Forética y Servimedia organizan un debate sobre la norma ISO 26000, con la intervención de la experta Perla Puterman | Corresponsables.com España

NO HAY DATOS

Forética y Servimedia organizan un debate sobre la norma ISO 26000, con la intervención de la experta Perla Puterman

05-10-2010

Además de la charla magistral de la fundadora y moderadora del Foro Iberoamericano de Responsabilidad Social, Forética reunió en esta sesión a representantes de medios de comunicación, entre ellos MediaResponsable, empresas, la patronal CEOE y tercer sector, en una mesa redonda con el propósito de recoger los diversos puntos de vista y solventar las principales dudas que antes de su publicación ha despertado la aprobación de esta norma.

Puterman realizó un recorrido por la evolución de las reuniones para la elaboración de la ISO 26000, un proceso que se ha desarrollado a lo largo de cinco años y ha contado con 450 expertos de 99 países y 42 organizaciones internacionales, con la representación de consumidores, gobierno, industria, ONG y trabajadores.

La experta destacó que, aunque se denomine "guía", se trata de una norma internacional con la característica de que no es certificable, pues "estamos hablando de lo que las organizaciones "deberían" hacer y "no qué deben hacer".

Según Puterman, la ISO 26000 servirá para tener una comprensión más clara y una perspectiva común de lo que tiene que ver con esta nueva forma de gestión. Además, tiene que servir como oportunidad para las organizaciones para lograr una ventaja competitiva, sostenible mediante la integración de los principios de sostenibilidad y la responsabilidad social en su visión y estrategia.
Ante la posibilidad de atomización y adecuación de la guía a los distintos ámbitos normativos nacionales, representantes de algunas multinacionales presentes en el encuentro manifestaron su preocupación por el incremento de requerimientos que esto supondrá.

En opinión de Perla, "cada país está en su derecho de crear sus propias normas, y adaptar la ISO 26000 a las realidades del país. Por otra parte, nadie puede evitar, ni la misma organización ISO, que proliferen las certificaciones de Sistemas de Gestión de Responsabilidad Social, ya que éstas representan un negocio".

Sin embargo, la experta considera que "hay que tener muy claro que estas certificaciones no están vinculadas con la ISO 26000 y son aplicables sólo a un sistema de gestión"."De lo contrario", advirtió, "esto podría conllevar a riesgos que podrían atentar contra la verdadera esencia de la responsabilidad social, ya que ésta es tan amplia y abarca  tantos aspectos que, aunque una empresa pueda satisfacer alguna de las partes interesadas, puede no satisfacer las expectativas de otros".

Comentarios