“La RSC no es algo que está escrito en un papel” | Corresponsables.com España

“La RSC no es algo que está escrito en un papel”

La compañía compra electricidad a más de 400 productores, todos ellos con certificado de garantía de origen conforme es 100% renovable

15-03-2017
Carlota Pi, cofundadora y Directora de Marketing de Holaluz

"En diez o quince años seremos como un Airbnb de la energía"

¿Cuál es la misión de Holaluz?
En estos seis años hemos aprendido muchísimas cosas, hemos caminado mucho, pero para verdónde vamos para hay que entender de dónde venimos.

Hace cincuenta o setenta años en Barcelona en muchas casas no había lavabo dentro de casa, hace treinta años mucha gente no tenía en su casa lavaplatos. Sin embargo, hoy en día nadie alquila un piso o una casa que no tenga baño, o que no tenga conexión de agua corriente para poder conectar un lavaplatos o una lavadora. Pues, en diez o quince años, nadie estará considerando la opción de alquilar un piso o una casa o comprarlo sin que tenga un sistema de autoproducción de electricidad a partir de placas solares fotovoltaicas. Además, esa electricidad se podrá almacenar en una batería doméstica que tendremos en casa como si fuera cualquier otro electrodoméstico o incluso en la batería de nuestro coche. Eso será un estándar del hogar porque es tecnología que ya existe en el mercado, simplemente hay que paquetizarla, conectarla y ponerla al servicio de las personas.

Nosotros estamos caminando hacia un mundo 100% autosostenible, 100% de autoproducción de energía renovable y de almacenaje de esta electricidad. En este escenario que os estoy pintando dentro de diez-quince años, una compañía eléctrica como Holaluz, seremos una plataforma donde nuestros clientes se podrán intercambiar electricidad, seremos un Airbnb de la energía. Imagínate, yo vivo en Barcelona con mis tres hijas en un piso en Poblenou, tenemos un ratio de metros cuadrados de techo con respecto al consumo energético de casa que no nos va a llegar. En cambio mis padres, que viven en una casa grande en la Costa Brava y están solos, tienen una superficie de techo para producir electricidad mucho más grande que la que ellos necesitan. Con una red inteligente nos podremos intercambiar esta electricidad a través de una plataforma que será Holaluz. Esa es la visión que nosotros tenemos de hacia dónde estamos caminando.

 

Los inicios de una nueva empresa siempre son difíciles y supongo que más aún en un sector tan innovador y competitivo como el vuestro. ¿Cómo han sido estos primeros años?

Nacimos en noviembre de 2010, ahora tenemos 90.000 clientes en toda España, crecemos a un ritmo de 300 clientes nuevos cada día, a los que les ofrecemos únicamente energía verde.

Toda la energía que vendemos es electricidad de origen renovable y certificada. Además, garantizamos un gran ahorro que conseguimos a través de la tecnología, a través de conocer muy bien cuál es la necesidad de utilización de energía por parte de nuestros clientes y adaptarnos a esta necesidad.

 

¿Cómo conseguís esta energía verde? ¿De dónde procede? Para alguien que nunca haya oído hablar de la energía verde, ¿cómo se la definiríais?

La energía verde, o energía de origen renovable, es aquella que se ha producido a partir de una fuente de energía primaria que es un recurso inagotable, como puede ser la energía solar, la energía eólica, la energía hidráulica, la biomasa o el biogás.

En Holaluz lo primero que hacemos es comprar esta electricidad a más de 400 productores, todos ellos con certificado de garantía de origen conforme es 100% renovable. Esa electricidad es la que vendemos a nuestros clientes. A nivel de tecnologías las tenemos todas, exceptuando la eólica porque todavía no tenemos ningún proveedor que sea capaz de producir electricidad a través de la energía eólica. Pero es un objetivo que tenemos para el 2017, conseguir también alguna planta de producción eólica.

 

Uno de vuestros claims es “La energía verde no es una opción, es la solución”. ¿Nos lo puedes explicar un poco más?

Esto está muy en línea con lo que acabo de explicar de este escenario de autoproducción y almacenaje. Por ejemplo, en un país como el nuestro dónde el recurso de la energía solar es tan potente, la tecnología nos permite aprovechar este recurso. Seguir anclados a un sistema de producción de electricidad del pasado no tiene más sentido, es como si ahora todo el mundo siguiera yendo con caballos para transportar.

Que nosotros vayamos creciendo a un ritmo importante, y queremos conseguir 450.000 clientes en 2019, es muy importante para poder incorporar más energía renovable en el sistema hasta que podamos alcanzar en España un escenario de 100% renovable. Esto además es como una especie de back to basics, hace cincuenta años nadie tenía secadora, todo el mundo tendía la ropa al sol, pues es la misma cosa, lo que pasa es que ahora la secadora va a funcionar con energía solar que producimos a través de unas placas para poder secar la ropa por la noche o sin preocuparnos de si lloverá.

 

¿Vuestras oficinas también funcionan con energías renovables?

Todavía no pero tenemos un proyecto para 2017 ligado a esto. Este año, aparte de seguir creciendo en número de clientes para poder tener más potencia desde el punto de vista de voz, queremos  poner un número significativo de instalaciones repartidas por toda España como pruebas piloto y una será en nuestras oficinas de Holaluz en Barcelona.

 

¿Cómo funciona el sector energético aquí en España y qué cuota de la demanda energética tienen las renovables actualmente?

