Las empresas españolas consideran que no sufrirán impactos significativos por el Real-Decreto Ley en materia de información no financiera y diversidad | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Gobernanza
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Comunicación y Marketing

Las empresas españolas consideran que no sufrirán impactos significativos por el Real-Decreto Ley en materia de información no financiera y diversidad















El 94% de las empresas analizas ya reportan información no financiera

11-01-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker







Deloitte ha publicado el Informe ¿Hacia dónde se dirige España en materia de información no financiera? Análisis de las implicaciones para las empresas españolas, en el que trata de ofrecer una visión global del impacto de estos nuevos requerimientos regulatorios.

En 2014 se aprobó la Directiva Europea relativa a la divulgación de información no financiera e información sobre diversidad, que establece la obligación de reportar información no financiera en el informe de gestión para grandes empresas de interés público. A esta Directiva le ha seguido la publicación de la Comisión Europea de unas directrices para presentar dicha información con el objetivo de orientar a las compañías en su divulgación de una manera coherente y útil. El 24 de noviembre de 2017 se ha aprobado el Real-Decreto Ley 18/2017 en materia de información no financiera y diversidad que transpone dicha directiva al ordenamiento jurídico español.

“La publicación de información social, laboral y ambiental es una práctica que comenzó a utilizarse al inicio de la década de los 90”, indica en el prólogo Helena Redondo, socio de Deloitte España, para quien “el espaldarazo final a este nuevo modelo de información ha sido, paradójicamente, la crisis financiera, al poner de manifiesto debilidades en el gobierno corporativo y en la calidad de la información publicada por las compañías. Esta crisis, no ha sido sólo una crisis financiera, sino que también ha sido una crisis de confianza que ha impulsado la demanda de los grupos de interés de información transparente sobre el comportamiento y los planes de futuro de las empresas”.

Redondo destaca que “la respuesta a dicha demanda también ha supuesto un mayor interés en aspectos ESG (Environmental, Social and Governance) por parte de analistas e inversores, así como en una mayor presión normativa y regulatoria. La Directiva de información no financiera e información sobre diversidad reconoce esta demanda y convierte en obligación lo que antes era voluntario”.

Situación actual del reporting

El informe detalla que el 94% de las empresas analizas ya reportan información no financiera y cerca de un 30% de las mismas ya lo hacen en su Informe de Gestión. El 100% de las mismas ya hacen este reporting bajo algún estándar, principalmente el de GRI. Un 43% optan por un modelo de comunicación de la información no financiera basado en un informe específico de RSC/Sostenibilidad, seguido de un 37% que reportan mediante un informe integrado.

Casi un 30% de estas empresas ya publican parte de esta información en su Informe de Gestión. Por otra parte, entre la información no financiera reportada, un 82% de las empresas incluyen información relativa a la diversidad del Consejo.

Además, se destaca que el 98% de las empresas consultadas consideran que no sufrirán un impacto significativo derivado de la aprobación de esta nueva regulación. Mientras que el 21% ha declarado que cambiará su modelo de comunicación para alinearlo con los requerimientos legales.

Impacto de la Directiva de Información no financiera

Deloitte ha contado con la opinión de DIRSE con el fin de aportar una segunda visión de las consecuencias o implicaciones que tendrá la Directiva de información no financiera en España. Las principales conclusiones son:

  • Las organizaciones empresariales tendrán que afrontar el gran reto de integrar la información no financiera en la gestión de todas las áreas de la compañía. La Directiva servirá para impulsar el conocimiento de la información no financiera en los Consejos de Administración.
  • El Estado de información no financiera está dirigido principalmente a los accionistas, lo que requerirá poner el foco en los aspectos relevantes para los inversores. La realización de estudios de materialidad será el mejor modo de identificar aquella información material para los inversores y los accionistas.
  • El Estado de Información No Financiera no tiene porqué ser un sustitutivo de los Informes de RSC. La información de RSC sigue siendo una de las vías principales de comunicación con los diferentes grupos de interés.
  • La aprobación de la nueva normativa es una oportunidad para avanzar hacia el Informe Integrado. No obstante, para la mayor parte de las compañías supondrá un gran esfuerzo en términos de calidad y disponibilidad de determinada información en los plazos de aprobación del Informe de Gestión.
  • La verificación externa del Estado de Información No Financiera es un elemento clave para asegurar su calidad y la confianza del Consejo de Administración y de los diferentes grupos de interés.

En el focus group participaron Francisco Hevia, presidente de DIRSE y director de Comunicación y RS de Calidad Pascual; Miwi Clavera, directora general de DIRSE; Inés García-Pintos, jefa de RSC e Innovación de CecaBank; Jaime Gregori, director de Captación de Fondos, Colaboración de Empresas y RS de Cruz Roja; Juan Ignacio de Guzmán, responsable corporativo de Relaciones Institucionales de Prosegur; Pablo Martín, director de Corresponsables España; Enrique Martín Cantero, subdirector y responsable de RR.II. y director general de la UAH cátedra RSC & Goverment Performance Group; Almudena Rodríguez, directora de RSC y Medio Ambiente de Accenture, y Beatriz Sánchez Guitián, Bussines Angel de Fondos Start DMC y Seed CDC.

Comentarios