Aigües de Barcelona revela su apuesta por la sostenibilidad y la economía circular | Corresponsables.com España

Aigües de Barcelona revela su apuesta por la sostenibilidad y la economía circular

En la presentación de su Informe de Desarrollo Sostenible de 2017

12-07-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker



Aigües de Barcelona ha presentado en el Reial Cercle Artístic de la Ciudad Condal su Informe de Desarrollo Sostenible 2017, un documento que recoge la apuesta de la compañía por la sostenibilidad y la economía circular tanto en el proceso de gestión del abastecimiento del agua como de su saneamiento.

Ramon Folch, miembro del consejo de administración y presidente de la Comisión de Sostenibilidad de Aigües de Barcelona, ha sido el encargado de detallar este compromiso e integración de la sostenibilidad en todos los ámbitos de la empresa. Así, entre los hitos alcanzados en 2017, ha destacado la creación de una Comisión de Sostenibilidad como órgano de gobierno; la consolidación de la estrategia 2020; y el incremento de mujeres que ocupan cargos directivos, que ya son más de un tercio.

También ha hecho énfasis en la inexistencia de la pobreza hídrica en el área de actuación de Aigües de Barcelona. “Durante 2017, hemos firmado 21 protocolos con ayuntamientos de los 23 municipios donde Aigües de Barcelona está presente, tenemos 39.128 familias beneficiarias de ayudas para pagar la factura (un 12% más respecto del 2016) y hemos destinado 2,7 millones de euros al Fondo de Solidaridad. No se ha cortado el agua ni una sola vez a nadie que no pudiera pagarla”, ha señalado.

Folch ha hecho hincapié en la importancia de la economía circular. En este sentido, ha explicado el proyecto de crear ecofactorías que trabajen para hacer posible la reutilización del agua residual para fines agrícolas, industriales e incluso domésticos. “Tenemos la capacidad técnica para hacerlo, solo necesitamos la autorización de las administraciones”, ha puntualizado. Este proceso de reutilización permitiría asimismo extraer componentes valiosos como el fósforo que actualmente se desechan en los fangos.

El experto ha alabado también la calidad del agua que suministra la compañía, así como sus condiciones organolépticas. “No somos conscientes del privilegio que supone que todos los barrios de Barcelona y su área metropolitana dispongan de agua de calidad todos los días a todas las horas a la misma presión”, ha sostenido. Finalmente, ha incidido en la necesidad de que la sostenibilidad esté presente en todas las instancias de la empresa: “Si la sostenibilidad no se relaciona con la gestión empresarial el mundo no abandonará nunca los esquemas productivos del XIX, donde sorprendentemente aún estamos”.

Un informe en línea con los máximos estándares internacionales

El Informe de Desarrollo Sostenible de 2017 ha sido elaborado siguiendo los estándares del Global Reporting Initiative (GRI) y ha sido examinado de forma independiente de acuerdo con la norma ISAE 3000 (International Standard Assurance Engagement). Asimismo, se ha revisado el seguimiento de los principios que constituyen la norma AA1000 Accountability Principles Standard (2008) para verificar que recoge todos los temas que los grupos de relación consideran relevantes.

Antoni Capella, director de EY en Barcelona y responsable de la auditoría del informe, ha explicado el proceso que se ha seguido para asegurar la calidad de los datos que se reportan. Capella ha abordado en su intervención la importancia de comunicar y de “hacer saber”, así como el creciente interés por parte de las compañías en reportar información no financiera como respuesta a los cambios legislativos pero también a la demanda de los grupos de relación. “La auditoría de los informes permite ganar credibilidad tanto externa como internamente y ayuda a minimizar el riesgo de ofrecer datos que no son veraces”, ha concluido.

La presentación ha culminado con una visita a la exposición The Zone of Hope, ubicada en el mismo Reial Cercle Artístic y que muestra, a través de una experiencia de realidad virtual extrema, las consecuencias que podría tener el cambio climático en unas décadas si no le ponemos freno.