"El slow fashion es una filosofía de vida que ojalá venga para quedarse" | Corresponsables.com España

"El slow fashion es una filosofía de vida que ojalá venga para quedarse"

19-05-2017

Esta es la sexta edición de la Jornada de Moda Sostenible. ¿Cómo ha evolucionado este encuentro desde su primera edición?

La evolución de este evento desde su creación ha sido que cada vez se profesionaliza más. Dado que ya empieza a haber otros eventos más divulgativos hacia el consumidor, no como cuando empezamos que éramos los únicos sobre los impactos del sistema de producción y consumo actual de moda.

Nosotros nos vamos centrando cada vez más en profesionalizar el sector, esto nos da la oportunidad de elevar progresivamente el nivel del conocimiento dentro de la industria textil concretamente. De ayudar a generar un mayor conocimiento, así como sinergias, dentro de este sector.

 

¿Qué podemos esperar de esta jornada? ¿Qué novedades aporta?

Esta jornada no es un evento más, es una experiencia. Aparte del elevado nivel de los ponentes que vienen, así como del programa en el que hablaremos entre otros temas, de reciclaje mecánico, reciclaje químico, cadena de suministro textil sostenible, consumo responsable, economía colaborativa, transparencia de las grandes cadenas, éxito empresarial en moda sostenible e innovación; aparte de todo esto, tendremos una exposición de prendas de lo más innovadoras en todos los sentidos y diferentes actividades que promueven la interacción entre los asistentes a la jornada.

Creemos mucho en el concepto de crear comunidad y este es nuestro gran momento anual para conseguirlo.

 

¿Cuál es la situación de la moda sostenible en España?

En este momento la moda sostenible en España es un movimiento emergente muy potente, existen centenas de iniciativas emprendedoras que si se las apoya convenientemente pueden dar un giro fascinante a este sector, creando algo mucho más innovador y creativo que este sobreconsumo actual, donde compramos prendas sin valor y que apenas usamos 6 veces de media cada una, que saturan nuestros armarios para ir vestidos todos igual, sin calidad y sin que esa ropa haya aportado valor real a lo largo de toda la cadena de producción. Muchas cosas pueden cambiar para bien en este sector.

 

¿Qué retos afronta la industria textil en materia de sostenibilidad?

El mayor reto de la industria textil en materia de sostenibilidad es el tema de la escala, sobre todo cuando hablamos de sistema de producción actual, es decir fast fashion. No podemos seguir diciendo que una gran cadena hace una colección de moda sostenible cuando conocemos información como el indice McKinsey, que nos explica los aumentos de emisiones de CO2 y consumo de agua, entre otros, cuando los mercados emergentes empiezan a consumir como nosotros lo hemos hecho.

A día de hoy se producen aproximadamente una media de 12 a 14 prendas por persona y año en el mundo. Sabiendo que el número de real de personas que consumimos es mínimo, tenemos que entender que este sistema es totalmente insostenible por la cantidad de recursos naturales que consume, siendo nuestro planeta limitado.

 

En una sociedad en la que triunfa la moda low cost, que muchas veces no está elaborada siguiendo criterios de sostenibilidad, trabajo digno, derechos humanos, etc. ¿Cómo concienciar a los consumidores de que apuesten por una moda sostenible?

Yo creo que la manera es hacer atractiva esta opción para los consumidores y lograrlo está implícito en los intangibles y en la comunicación. Hay que saber transmitir el valor de estas propuestas, tanto a nivel medioambiental como también a nivel personal y de diferenciación respecto a las cadenas de low cost, que al final no tienen calidad y no nos hacen sentir bien con nosotros mismos, ni siquiera a nivel de “belleza interna de la prenda”, debido a la explotación de recursos y personas, e incluso niños que hay detrás.

Tenemos que empezar a poner el valor en el producto y en lo que ese producto aporta de valor a toda la cadena textil, incluidos nosotros mismos como último eslabón, y dentro de esto está el concepto de calidad. Calidad para hacernos sentir que valemos la pena.

 

En tu opinión, ¿el slow fashion es una moda más o ha llegado para quedarse?

El slow fashion más que una tendencia o una moda es un estilo de vida, una filosofía mucho más cercana al ser humano. Es la representación de todos esos movimientos actuales que tienen que ver con la salud, bienestar, sentirse bien que existen hoy en día con conceptos como “mindfulnes”, “zumos detox”, etc pero llevados a la moda. Es una filosofía de vida que ojalá venga para quedarse porque seguro seremos todos mucho más felices.

Comentarios