Directiva de información no financiera: “Ser más y mejor empresa” | Corresponsables.com España

Directiva de información no financiera: “Ser más y mejor empresa”

12-05-2017
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

La Directiva 2014/95/UE, que está en vigor en España desde el 1 de enero de 2017, es uno de las tres pilares legales que la Estrategia Europa 2020 llama a cumplir a las grandes empresas de los países de la Unión Europea (alrededor de 6.000 compañías), con el fin de conseguir una sociedad más solidaria y cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que la ONU estipula para 2030. Siguiendo esa línea, estas compañías deberán publicar en 2018 informes que vayan más allá del aspecto económico y financiero, es decir, también deben elaborar información sobre los impactos ASG, que incluyen aspectos Ambientales, Sociales y de Buen Gobierno. En este contexto, el Club de Excelencia en Sostenibiliadad y CSR Europe han lanzado una guía para entender esta directiva y saber si deben cumplirla o no.

La trasposición de la Directiva 2014/95/UE de Información no financiera y diversidad de la Comisión Europea, que está a la espera de hacerse pública, establece la modificación del Código de Comercio, que quedaría redactado de la siguiente manera: “Las entidades consideradas de interés público, de conformidad con la legislación de auditoría de cuentas, que formulen cuentas consolidadas deberán incluir un estado de información no financiera consolidado en el informe de gestión consolidado cuando, el número medio de trabajadores empleados por las sociedades del grupo durante el ejercicio sea superior a 500 y además durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las circunstancias siguientes:

  • Que el total de las partidas del activo consolidado sea superior a 20.000.000 euros.
  • Que el importe neto de la cifra anual de negocios consolidada supere los 40.000.000 euros.
  • Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio sea superior a 250”.

En ese contexto, el vicepresidente de la Fundación AON y presidente de la Comisión de RSC de Multinacionales por Marca España, Pedro Tomey, ha querido destacar el papel que juega la asociación, representante de más de 40 empresas que traspasan las fronteras. La  labor social de la asociación es “poner en valor lo que las multinacionales que pertenecen al grupo aportan a la sociedad en España y, almismo tiempo, dar a conocer a las propias matrices y a las compañías internacionales el estado de nuestro país en materia económica y social”.

Oportunidad en lugar de requisito

Más allá de tener que cumplir con la legislación de la Directiva, se está produciendo un cambio voluntario hacia la Responsabilidad Social Corporativa. En palabras de José Luis Fernández, director de la Cátedra de Ética Económica y Empresarial de la Universidad Pontificia Comillas ICAI ICADE, “el modelo empresarial tradicional se ha caracterizado por la búsqueda de rentabilidad económica inmediata". Sin embargo, “la Sostenibilidad del proceso, la gobernabilidad de las empresas, los retos de la globalización y la experiencia de la crisis, empujan a repensar el sistema”.

Muchas empresas ya no buscan tan solo resultados a corto plazo, sino que se preocupan por encontrar resultados a medio y largo plazo, que además de producirles beneficios económicos contribuyan a construir una sociedad mejor. De ese modo, para el Fernández la Directiva 2014/95/UE se convierte en “una oportunidad para avanzar hacia una sociedad más justa, mediante una economía integradora, a través de una empresa sostenible y una gestión responsable”. Es una oportunidad para ser “más empresa y mejor empresa”, colaborando a “construir un mundo más habitable”. No obstante, para “construir una ciudad nueva” es imprescindible un buen plan de actuación, comunicación, y la colaboración de empresas, universidades, ONG y administraciones públicas.

Fernández ha insistido en que la Directiva no debe verse tan solo como un requisito a cumplir, asegurando además que “encaminados en una misma dirección es posible crear sinergias que sean beneficiosas para todos los grupos de la sociedad”.