsabilidad Corporativa que presentan las empresas españolas, el 70% de ellos son informes generales de las empresas matrices o del grupo empresarial con sede en España. Únicamente el 8% de las empresas analizadas da cuentas de la responsabilidad corporativa de alguna de sus empresas filiales.

 

 

FIABILIDAD DE LA INFORMACIÓN
El informe indica que el 55% de las empresas españolas que publican un informe de revisión independiente sí que incluye en sus informes de RC o Sostenibilidad un informe de revisión independiente de fiabilidad (declaración redactado por una firma de expertos técnicos, alguna autoridad de certificación, un proveedor especializado de assurance o una firma de auditoría).

 

No obstante, esta declaración de fiabilidad alcanza, en la mayoría de los casos (54%), únicamente a algunos indicadores específicos. Solo el 24% cuenta con una declaración formal de assurance que cubra el 100% de su informe de Sostenibilidad. Además, el 72% de las compañías que llevan a cabo un assurance de su información no financiera, lo hace de forma limitada, mientras que el 28% tiene, al menos, algunos indicadores con un nivel de aseguramiento razonable.


José Luis Blasco, socio responsable de Gobierno, Riesgo y Cumplimiento de KPMG en España, indicó durante la presentación del estudio que “se puede decir que ha aumentado la calidad de la información en Sostenibilidad de las empresas españolas, pero ha disminuido la calidad, porque en el proceso de fiabilidad de la información ha fallado el diálogo con los grupos de interés, la materialidad de lo que las compañías tienen que reportar o el plan de Sostenibilidad que se ha puesto en marcha para medir y mejorar”.

 

 

FUTURO
Blasco recurrió a la legislación como elemento impulsor de la información en Sostenibilidad de las compañías: “En diciembre de 2014 se presentó la Directiva Europea sobre la divulgación de Información no Financiera y alrededor de 6.000 empresas de más de 500 empleados tendrán que reportar a partir de 2017 sobre sus impactos no financieros, lo que tendría que impulsar la información no financiera sobre asuntos medioambientales, sociales, de Derechos Humanos, políticas de empleo, anticorrupción y antisoborno”. 

 

Además, consideró que a nivel de tendencias globales las multinacionales empezarán a reportar los impuestos con los que tributan en cada país en los que desarrollan su actividad. También ahondó en la importancia que van a tener los Planes de Derechos Humanos y la gestión real de los riesgos y oportunidades en clave de desarrollo sostenible y las competencias que las organizaciones tienen que generar “no porque las empresas quieran hacer un mundo mejor, sino porque no les queda otra”.

 

En cuanto al futuro del director de Responsabilidad Social, Blasco ve dos opciones: “Profesionaliar la gestión para que los Dirse para que se conviertan en directores de cumplimiento normativo o formar parte de la innovación de las compañías”.

 

Consultar el estudio sobre los Informes de RC en España y a nivel global