Ver nuestros canales de comunicación
Selecciona tu edición de Corresponsables:ESMXCHCOECARPE
25 septiembre 2017, 22:48
Actualidad

El ambiente insalubre mata a 1,7 millones de niños cada año

Agua potable, saneamiento y combustibles limpios para cocinar reducen una gran parte de esas muertes
06 Marzo 2017

Corresponsables (@Corresponsables) / Servimedia

Riesgos ambientales como la contaminación del aire, el humo de segunda mano por el tabaco, el agua insalubre, la falta de saneamiento y una higiene inadecuada, matan cada año a 1,7 millones de niños menores de cinco años, lo que supone más de uno de cada cuatro muertes anuales en este grupo de población, según datos presentados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Cada año mueren 570.000 niños menores de cinco años por infecciones respiratorias atribuibles a la contaminación y al humo del tabaco

Dos informes de la OMS revelan que una gran parte de las causas de muerte más comunes entre los niños de un mes a cinco años (diarrea, malaria y neumonía) son prevenibles con intervenciones para reducir los riesgos ambientales, como el acceso al agua potable y a combustibles limpios para cocinar.

"Un ambiente contaminado es letal, especialmente para los niños pequeños", apuntó Margaret Chan, directora general de la OMS. Las exposiciones nocivas pueden comenzar en el vientre de la madre y aumentar el riesgo de parto prematuro. Además, cuando los bebés y los preescolares están expuestos a la contaminación del aire en interiores y exteriores y al humo de tabaco de segunda mano tienen un mayor riesgo de neumonía en la infancia y un riesgo aumentado de enfermedades respiratorias crónicas como el asma. La exposición a la contaminación del aire también puede aumentar el riesgo a lo largo de la vida de tener enfermedades del corazón, derrame cerebral y cáncer.


Principales causas del ambiente insalubre

El informe de la OMS, titulado '¡No contamine mi futuro! El impacto del medio ambiente en la salud de los niños' proporciona una visión general del impacto del medio ambiente en la salud de los niños e ilustra la magnitud del desafío.

La publicación indica que cada año mueren 570.000 niños menores de cinco años por infecciones respiratorias atribuibles a la contaminación y al humo del tabaco (como la neumonía), 361.000 por diarrea debido al mal acceso a agua potable, saneamiento e higiene, 270.000 en su primer mes de vida por condiciones que podrían prevenirse con acceso a agua potable, saneamiento e higiene en establecimientos de salud, 200.000 por malaria que pueden prevenirse con la reducción de sitios de reproducción de mosquitos o el almacenamiento de agua potable, y 200.000 por lesiones accidentales atribuibles al medio ambiente como envenenamientos, caídas y ahogamientos.


Amenazas ambientales

Por otra parte, la directora del Departamento de Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes Sociales de la OMS, María Neira, indicó que invertir en eliminar esos riesgos ambientales, como la mejora de la calidad del agua o el uso de combustibles más limpios, "dará lugar a beneficios masivos para la salud".

Así, peligros ambientales emergentes como los electrónicos y los eléctricos que se reciclan incorrectamente (los teléfonos móviles antiguos, por ejemplo), exponen a los menores a toxinas, lo que puede conducir a una reducción de la inteligencia, déficit de atención, daño pulmonar y cáncer. Se prevé que la generación de residuos electrónicos y eléctricos aumentará en un 19% entre 2014 y 2018 hasta alcanzar los 50 millones de toneladas.

Con el cambio climático, las temperaturas y los niveles de dióxido de carbono están aumentando, lo que favorece el crecimiento del polen asociado al incremento de las tasas de asma en los niños. En este sentido, la contaminación del aire, el humo de tabaco de segunda mano y el moho y la humedad en interiores hacen que esta patología sea más grave en los niños.

En los hogares sin acceso a servicios básicos como el agua potable y el saneamiento o que desprenden humos por el uso de combustibles sucios como el carbón o el estiércol para cocinar y calentar, los niños corren un mayor riesgo de sufrir diarrea y neumonía.

También están expuestos a productos químicos nocivos a través de alimentos, el agua y el aire. Los plaguicidas de fluoruro, plomo y mercurio, los contaminantes orgánicos persistentes y otros productos manufacturados eventualmente encuentran su camino en la cadena alimentaria. 

 
Categoría: 
COMENTARIOS
No hay comentarios. Sé el primero en comentar.
Debes estar conectado o registrado para enviar comentarios.

Corresponsables en la Red

CorresponsablesTV

De la Comunicación a la rendición de cuentas

El twitter de Corresponsables

Agenda / Eventos

26
SEP
26|09|17 (9-15h)
Madrid | España

Encuesta

¿Con qué estándar piensa tu organización elaborar su próximo Informe de Sostenibilidad?: