El emprendimiento, una herramienta de futuro | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad

El emprendimiento, una herramienta de futuro

19-12-2017

El desempleo se ha convertido en uno de los grandes retos de nuestro siglo, más aún cuando vemos cómo la automatización y la inteligencia artificial están provocando que muchos de los empleos creados por pequeñas y medianas empresas (PYMES), las grandes creadoras del empleo en países desarrollados, se vayan a destruir. También es cierto que se crearán nuevos empleos, pero... pero la pregunta es: ¿quién va a crear estos empleos del futuro?

Sin ninguna duda creo que el emprendimiento es el instrumento más efectivo para resolver los grandes problemas de este siglo. Porque debemos ser conscientes de que la falta de empleo implica que no se genera crecimiento económico con el consiguiente, aumento de la pobreza, falta de inclusión, ¡desigualdad, ¡aparición de extremismos, etc y es precisamente a través del empleo como podremos evitar muchos de los males actuales.

El mundo hoy más que nunca necesita PYMES que estén a la vanguardia, pequeñas y medianas empresas que innoven en sus procesos, productos y servicios, que les permita además generar nuevos empleos de cara al futuro. Sin embargo, es habitual ver cómo los emprendedores crean productos y servicios para gente parecida a ellos, ya que, para identificar una solución, es preciso entender muy bien el problema desde cerca… Pero ¿qué pasará si sólo unos pocos privilegiados tienen acceso al apoyo necesario para estar a la cabeza en innovación, si solo apoyamos al 1% de los emprendedores? Lo más probable es que logremos que únicamente se desarrollen productos y servicios que resuelven sus problemas cercanos y el de sus más allegados, obviando así las necesidades de los miles de millones (“billions”) de personas en el mundo.

En 2013 cuando estudiaba en EEUU gracias a la beca de la Fundación Rafael del Pino, percibía el problema claramente: los ecosistemas de emprendimiento de hoy no son eficientes, meritocráticos e inclusivos. La mayoría de emprendedores no tiene acceso al conglomerado de recursos: mentores, formación, financiación, contactos con inversores, que yo veía en universidades como MIT, Stanford donde cada año “se fabrican” cientos de “start-ups”. Yo he tenido la gran suerte de a través de becas estudiar desde los 16 años en Colegios del Mundo Unido, Brown University y Carnegie Mellon University, y mi meta personal es poder utilizar la tecnología para fomentar el crecimiento económico y democratizar así el acceso a recursos básicos para aquellos que más los necesitan. Por eso, siendo muy consciente del valor de la educación que he recibido y habiéndome formado en metodologías de emprendimiento e innovación decidí que las debía compartir con otros emprendedores; emprendedores que en su gran mayoría entienden muy bien los problemas locales y tienen soluciones de negocio para ellos, aunque aun así necesitan un empujón para ponerlas en marcha. Con este planteamiento, a los 24 años empecé Bridge for Billions, una incubadora digital para ayudar a emprendedores a lanzar sus empresas.

Bridge for Billions ofrece un programa de incubación de 3 meses personalizado y con mentores expertos en el campo de actuación del emprendedor. Asimismo, ofrecemos nuestro software a otros programas de apoyo, a universidades y a grandes empresas incluso con marca blanca para sus programas de intraemprendimiento e innovación abierta. Por último, también ofrecemos a empresas la oportunidad de hacer voluntariado corporativo online y así poder conectar a sus empleados con emprendedores de todo el mundo.

Después de dos años de desarrollo en marzo del 2016 abrimos Bridge for Billions al público y en menos de 2 años ya hemos dado apoyo a 300 empresas de 40 países. También contamos con clientes como CocaCola, MIT, Brown University, Ashoka, Impact Hub, Accenture, Cruzcampo y BBVA entre otros.Sin embargo, sería injusto no reconocer todos los apoyos que durante esta andadura hemos recibido como empresa social en España. Primero fue Impact Hub Madrid que nos brindó formación, mentores, un espacio y una comunidad que hoy es nuestra casa. Después, recibimos el premio de Jóvenes Emprendedores Sociales de la Universidad Europea, donde además de recibir formación de alto nivel, hemos accedido a una red excelente de jóvenes emprendedores sociales de todo el mundo. Una red con emprendedores que como yo no están dispuestos a dejar pasar un problema social hasta haberlo resuelto.

Este año nos ha conocido también el mundo, ya que salimos en la lista de Forbes 30 Under 30 Emprendedores sociales y además nos han nombrado Ashoka Fellows 2017. Todos esto es un gran honor y definitivamente no estaríamos aquí sin todos estos apoyos, pero como siempre decimos en Bridge for Billions, nuestros grandes éxitos son los éxitos de nuestros emprendedores.

Comentarios