Las personas con discapacidad piden a 2018 “dejar de ser un beneficio fiscal para ser valorados como profesionales” | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Prácticas Laborales
Grupos de interés:
 Grandes empresas

Las personas con discapacidad piden a 2018 “dejar de ser un beneficio fiscal para ser valorados como profesionales”

El 80% considera que no se les contrata por su talento, sino por cumplir con las cuotas que marca la legislación o reducir las cargas fiscales

27-12-2017
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker



Coincidiendo con el final de año 2017, la Fundación Adecco presenta los resultados del informe ¿Qué 3 deseos le pides al nuevo año?, basados en una encuesta a 800 personas con discapacidad.

Preguntados por sus deseo para el próximo 2018, el 92% de los encuestados ha mencionado la salud; seguidos de un 85% que pide un empleo adecuado a sus necesidades y un 76% que reivindica normalización, igualdad de oportunidades y justica social.

En cuarto lugar, los encuestados han mencionado deseos relacionados con el bienestar de su familia (44%), mientras que un 41% ha hecho referencia a la Accesibilidad, no sólo arquitectónica, sino cognitiva, tecnológica, web, etc. Es decir: accesibilidad universal. Por último, un 38% pide por el mundo: fin de guerras, erradicación del terrorismo, etc.

Empleo y normalización para 2018

El segundo deseo más repetido vuelve a ser el empleo. Sin embargo, no pocas respuestas han añadido a este activo adjetivos como “adecuado”, “justo” o “equitativo”. En otras palabras: las personas con discapacidad quieren trabajar y hacerlo en igualdad de condiciones.

Que uno de los deseos para 2018 de las personas con discapacidad sea el empleo y la normalización evidencia la importancia para ellos de que la sociedad y las empresas reconozcan su potencial, a través de una visión renovada de la discapacidad. Entre las respuestas, destacan los comentarios que piden disolver la asociación entre discapacidad y conceptos negativos como “menor productividad” o “absentismo”; pero también con otros insidiosos términos como “beneficios fiscales”, “RSC” o “filantropía empresarial”.

Otras de las respuestas destacadas han sido: “que las empresas nos miren con respeto, no con interés” o “que podamos aspirar a puestos de responsabilidad sin que la discapacidad sea un impedimento”.

Traducido a cifras, los datos de Fundación Adecco revelan que un 80% de las personas con discapacidad opinan que no se les contrata por su talento, sino por cumplir con las cuotas que marca la legislación o reducir las cargas fiscales. En este sentido, Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, comenta que “contratar a una persona con discapacidad por cubrir el expediente opor lasexenciones fiscales no es sostenible en el tiempo, pues son estímulos muy cortoplacistas. Lo que verdaderamente perdura es el convencimiento de que cuentan con las mismas capacidades y competencias que cualquier otro profesional, siendo la discapacidad una circunstancia y no un estigma”.

Las personas con discapacidad esperan un avance en la normalización y la inclusión en 2018. Respecto a 2017, la buena noticia es que el empleo de este colectivo vuelve a cerrar el año con un nuevo récord. Y es que entre enero y noviembre las personas con discapacidad ya han firmado 102.398 contratos, cifra que supera la total de 2016, cuando se contabilizaron 98.802 contratos.

 

Comentarios