La educación de las niñas y niños refugiados un compromiso de GSD | Corresponsables.com España

La educación de las niñas y niños refugiados un compromiso de GSD

20-06-2017
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

Y así es, desde que en el año 1951 se celebró la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, propiciada por la Asamblea General de Naciones Unidas, venimos, por desgracia, asistiendo a diversos conflictos bélicos que tienen como consecuencia que millones de personas se estén viendo forzadas a huir de sus casas y cruzar las fronteras de su país porque sus vidas corren riesgo. 

Los datos que aporta ACNUR son escalofriantes, actualmente hay 65,3 millones de personas refugiadas y desplazadas, la mayor crisis de refugiados desde la II Guerra Mundial. Cada minuto hay 24 personas que tienen que huir de sus casas. 

Gredos San Diego, GSD, es una cooperativa de trabajo asociado dedicada a la educación, cuya propiedad es de la mayoría de sus trabajadores, 1.015 trabajadores son socios, y debido a su apuesta por una gestión de empresa socialmente responsable viene, durante sus 32 años de existencia, realizando actuaciones solidarias con las personas más necesitadas. Con este sentido de compromiso solidario, GSD apoya desde hace 13 años la labor que realiza ACNUR con los refugiados, y en concreto el proyecto “Educa a un niña y niño refugiado”.

El apoyo de GSD a las distintas acciones sociales, y en particular a los refugiados, se realiza por parte de todos los miembros de la comunidad educativa, 15.000 alumnos y sus familias y 1.500 trabajadores.

El apoyo a los refugiados se concreta en dos tipos de actuación que están totalmente relacionadas. Una, la sensibilización de los miembros de la comunidad educativa, y muy en particular de los alumnos, con la problemática de los refugiados. La otra actuación, tiene que ver con recaudar recursos económicos que financien proyectos de mejora de la vida de los refugiados. 

La sensibilización se hace a lo largo del curso escolar en cada uno de nuestros ocho centros educativos, mediante charlas que imparten representantes de ACNUR a los alumnos de distintas epatas educativas, la celebración de un certamen anual de dibujo por cada etapa educativa en el que se refleja algún aspecto de vida de los refugiados, en el último certamen, abril de 2017, participaron 7.100 alumnos, la publicación de la agenda escolar en la que se recoge la vida de los refugiados y las medidas de apoyo y otro tipo de acciones.

En cuanto a la aportación económica, se realizan actividades por parte de las cooperativas escolares formadas por los alumnos, que producen bienes que son canjeados por aportaciones solidarias, también hay rifas, actuaciones musicales y otras acciones, y hay un día muy especial en el mes de mayo, en el que se celebra la fiesta de la primavera, a la que acude toda la comunidad educativa, y que, además de pasar un buen día de ocio, también sirve  para reafirmar nuestro compromiso solidario con diversas causas sociales, y muy especialmente con el apoyo a los refugiados. 

Sirva como dato que, en los 12 años anteriores hasta 2016, GSD ha aportado 362.000 euros a la labor de ACNUR con los refugiados, que ha permitido financiar muchas acciones de diverso carácter, como la construcción y rehabilitación de aulas escolares, formación y contratación de maestros, equipamiento y gestión de escuelas, uniformes escolares y apoyo a niños refugiados con discapacidad, dentro del proyecto “Educa a un niña y niño refugiado” de ACNUR. 

Estamos convencidos que la educación es un derecho que tienen las personas y que hay que ayudar a todos los niños y niñas para que puedan acceder a ella, estén donde estén y en las circunstancias que sean, por eso apoyamos a ACNUR en este proyecto educativo dirigido a los niñas y niños refugiados. También, estamos convencidos que nuestros alumnos deben tener una educación de calidad, y eso incluye con valores sociales y medioambientales, de tal forma que nuestro compromiso es educar a ciudadanos socialmente responsables, y en este objetivo nos sentimos plenamente apoyados y participes de los alumnos y sus familias, como así lo reflejan los datos de las últimas encuestas de satisfacción realizadas en el año 2016, cuando las familias valoran (de 0 a 10) con 8,45 puntos las acciones de solidaridad de GSD, y en particular las acciones de ayuda a los refugiados. 

 

Comentarios