El número de niños refugiados que viaja solo se quintuplica desde 2010 | Corresponsables.com España

El número de niños refugiados que viaja solo se quintuplica desde 2010

Unicef pide a los gobiernos que adopten el plan de acción que ha elaborado para proteger a los niños refugiados y migrantes

19-05-2017

La crisis de los refugiados se ha intensificado en los últimos años. Cada vez más personas dejan sus países en busca de asilo. Madres, padres, abuelos y, sobre todo, niños. La crisis de los refugiados tiene cara de niño. De hecho, según datos de Unicef el número total de menos refugiados y migrantes que viajan en soledad ha alcanzado un récord histórico al multiplicarse por cinco en los últimos datos. Solo entre 2015 y 2016 se registraron cerca de 300.000 niños separados y no acompañados en unos 80 países, frente a los 60.000 de 2010 y 2011.

El viaje hasta su destino, en muchas ocasiones incierto, no está exento de riesgos y peligros. A menudo durante la ruta están en riesgo de caer en manos de contrabandistas y traficantes. De hecho, el informe de Unicef recoge el testimonio de Mary, una niña nigeriana de 17 años no acompañada que, en su viaje de Libia a Italia, cayó víctima directa de trata infantil. Casos como este son inadmisibles y no se pueden repetir. Por ello, desde Unicef reclaman un sistema de protección global para garantizar la seguridad de los niños frente a la explotación, los abusos y la muerte.

El director ejecutivo de Unicef Comité Español, Javier Martos, explica que "los niños que viajan solos son los más vulnerables: están expuestos a muchos peligros y corren un riesgo mayor de caer en manos de redes de trata de personas y traficantes sin escrúpulos. No podemos darles la espalda. Los gobiernos deben actuar ya para garantizar la seguridad de estos niños".

Plan de Acción a favor de los niños refugiados

Los días 26 y 27 de mayo se celebra en Italia la cumbre del G-7 y Unicef ha aprovechado la ocasión para pedir a los gobiernos que adopten el plan de acción que ha elaborado para proteger a los niños refugiados y migrantes, y garantizar su bienestar.

En España, Unicef solicitó al Gobierno que se comprometa también con el plan de acción y tenga una mayor proactividad en los ámbitos europeo y mundial para conseguir que los países entiendan que la protección de los niños migrantes y refugiados es responsabilidad de todos.

El Plan de Acción de Unicef contempla las siguientes medidas: proteger contra la explotación y la violencia a los niños refugiados y migrantes; terminar con las detenciones de los menores migrantes o que solicitan el estatus de refugiados; mantener a las familias unidas; formar a todos los refugiados y migrantes, y darles acceso a servicios de calidad, entre ellos sanitarios; exigir que se actúe sobre las causas subyacentes de los movimientos a gran escala de refugiados y migrantes, y promover medidas para luchar contra la xenofobia, la discriminación y la marginación en los países de tránsito y destino.

Comentarios