Francisco González: “En BBVA queremos ayudar a los clientes en el impulso al desarrollo sostenible y la transición hacia una economía baja en carbono” | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Financiero

Francisco González: “En BBVA queremos ayudar a los clientes en el impulso al desarrollo sostenible y la transición hacia una economía baja en carbono”

10-05-2018
Pablo Martín / Tatiana Márquez
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

Catalizar el desarrollo sostenible y luchar contra el cambio climático. Bajo esta premisa, BBVA ha convocado en su sede a inversores, empresarios, instituciones del sector público y privado y medios de comunicación, en la primera edición de ‘BBVA Sustainable Finance Forum’.

El presidente de la entidad, Francisco González, ha explicado la razón de ser de este encuentro: “En BBVA debemos ayudar a nuestros clientes en el impulso al desarrollo sostenible y en la transición hacia una economía baja en carbono. En BBVA, queremos ser catalizadores de este cambio”. En esa línea, ha señalado también que BBVA movilizará 100.000 millones de euros hasta 2025 para luchar contra el cambio climático e impulsar el desarrollo sostenible.

González, ha recordado las palabras de Ban Ki Moon, anterior secretario general de Naciones Unidas, quien afirmó que “somos la primera generación que podemos erradicar la pobreza y la última generación que puede realizar pasos decisivos para evitar los peores impactos del cambio climático”. En este contexto, afirmó que “debemos reimaginar la banca y los bancos tenemos que redefinir nuestro propósito para que sea transformacional y esté orientado a crear un impacto positivo en la vida de las personas”.

Francisco González ha inaugurado el evento junto a la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, quien consideró que “el mundo se enfrenta a tres retos: la revolución digital, el reto demográfico y el cambio climático”. En relación a este último aspecto ha destacado la labor del Gobierno, que “desde el año 2000 ha destinado más de 2.200 millones de euros a Medio Ambiente” y ha “emprendido, gestionado y apoyado múltiples acciones y políticas a favor del desarrollo sostenible del país, como puede ser la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética”.

La vicepresidenta también ha mencionado la importancia de las alianzas y la colaboración empresarial y de la sociedad civil, entre otras organizaciones: “Sin una sociedad abierta, transparente y con valores, no podremos avanzar en una Agenda y unos objetivos que pesan sobre cada uno de nosotros y que son tan ambiciones”, señalaba refiriéndose a la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

 

Los cuatro retos de BBVA

Para el presidente de BBVA, la banca se enfrenta a cuatro grandes retos globales. En primer lugar, la agenda global, que compromete no sólo a Estados, sino también a empresas. En esta agenda destacan el acuerdo sobre cambio climático en París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS). En segundo lugar, la enorme oportunidad de mercado generada por estos ODS. En 2030, un mercado de 12 billones de dólares requerirá una inversión anual de entre 5 y 7 billones de dólares, de los que un 70% se concentrará en mercados emergentes.

En tercer lugar, la creciente presión por parte de los inversores institucionales, que solicitan información sobre cómo las empresas integran los aspectos ambientales y sociales en sus operaciones, así como una visión a largo plazo. Y por último, la regulación y las recomendaciones de organismos internacionales.

En su exposición, el presidente de BBVA ha anunciado que el banco forma parte de la nueva iniciativa promovida por el foro de finanzas sostenibles de Naciones Unidas (UNEP FI) para definir los Principios de Banca Responsable. Un proyecto colectivo que cuenta con la participación de 24 bancos de los cinco continentes en línea con los ya existentes Principios de Inversión Responsable y Principios de Seguros Sostenibles.

Además, recordó que la pasada semana BBVA colocó en el mercado el bono verde de mayor importe de la eurozona por valor de 1.000 millones de euros, aunque tuvo una demanda de 3.000 millones.

A lo largo del día, representantes de instituciones del sector público y privado han debatido sobre temas relacionados con la financiación sostenible y la lucha contra el cambio climático.

 

Empresas e inversores

El primer panel ha abordado por qué las compañías integran el cambio climático en sus estrategias. En este debate, moderado por el miembro del Consejo de Administración de BBVA José Manuel González-Páramo, han participado el presidente y consejero delegado de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán; junto con Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol; e Isabelle Mateos y Lago, miembro del BlackRock Investment Institute.

Todas las compañías pueden contribuir a un mundo más verde independientemente de su sector, y éste es un aspecto que tanto clientes como inversores tienen cada vez más en cuenta a la hora de tomar decisiones y decantarse por una empresa u otra en sus opciones de compra. Esa ha sido una de las principales conclusiones.

