La igualdad desde una triple dimensión: laboral, familiar y personal | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Prácticas Laborales

La igualdad desde una triple dimensión: laboral, familiar y personal

La mujer sigue teniendo mayor responsabilidad en la dimensión familiar y sufre la desigualdad en entornos laborales
12-12-2017
Foto: Samanta Sophia
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

IESE Business School e Infoempleo, con el patrocinio de Gas Natural Fenosa, han presentado el informe S=HE: ¿Igualdad de oportunidades? Desarrollo profesional de hombre y mujeres en España. La publicación realiza una radiografía sobre la situación actual del desarrollo de trayectorias de hombres y mujeres en nuestro país.

En la presentación del informe Val Díez, presidenta de la Comisión de Igualdad de la CEOE y directora general de la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa) ha indicado: “Hoy en día se deben aplicar mecanismos para que las mujeres puedan tener equilibrio, sin renunciar a la dimensión familiar”. Por su parte, Pilar Feliz, subdirectora de Diseño de Organizativo y Strategic Workforce Planning en Gas Natural Fenosa considera que “antes las mujeres se centraban en demostrar su valía, en lugar de pedir una retribución acorde con su puesto y funciones. Ahora mismo la retribución no tiene género y ambos sexos exigen en función de sus competencias”.

Emilia Zaballos, fundadora de Zaballos abogados y vocal de la Junta Directiva de AMMDE, la Asociación Madrileña de Mujeres Directivas y Empresarias ha afirmado: “Cuando eres exitoso o triunfas uno de los problemas es que muchos de los comentarios críticos los hacen las propias mujeres. Nosotras debemos ser el cimiento para otras mujeres”.

Mireia de las Heras, directora de Investigación del Centro Internacional Trabajo y Familia de IESE Business School, ha comentado que “ha habido una evolución positiva en todos los entornos, aunque seguimos lejos de la igualdad de oportunidades. Todavía queda un largo recorrido pero es el momento de abonar el terreno. Debemos centrarnos en lo positivo y propiciar la integración de las mujeres”. Mientras, Jorge Guelbenzu, director general de Infoempleo, ha hablado del “efecto escalera”: “Los hombres en ocasiones están en una zona de confort, de forma que las mujeres que se encuentran en ciertos puestos de liderazgo tienen que seguir empujando para facilitar las opciones a otras mujeres”.

Igualdad de oportunidades en la empresa

Aunque la tasa de actividad femenina ha aumentado en las últimas tres décadas, el informe del IESE demuestra que esta actividad no se ejerce en igualdad de condiciones ni de oportunidades. El estudio ofrece datos como que, en el ámbito empresarial, el 87% de hombres y el 86% de mujeres se encuentran en el peor de los escenarios: un entorno excluyente; es decir, aquel en el que se dificulta sistemáticamente la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. En esta línea, hombres y mujeres consideran que los procesos de selección no se encuentran totalmente estructurados, lo que implicaría la existencia de un sesgo por parte de la persona encargada de la selección. Además, un tercio de los participantes en la encuesta (34% de hombres y 33% de mujeres) consideran que la cultura de su empresa es muy discriminante; es decir, ni busca proactivamente la aportación de los distintos miembros de la empresa ni acepta cuando estos aportan ideas, sugerencias o iniciativas.

Respecto a la brecha salarial de género, el 38% de los hombres y el 46% de las mujeres tienen la percepción de que existen diferencias entre los dos sexos. Mientras, en conciliación,  el 44% de los hombres y el 43% de las mujeres afirma poder acceder a medidas de flexibilidad.

Igualdad de oportunidades a nivel familiar y personal

En el entorno familia, los resultados muestran que hombres y mujeres cuentan con la percepción de que son ellas las que asumen una mayor responsabilidad en el entorno familiar. También consideran, ambas partes, que son las mujeres las que tienen una mayor dedicación en el cuidado de mayores y de los niños, en donde los hombres han respondido que realizan un 6% de las tareas mientras que sus parejas hacen el 57%.

Por otra parte, las circunstancias personales tienen incidencia a la hora de crear entornos de igualdad de oportunidades. Las mujeres menores de 40 años, sin hijos y con estudios superiores son las que generan entornos de mayor igualdad de oportunidades a través de su práctica de acceso a feedback, apoyo emocional-afectivo y exploración de alternativas. En el extremo contrario se encuentran los hombres con hijos, con menos de 40 años y sin estudios superiores.

Noticias relacionadas

NO HAY DATOS

Comentarios