Cómo favorecer un buen clima de trabajo y una mayor aportación de los trabajadores | Corresponsables.com España

Cómo favorecer un buen clima de trabajo y una mayor aportación de los trabajadores

30-04-2015

 

De todos los grupos de interés de la empresa, los propios trabajadores son el grupo más relevante pues ellos constituyen su esencia y la empresa conseguirá buenos resultados en base a la preparación, motivación y compromiso de sus trabajadores. Sólo si estos comparten la misión de la empresa y sus objetivos y se sienten a gusto trabajando, conseguirán resultados excelentes. Para ello es clave que la empresa los trate con respeto, incentivando su participación y creatividad y recompensando adecuadamente su esfuerzo. Esta recompensa se basa, en primer lugar, en una retribución justa a la labor desempeñada pero, por si sola, no es suficiente, necesita ir acompañada del reconocimiento a su contribución y a la potenciación de su desarrollo profesional y personal. 

 

Eso lo han comprendido ya muchas empresas y dedican grandes esfuerzos a mejorar el ambiente de trabajo, fomentar la participación y la iniciativa, también con involucración en causas sociales, a través del voluntariado corporativo, actividades que fomentan la integración y el espíritu de equipo. 

 

De todos modos, a nivel de pequeñas y medianas empresas, este beneficio no siempre se ve tan claro y, especialmente en tiempos de crisis, se tiende a primar la visión de corto plazo y se precarizan las condiciones de trabajo, desmotivando al personal y, en consecuencia, reduciendo su compromiso. Ello conlleva una reducción de eficiencia y un mayor riesgo de pérdida del mejor talento.  Esta situación requiere un cambio drástico de orientación ya que los trabajadores motivados y comprometidos son los que marcarán la diferencia y, además, los consumidores valoran a las empresas que tratan bien a sus trabajadores.

 

El trabajar esta RSE interna requiere empezar por los elementos básicos de la pirámide de necesidades: un lugar de trabajo seguro y saludable y una retribución justa, pero a partir de este punto de partida, el poder ofrecer respeto por las ideas y por la diversidad, promover la iniciativa sin castigar el error y una comunicación transparente bidireccional, fomentando la transmisión de información y también la escucha activa de las aportaciones de los trabajadores. Para promover esta escucha es necesario habilitar canales de comunicación adecuados al tipo y tamaño de la organización. Por último, es imprescindible mantener un nivel continuado de formación, manteniendo a los trabajadores al día en las tecnologías y habilidades necesarias en su puesto de trabajo y fomentar el trabajo en equipo para conseguir maximizar la contribución de todos.

 

Para conseguir estos avances es imprescindible trabajar la cultura de la empresa, definir claramente su Misión, Valores y Principios de actuación y conseguir que sean adoptados de forma real por todos los líderes de la organización. Sólo así se conseguirán avances tangibles  que impactarán en la eficiencia de la empresa y en el bienestar de sus trabajadores.

 

Comentarios