Josu Jon Imaz, de Repsol, ha destacado: “La mayoría de nuestros inversores nos exigen que operemos en concordancia a criterios SDG, con ética y transparencia, cuidando del medio ambiente. Esto es algo que tenemos incorporado en nuestra estrategia”.

Para Ignacio Sánchez Galán, de Iberdrola, “las empresas tienen la responsabilidad de desarrollar negocios responsables, lo que sin duda los hará sostenibles en el tiempo y beneficiará tanto a la propia compañía como a la sociedad”. “El medio ambiente no es un problema, sino una oportunidad”, ha añadido.

Por su parte, Isabelle Mateos y Lago (de BlackRock) ha indicado que las empresas deben tener unos objetivos en sintonía con sus grupos de interés, en los que se incluyen los inversores. “Las compañías que no tienen un propósito conectado a sus empleados y demás stakeholders, fracasarán en sus objetivos a largo plazo”, afirmaba. Asimismo, ha comenzado un diálogo sobre la diferencia de hacer ‘greenwashing’ y hacer ‘clean strategy’.

 

Profundizando en desarrollo y finanzas sostenibles

A continuación, en una segunda mesa, varios expertos han repasado la agenda global de las finanzas sostenibles. José Manuel Marqués, responsable de la división de innovación financiera del Banco de España; y Wim Mijs, consejero delegado de la Federación Bancaria Europea y Simone Dettling, Banking Team Lead de United Nations Environment Finance Initivative, han protagonizado un debate moderado por Antoni Ballabriga, director global de Negocio Responsable de BBVA.

Wim Mijs, de la Federación Bancaria Europea, ha lanzado un mensaje claro: “Existe un sentido de urgencia y oportunidad para crear una nueva banca, que necesitará de la colaboración del sector público y privado para alcanzar los objetivos globales de la sostenibilidad”.

Simon Dettling (de United Nations Environment Finance Initivative) ha defendido que la respuesta a la crisis financiera es la sostenibilidad, señalando a BBVA como un “fantástico ejemplo de banco que se ha reinventado a sí mismo y que está cambiando su cultura para adaptarse a los nuevos escenarios”. José Manuel Marqués, del Banco de España, de acuerdo al discurso de Dettling, ha considerado como un aspecto clave “la creación de herramientas para que el cliente pueda gestionar él mismo su riesgo climático”, y como ejemplo, los bonos verdes.

En otra mesa de diálogo un grupo de expertos se ha adentrado en las diferentes soluciones de finanzas sostenibles. En el panel moderado por Ricardo Laiseca, responsable de Global Finance en BBVA, han participado Gerassimos Thomas, director general adjunto de Energía de la Comisión Europea; Philippe Zaouati, CEO de Mirova; y Muriel Caton, directora general de Vigeo Eiris.

Asimismo, también se ha generado un debate en torno al papel de las instituciones públicas en el desarrollo sostenible que ha sido moderado por Cristina de Parias, directora de BBVA España. Aquí han intervenido Pablo Zalba, presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO); Birthe Brunh-Léon, directora de Operaciones Iberia del Banco Europeo de Inversiones (BEI); y Valvanera Ulargui, directora general de la Oficina Española del Cambio Climático.

 

BBVA, referente en sostenibilidad

El banco ha sido el ‘bookrunner’ más activo en el mercado de bonos verdes en la Península Ibérica en 2017 y es una entidad de referencia global tras haber asesorado, colocado y estructurado bonos verdes para clientes de México, EE.UU. y Europa, tanto en divisa local como en euros y dólares. En el negocio de préstamos verdes el banco fue la entidad más activa a nivel global en 2017, con un total de 11 operaciones en Europa y América Latina para clientes de diversos sectores y siendo el líder indiscutible en España.

El pasado febrero, la entidad presentó su estrategia de cambio climático y desarrollo sostenible para avanzar en la consecución de los ODS y del Acuerdo de París sobre Cambio Climático: su Compromiso 2025. En su compromiso de gestionar los recursos ambientales y sociales y minimizar los potenciales impactos negativos directos e indirectos, BBVA se ha fijado como objetivo que en 2025 el 70% de la energía que utilice sea renovable y reducir un 68% sus emisiones directas de CO2 con respecto a 2015.

En línea con este compromiso con la sostenibilidad, BBVA ha salido recientemente a los mercados para emitir el que ha sido el primer bono verde de una entidad española y el de mayor importe realizado por una entidad financiera de la eurozona. Para poder emitir este tipo de bonos, BBVA ha desarrollado su propio marco de emisión de bonos sostenibles vinculado a los ODS de Naciones Unidas, que da respuesta a los inversores interesados en la lucha contra el cambio climático.