España ocupa el puesto 8 en el índice I-WIL de liderazgo femenino | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Derechos Humanos

España ocupa el puesto 8 en el índice I-WIL de liderazgo femenino

10-05-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

España ocupa la octava posición en el índice I-WIL(IESE-Women in Leadership), un estudio que analiza el liderazgo femenino y la igualdad de oportunidades en 34 países de la OCDE, comparando la situación actual (2018) con la que existía en 2006. El estudio se centra en cuatro dimensiones: personal, política, empresarial y social, a partir de diecisiete indicadores. 

Los países nórdicos son el referente en liderazgo femenino e igualdad de oportunidades para las mujeres; frente a Turquía, Japón y Corea del Sur, que se sitúan como los países con menor liderazgo femenino y menor igualdad de oportunidades. España avanza un puesto desde 2006. 

El ranking está encabezado por Suecia (1), Islandia (2) y Noruega (3), seguidos por Eslovenia (4) y Francia (5), los dos países que más han avanzado en la última década. Tras ellos, Finlandia (6), Portugal (7), España (8), Bélgica (9) y Reino Unido (10).

A la cola se sitúan Turquía (34), Japón (33) y Corea del Sur (32), los países con menor liderazgo femenino en 2018; aunque los que pierden más posiciones respecto a su situación en 2006 son Hungría (-10), Nueva Zelanda (-9) y Austria (-8).

España, número 2 en liderazgo personal

España ocupa el número 2 en liderazgo personal -solo detrás de Portugal-, entendido como la capacidad de las mujeres de estudiar, más allá de lo que es obligatorio, y/o de emprender, ya sea creando sus propias empresas o desarrollando y registrando patentes.

El acceso a la educación y a la formación superior es el motor del desarrollo del talento femenino y, por tanto, una de las claves para alcanzar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. Según el estudio del IESE, en esta dimensión el avance es muy significativo, ya que la media de mujeres con estudios universitarios entre 25 y 34 años supera la de los hombres en todos los países analizados, salvo en México, Suiza y Turquía, donde existe paridad.

Otros indicadores utilizados para evaluar el liderazgo personal son el número de mujeres inventoras, liderado por Portugal (19,9%) y España (15,7%), y el de mujeres empresarias, que encabezan Nueva Zelanda, Grecia y España. 

Liderazgo político, empresarial y social

La segunda dimensión que aborda el índice I-WIL es la del liderazgo político, analizado a partir de dos indicadores clave como son el porcentaje de mujeres en el parlamento y el de mujeres liderando un ministerio. 

En 2018, las cinco primeras posiciones las ocupan Suecia (1), Islandia (2), Eslovenia (3), Finlandia (4) y Dinamarca (5), seguidas por Noruega (6) y España (7). En promedio, la presencia de mujeres diputadas en los 34 países de los que consta el índice se ha incrementado en 6 puntos desde 2006, gracias sobre todo al efecto de las cuotas impuestas por los propios partidos políticos en sus listas de candidatos o por las legislaciones impulsadas para conseguir parlamentos más paritarios.

Por otra parte, los países con mayor liderazgo empresarial femenino en 2018 fueron Noruega (1), Suecia (2) e Irlanda (3), unos puestos que les vienen dados por tener un porcentaje de mujeres en los Consejos de Administración superior a la media del índice, bajas tasas de trabajo parcial involuntario y de paro femenino, así como una población activa más equilibrada entre hombres y mujeres. 

A nivel global, el informe I-WIL señala el estancamiento en el número de mujeres managers, que apenas ha crecido una décima en la última década (del 4,4% en 2006 al 4,5% en 2018) y el persistente desequilibrio entre hombres y mujeres. En esta dimensión, España se sitúa entre los últimos puestos del ranking, ocupando el número 25. 

En cuanto al liderazgo social, se han analizado el apoyo que reciben las mujeres y el impacto de las barreras que encuentran para integrar su vida personal, familiar y laboral, utilizando indicadores como la edad a la que tienen su primer hijo, la duración de la baja de maternidad y paternidad, o la tasa de escolarización de los niños de 3 a 5 años.

Los países con mayor liderazgo social en 2018 según el índice I-WIL son Israel (1), Reino Unido (2) y  Francia (3), mientras que España se queda con el puesto 29.