Cataluña prevé una reducción anual de CO2 del 4,1% hasta 2030 | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas

Cataluña prevé una reducción anual de CO2 del 4,1% hasta 2030

08-11-2017
desayuno pwc sobre cambio climático
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

La ciudad alemana de Bonn acoge estos días la COP23, un encuentro con coincide con la publicación de datos alarmantes sobre el cambio climático. Recientemente hemos sabido que la concentración de CO2 en la atmósfera ha vuelto a superar retos históricos, que 2017 probablemente será uno de los tres años más cálidos registrados y que los objetivos de los países para cumplir con el Acuerdo de París son insuficientes.

Con este pésimo escenario de fondo, desayunos como el de PwC para conocer la Ley Catalana de Cambio Climático son una oleada de aire fresco que hacen patente el esfuerzo, también desde la administración pública para hacer frente a uno de los grandes retos que afronta la humanidad.

Aunque el cambio climático se ha consolidado como una de las prioridades de la agenda internacional de la sostenibilidad, los expertos coinciden en que se necesitan acuerdos y medidas más ambiciosas para frenar el aumento de la temperatura del planeta y combatir los efectos del calentamiento global. Para ello, es imprescindible contar con un papel activo de sector privado pero también de los gobiernos.

En este sentido, Cataluña ha mostrado su compromiso para contribuir en el alcance de los objetivos climáticos y de reducción de emisiones aprobando la Ley Catalana de Cambio Climático 16/2017 de 1 de agosto. Esta legislación pretende, entre otras cosas, “adaptar los sectores productivos, reducir su vulnerabilidad climática y definir objetivos de reducción de emisiones a nivel sectorial”, según explicaba Salvador Samitier, Responsable de la Oficina Catalana del Cambio Climático de la Generalitat de Catalunya, en el marco del desayuno de trabajo organizado por PwC en Barcelona.

Claves de la Ley Catalana de Cambio Climático

La Ley Catalana de Cambio Climático está conformada por cinco bloques. El primero, en referencia a mitigación del cambio climático, versa sobre transporte, emisiones, energía y fracking y “prevé objetivos de reducción de CO2 del 4,1% anual hasta 2030 y prohíbe el fracking, llegando en 2050 al 100% de la neutralidad carbono”, según indicó Samitier.

El segundo bloque se enfoca en la adaptación al cambio climático, estableciendo objetivos para que Cataluña sea menos vulnerable a los impactos del cambio climático. El tercer pilar de la Ley recoge las “Políticas Sectoriales” y el cuarto está enfocado en el sector público y la administración, definiendo unas medidas de auto exigencia con 2020 como plazo máximo de cumplimiento.

Por último, el quinto bloque hace referencia a la “Fiscalidad”. En este sentido, según Samitier “las administraciones públicas de Cataluña deben incentivar todas aquellas actuaciones que favorezcan la adaptación al cambio climático o la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero -cuando sea posible técnica y económicamente-, y controlar aquellas que hacen aumentar su vulnerabilidad o incrementan las emisiones”.

La Ley Catalana de Cambio Climático también contempla la creación de un fondo climático de carácter público y sin personalidad jurídica.

Task Force PwC (TCFD)

Siendo el sector privado un agente imprescindible en la lucha contra el cambio climático y para el cumplimiento de los objetivos establecidos en el Acuerdo de París, la gestión climática está adquiriendo cada vez más importancia como elemento de crecimiento estratégico.

En este contexto, PwC ha presentado el Task Force (TCFD), una herramienta que proporciona recomendaciones sobre el impacto del Cambio Climático en las cuentas financieras de las empresas. “Para obtener cambios exponenciales se necesitan respuestas exponenciales”, afirma Mª Luz Castilla, Socia responsable del Departamento de Sostenibilidad y Cambio Climático en PwC España. Y para ello, es necesario evaluar los riesgos físicos y transitorios mediante la utilización de diferentes escenarios o aprovechar la tecnología –como el Big Data, los vehículos eléctricos o la robótica-  para adaptarnos al CC, son algunas de ellas.

Empresas que se adaptan al cambio climático

El desayuno de PwC en Barcelona contó con un panel donde varias empresas explicaron su experiencia, contribución y actuaciones respecto a la Ley Catalana del Cambio Climático. Así, María Teresa Sanfeliu, Internal Quality, H&S and Innovation VP de Applus+ destacó que uno de los recursos más eficientes es anticiparse “analizando los riesgos y buscando oportunidades para desarrollar nuevos negocios que ayuden en el proceso de adaptación”. En este sentido, han definido planes de movilidad para sus empleados, han instaurado el sistema de huella de carbono y algunas mejoras de eficiencia energética en sus procesos.

En Gas Natural, Amado Gil, Jefe de la unidad de cambio climático, explica que lo primero que se plantearon es un análisis de situación, “empezamos por hacer un inventario robusto de nuestras emisiones”. Tras desarrollar un modelo “Monte Carlo” para encontrar un coste de abatimiento basado en proyecciones, pudieron determinar los riesgos y las oportunidades, y definir una estrategia alineada con la estrategia de empresa y la estrategia climática.

En Coca Cola tienen definido un como RSC un reto ambiental desde 2016 a 2020 a nivel europeo y español que “está basado en 4 pilares: agua, clima, energía y agricultura sostenible”, explicó Marta Font, Gerente de Medio Ambient. Por último, Endesa apuesta por la transparencia. Han definido unos objetivos en materia de emisiones alineados al Acuerdo de París. Apuestan también por el aumento de posición con renovables, la utilización de escenarios climáticos y la reforestación de zonas deforestadas.

Noticias relacionadas

NO HAY DATOS

Comentarios