El agua como recurso indispensable para la vida | Corresponsables.com España

El agua como recurso indispensable para la vida

22-03-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker



El agua corre a sus anchas por el 70% del planeta en todas sus formas, ya sea viajando por las nubes, estableciéndose en glaciares, corriendo por ríos o descansando en el mar. Este ciclo es de vital importancia para el correcto funcionamiento de la Tierra, pues de él dependen la totalidad de los seres vivos. De forma metafórica podría decirse que “el agua es la sangre de nuestro hogar”. No obstante, tan solo el 2 % es agua dulce.

De media, el ser humano necesita beber al día unos 2-3 litros de agua; es decir unos 8 vasos. A esto hay que sumarle el agua que se destina al ganado y a la agricultura; la cual representa más del 70% del consumo (FAO). Para dar respuesta a tal demanda se extraen actualmente unos 3.600 km3 de agua dulce para consumo humano, es decir, 1.600 litros/hab-día, de los cuales, aproximadamente la mitad no se consume (se evapora, infiltra al suelo o vuelve a algún cauce). De la otra mitad, se calcula que el 65% se destina a la agricultura, el 25% a la industria y, tan solo el 10% a consumo doméstico.

Estos datos reflejan que el agua es un elemento fundamental para la vida, el desarrollo sostenible, el desarrollo socioeconómico, la energía, la producción de alimentos, los ecosistemas saludables, y en última instancia, para la supervivencia misma de los seres humanos. Sin agua no hay futuro posible.

Efectos del cambio climático en el agua

El cambio climático está afectando a los ciclos del agua. Por mucha negación que exista al respecto el 90 % de los desastres naturales están relacionados con ella. Las temperaturas están aumentando, los glaciares se derriten, se acidifican los océanos, aumenta el nivel del mar, se inundan zonas con reservas de agua potable y los fenómenos extremos como las sequias o las aguas torrenciales se intensifican. Todo ello demuestra que el problema es una cuestión que debe afrontarse ahora y no mañana.

Según los últimos datos ofrecidos por la ONU y UNICEF  la escasez de agua afecta ya a cuatro de cada 10 personas, siendo 2,1 billones las que carecen de acceso a servicios de agua potable gestionados de manera segura y 4,5 billones las que carecen de servicios de saneamiento. Además, la OMS ha estimado que 340 000 niños menores de cinco años mueren cada año por enfermedades diarreicas.

Para recordar la gravedad del problema y buscar soluciones la Asamblea General de Naciones Unidas decidió en 1992 establecer el 22 de marzo como el Día Mundial del Agua, en coordinación con UN-Water. A partir de esta fecha han sido muchas las acciones que se han llevado a cabo al respecto. La más importante: considerar el agua y el saneamiento como un derecho innegable al ser humano en julio de 2010, dentro del marco establecido por el Decenio Internacional de Acción "Agua para la Vida" 2005-2015; el cual contribuyó a que alrededor de 1,3 billones de personas en los países en desarrollo obtuvieran acceso al agua potable. Y por otro lado, como iniciativa más reciente, designar el ODS 6 a esta materia en 2016.

Dia Mundial del Agua 2018: La respuesta está en la naturaleza

Debido a los claros efectos del cambio climático la celebración de este año se ha querido centrar en explorar cómo la naturaleza puede ayudarnos a superar los desafíos que plantea el agua en el siglo XXI. Por ello ha escogido como lema: Soluciones para el agua basadas en la naturaleza.

La intención de este eslogan es concienciar a los países miembros de la ONU a que se organicen, promuevan y lleven a cabo soluciones naturales, tecnológicas y circulares que puedan dar respuestas a los desafíos relacionados con la conservación y distribución de los recursos hídricos. Entre ellas destacan: implantar infraestructuras ecológicas y armonizarlas con las tradicionales allí donde sea posible, plantar bosques, reconectar los ríos con las llanuras aluviales y restaurar los humedales. Todo ello devolverá el equilibrio al ciclo del agua, además de mejorar la salud pública y los medios de vida.

Coincidiendo con esta fecha, se celebra también en Brasilia (Brasil) el 8 Foro Mundial del Agua, el cual reúne a delegaciones de cerca de 150 países y congrega durante cinco días a representantes de Gobiernos y de empresas. La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), Isabel García Tejerina, encabeza la delegación española.