En España solo el 20% de la producción se realiza a través de fuentes energías renovables. Tenemos un 80% de campo para la mejora. Por ello, hay que hacer un esfuerzo de transformación si queremos caminar hacia la sostenibilidad en este ámbito.

La ventaja que tenemos aquí y ahora es el poder es de la gente. Son los consumidores quienes deciden qué visión del mundo apoya n porque, al final, todo el mundo tiene luz y es cuestión de apostar por una visión del pasado, de la tecnología fósil y poco respetuosa con el medio ambiente,  o si quieres apostar por un mundo nuevo como son las renovables. Y ahí tenemos una gran esperanza aunque, obviamente, estamos hablando de un cambio de paradigma estructural.

 

¿Cuáles son los valores corporativos de Holaluz?

El trabajo en equipo es uno de nuestros primeros valores. Siempre ponemos a las personas por delante de todo. Por eso, nunca hablamos de clientes ni de mercado ni de trabajadores, sino de personas. Esto para nosotros es muy importante. Si queremos conseguir trasladar a nuestros clientes una visión del mundo centrada en el ser humano, tiene que ser verdad que actúas así de puertas adentro, que tienes una visión y una ejecución de la compañía centrada en el ser humano. Por eso, el equipo para nosotros es lo primero.

Esta visión también afecta a nuestro compromiso con los clientes porque establecemos una relación con el cliente basada en la confianza, la transparencia y la escucha. Por ejemplo, si hoy puedo publicar en la web un precio más barato de electricidad que el que tenía ayer, a todos los clientes que están pagando un precio más caro le bajamos el precio inmediatamente, sin que nos lo pida. Puede que estemos erosionando el margen de hoy pero también estamos construyendo una relación de futuro con el cliente y para esto también hay que ser valiente. Por eso la valentía también es otro de nuestros valores.

Otro pilar en Holaluz es la ilusión por cambiar el mundo y crear valor. En este sentido, todo lo que hacemos está 100% alineado con nuestros valores. Por ejemplo, en nuestras oficinas tenemos una nursery para que nuestros empleados puedan traerse a sus hijos hasta que vayan a la guardería con dos años. 2016 ha sido el primer que hemos cerrado con beneficios, sin embargo, la nursery la pusimos en 2014 porque somos una compañía del Nuevo Mundo donde la gente se puede desarrollar íntegramente como ser humano, una visión que implica ser flexibles y fomentar la conciliación.

 

¿Con qué otras políticas de conciliación y flexibilidad contáis?

Nosotros no tenemos horarios sino unos objetivos que fijamos conjuntamente toda la compañía. Primero marcamos unos objetivos anuales que los estructuramos en objetivos trimestrales. A continuación se enmarcan estos objetivos en proyectos semanales. De esta manera, cada miembro del equipo sabe qué hacer y organiza su jornada laboral en función de los objetivos marcados para esa semana. 

 

Pero imagino que tendréis establecido un horario de entrada y de salida más o menos…

No tenemos absolutamente ninguno, solamente tenemos un horario concreto en el departamento de Atención al Cliente porque los teléfonos están abiertos de nueve de la mañana a ocho de la tarde. En este caso, la única regla que existe es que mientras está abierto el servicio de Atención al Cliente, haya en todos los departamentos una persona por si surge algún problema, se pueda solucionar al instante. 

 

Has comentado que los objetivos los marcáis en el equipo y no vienen impuestos desde la Dirección…

Así es. En este sentido, otra cosa que hacemos en equipo es realizar un seguimiento diario de los proyectos. Cada día celebramos el Daily Meeting, se trata de una reunión de unos diez minutos para compartir con el resto de las personas que participan en ese proyecto en qué está trabajando cada uno. Y nos funciona muy bien porque te da una visión muy buena de hacia dónde está remando todo el mundo.

Cada día también mandamos un email a toda la compañía con la evolución, con lo que ha pasado ese día, con los indicadores que hayamos decidido para este trimestre. Y también tenemos una campaña en la oficina para, de alguna manera, se compartan los logros. Por ejemplo, consigues un nuevo contrato o un nuevo proveedor, y entonces tocas la campana y lo comunicas al resto del equipo. Es una manera muy positiva de reforzar uno de nuestros valores: el trabajo en equipo, y al mismo tiempo, que los empleados sientan que están alineados al 100% con los valores de la compañía.

Los miércoles por la tarde también es el momento Beers. Se trata de un espacio abierto de preguntas y respuestas. Y trimestralmente hacemos una sesión de equipo durante toda una tarde para compartir los resultados financieros con toda la compañía, explicar los planes para el próximo trimestre, los objetivos, etc. Al finalizar la reunión, hacemos alguna actividad de construcción de equipo y luego organizamos una cena todos juntos.

 

Con todo lo que me comentas, está claro que la comunicación interna está muy consolidada. Pero, ¿cómo comunicáis vuestra RSC a nivel externo y al resto de grupos de interés?

Una vez leí una frase de Steve Jobs que me gustó muchísimo. Decía que la estrategia de una compañía no está escrita en un papel, la estrategia va sobre los siguientes quince minutos, sobre la siguiente llamada que vas a hacer, el siguiente email que vas a escribir o la próxima reunión que vas a liderar, es exactamente esto.

Para nosotros, la RSC no es algo que está escrito en un papel o en actividades que luego contamos a la prensa. La RSC es nuestra forma de ser a nivel interno y externo, por eso no necesitamos compartir estas acciones porque ya somos responsables en el día a día.