“Design For Change nace para que los niños puedan cambiar el mundo desde la educación” | Corresponsables.com España

“Design For Change nace para que los niños puedan cambiar el mundo desde la educación”

27-07-2017
Kiran bir Sethi, fundadora de Design For Change

¿Cómo explicaría qué es Design For Change?

Design For Change (DFC) tiene una única creencia y es que los niños pueden cambiar el mundo. En educación se habla de que algún día los niños harán grandes cosas al hacerse adultos, pero nosotros creemos que eso tiene que ser hoy, no esperar a mañana. Hoy mismo los niños tienen todos los ingredientes para hacer el mundo mejor.

Siente, imagina, actúa, y comparte son las fases de Design for Change, un método de resolución de retos profundamente humano cuyos pilares fundamentales son la creatividad, el pensamiento lógico, la colaboración, la empatía y el aprendizaje del error. Los adultos facilitan el proceso, los niños lo protagonizan y lo lideran.

DFC es el mayor movimiento mundial de niños impulsando cambios en sus propias comunidades, a través de su súperpoder ‘Yo puedo’ (que llamamos la fórmula superhéroe). Nosotros empezamos a trabajar en India en 2009, en 30.000 escuelas, donde nos dimos cuenta de la magia que se estaba creando. Ahora estamos en unos 50 países, donde utilizamos esa misma fórmula superhéroe con el lema ‘yo puedo’.

¿Por qué decidió lanzar este proyecto?

Empecé a trabajar en un colegio en el 2001 y yo utilizaba este mismo design process que empleamos. Me di cuenta de que era maravillosa la idea de que cualquier niño en cualquier parte del mundo es capaz de ser un creador de cambios.

En 2009, tras abrir un colegio en Ahmedabad  (India) y poner en práctica la idea de que el niño está en el centro del aprendizaje, así como que éste tiene que ser el cambio que quiere ver en el mundo, quisimos extender  ese espíritu al resto de niños del mundo. Es una responsabilidad que considero que debemos tener con la educación.

¿Cómo se desarrolla este proyecto?

Se trata de un proyecto común, pero lo bonito es que no es en todas partes igual. Cada país utiliza su propio contexto. ‘Design For Change’ no te dice qué es lo que hay que cambiar, primero vamos a escuchar a los niños. La contribución a la educación es ‘escucha a este niño’, él va a ser quien te diga cuál es el problema, las ideas que tienen, y ellos lo harán. Luego se compartirá todo eso, pero la clave primero es escuchar. 

La figura de Gandhi está en la filosofía DFC, ¿a qué se debe?

Gandhi es una gran fuente de inspiración. Fue él quien dijo “sé el cambio que quieres ver” y considero que lo que quería enseñarnos es que dejásemos de quejarnos y empezásemos a actuar. Si tú realmente quieres cambiar algo, puedes hacerlo. En India decimos que Gandhi no está muerto, él está en cada niño que dice ‘Yo puedo’ y esa inspiración es la que hace las historias posibles.

¿Cómo está implantado DFC en España?

En España comenzamos a trabajar en 2011, si bien nos constituimos como asociación en 2013. Desde entonces nuestra metodología ha ido tomando cada vez más protagonismo hasta el punto de ser considerada como una de las innovadoras y referentes en el emprendimiento social. La acción de la asociación se concentra en dotar a los educadores de las herramientas necesarias para convertirse en facilitadores y en dar visibilidad de los proyectos que se están realizando con la metodología.

Como DFC es un proyecto mundial, nos gusta hacer encuentros. ‘Be the Change Celebration’ es la reunión anual internacional donde se dan cita representantes (alumnos, profesores y partners) de los países que forman parte del movimiento. Son dos días en los que los protagonistas exponen sus proyectos y, además, hay charlas inspiradoras, talleres enriquecedores y actuaciones.  

Las tres primeras ediciones se han celebrado en India (de 2012 a 2014), después en México (2015), y China en 2016. Este año será en Madrid, los días 11 y 12 de noviembre con el lema Better Together. Hasta ahora el máximo número de delegaciones que han participado han sido 19 esperamos que este año nos acompañen más de 30. Esperamos que nos puedan acompañar más de 200 personas provenientes del extranjero como exponentes del lema "los niños solo necesitan una oportunidad para cambiar el mundo", que es la premisa de DFC.

¿Qué opina sobre la educación global?, ¿qué debería cambiar?

Creo que no se está fomentando el buen desarrollo de los niños, el creer en los niños. Y mantengo que el problema en la educación mundial está en este atraso.

Nosotros seguimos pensando que cuando tengan 15, 16, 17 años, ellos sabrán en qué creer o qué hacer pero para entonces es demasiado tarde. Cuando tienen esas edades nosotros les decimos que son muy pequeños, que se estén quietos, que nos escuchen...,  pero ellos ya quieren hacer cambios.

El problema mundial está en que la edad no tiene nada que ver con las competencias. Un niño de dos ya años te está diciendo mírame, yo puedo hablar, puedo andar, puedo reír… y después le mandas al colegio y le dices que se quede callado. Eso tiene que cambiar si queremos hacer del mundo un lugar mejor. Hay que hacerles creer que ellos pueden conseguirlo empezando por hoy. Además, los proyectos que se hagan en los colegios y sus resultados hay que compartirlos, porque así otros niños de cualquier otro país creerán en el ‘Yo puedo’ y empezarán a hacer cambios en el mundo.