Situación de los recursos hídricos a nivel mundial

Uno de los últimos informes presentados en este foro ha sido el Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarollo de los Recursos Hìdricos 2018, elaborado por la Unesco.

El documento afirma que la escasez de agua afectará a 5.000 millones de personas de aquí a 2050 a consecuencia del cambio climático, el aumento de la demanda de agua, y la contaminación del suministro. Además, en los últimos cien años el consumo de agua en el planeta se ha “multiplicado por seis” y crece a un ritmo del 1 % anual en función del aumento de la población, del desarrollo económico y los patrones de consumo; lo que agrava cada vez más el problema.

La escasez de agua disponible intensificará aún más la lucha por el agua entre los usuarios en áreas como la agricultura, el mantenimiento de los ecosistemas, los asentamientos humanos, la industria y la producción de energía. Esto afectará a las aguas regionales, a la energía y a la seguridad alimentaria, y potencialmente a la seguridad geopolítica, provocando migraciones a varias escalas. Los impactos potenciales en la actividad económica y el mercado del trabajo son reales y posiblemente graves. Muchas economías en desarrollo están ubicadas en lugares que sufren serios conflictos relacionados con el agua, en particular: en África, Asia, América Latina y Oriente Medio. En este sentido, la Unesco aboga por la adopción de Soluciones Basadas en la Naturaleza (SbN), un concepto que apunta a la promoción de “infraestructuras verdes”, en contraposición a la “infraestructuras grises” resultantes de la urbanización y el cemento. Según el informe, dichas técnicas permitan ahorrar entre un 25% y 50% de agua, entre un 80% y 90% de semillas, o aumentar la producción de arroz hasta un 50%, dependiendo de la región.

La gestión empresarial del agua

Llevar a cabo toda esta “revolución verde” no será posible sin el apoyo del sector empresarial, como ya informó el Banco Mundial en septiembre de 2017.
Teniendo en cuenta que la mitad de la mano de obra mundial está empleada en ocho sectores que dependen del agua y de los recursos naturales: agricultura, bosques, pesca, energía, producción con uso intensivo de recursos, reciclaje, construcción y transportes; la responsabilidad de la empresa en esta tarea es ineludible.

Por otro lado, las metas y la consecución del ODS 6: ‘Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos’ son fundamentales para que se avance en el progreso de otros ODS, principalmente en salud, educación, crecimiento económico y medio ambiente.

En este contexto, el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible ha presentado la Guía del Agua para CEOs, la cual propone un marco de siete pasos estratégicos para que los líderes empresariales los sigan y avancen hacia una administración responsable del agua.

¿Y España?

A pesar del buen mes de lluvias que ha dejado tras de sí marzo, no hay que olvidar que el año pasado España sufrió una de las peores sequias de su historia. Según la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología) los valores de precipitaciones fueron muy alarmantes en 2016-2017. Los niveles de lluvia del año hidrológico descendieron un 15 por ciento (de 648 milímetros de media a 551 milímetros). Si a esto le sumamos que agosto de 2017 ha sido el sexto más cálido de todo el siglo XXI, nuestro país corre el riesgo de quedarse seco en el futuro.

El comportamiento del Gobierno, las empresas y los ciudadanos españoles tampoco ayudan a mejorar el problema. La Agencia Europea del Medio Ambiente (AEM) ya advirtió en 2015 que en España se consume cada año un tercio del agua disponible, siendo la tasa más alta de toda Europa, sólo por detrás de Bélgica. Los motivos: grandes extensiones de cultivo de regadío, economía basada en el turismo, y una mala gestión y falta de concienciación; entre otros.

Aprovechando el Día Mundial del Agua SEO/BirdLife ha dado un toque de atención al Ejecutivo español para que aplique de una vez la normativa europea y se establezca una adecuada planificación y gestión de este recurso tan valioso. También abordaron el tema recientemente, la consultora PWC junto con Acciona a través del informe La gestión del agua en España.

*Consulta el resto de reportajes, buenas prácticas y artículos de opinión del Dosier Corresponsables del Día Mundial del Agua

Comentarios